Un trabajador de Louis Vuitton muestra el recientemente comprado

Un trabajador de Louis Vuitton muestra el recientemente comprado "diamante Sewelo" de 1.758 quilates y del tamaño de una pelota de tenis, durante una conferencia de prensa en París, Francia, el 21 de enero de 2020 (Reuters/ Benoit Tessier)

Louis Vuitton causó sensación al mostrar su última compra el martes: el segundo diamante en bruto más grande del mundo.

La marca propiedad de LVMH, que dijo la semana pasada que era el nuevo propietario del Sewelo de 1.758 quilates, exhibió la piedra reluciente y ennegrecida en su tienda de la Place Vendome en París. La compañía no reveló cuánto pagó por el diamante. Del tamaño de una pelota de tenis y cubierta de carbono, la piedra preciosa fue descubierta en Botsuana el año pasado, y será cortada en gemas.

La piedra, cuyo nombre Sewelo significa “hallazgo raro” en setsuana, se convertirá en una colección de joyería fina, según Lucara, una empresa minera de diamantes basada en Canadá que se está asociando a Vuitton y a un fabricante con base en Amberes para producir las gemas, que posee la mina donde fue encontrada.

Vuitton, más conocida por sus lujosas carteras, recién ingresó al mundo de la joyería fina en 2012, donde compite con Bulgari, también propiedad de LVMH, y Cartier, de Richemont.

Los principales joyeros exhiben sus piezas en París junto a la Semana de la Moda, una muestra de los mejores diseñadores. Las piezas de estas colecciones de joyas muchas veces cuestan decenas de miles de dólares.

La joyería se ha convertido en uno de los segmentos de más rápido crecimiento del mercado de los bienes de lujo de los últimos años, lo que llevó a la compra de la estadounidense Tiffany por 16.200 millones de dólares el año pasado.

La marca Gucci, de Kering también dijo el año pasado que se dedicaría a la joyería de alta gama.

Más de la Semana de la moda

Después de medio siglo marcando con una extravagante creatividad y un espíritu transgresor la marcha de la moda, el diseñador francés Jean Paul Gaultier celebrará este miércoles en París su último desfile de alta costura, sin retirarse del todo.

El otrora enfant terrible de la moda, de 67 años, así lo anunció por sorpresa el viernes, en un breve video enviado a la prensa. “Te voy a dar una primicia, será mi último desfile, tienes que venir, no te puedes perder esto”, afirma Gaultier supuestamente a un amigo al otro lado del teléfono, en la grabación.

Será una gran fiesta, con muchos de mis amigos y nos vamos a divertir mucho. Acabará muy tarde”, vaticina, con una actitud divertida.

El desfile, previsto a las 19H30 GMT en el teatro musical de Châtelet, tendrá lugar en el marco de la Semana de la Moda de la Alta Costura, un selecto club al que Gaultier pertenece desde 2001 junto a otras 15 firmas en el mundo, como Dior y Chanel.

Pero no será el final. Su firma, vendida al grupo español Puig en 2011, “continuará”, “con un nuevo proyecto” del que es el “instigador” y que será revelado “próximamente”, dijo.

(Con información de Reuters y AFP)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: