l ex presidente de Bolivia Evo Morales habla en una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina, el 27 de enero de 2020. (REUTERS)
l ex presidente de Bolivia Evo Morales habla en una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina, el 27 de enero de 2020. (REUTERS)

El expresidente, Evo Morales, confirmó que este domingo retornará a Argentina, luego de hacer un viaje por motivos médicos a Cuba. Además contó que este lunes tendrá una reunión con dirigentes departamentales y nacionales del MAS para la planificación de la campaña electoral de cara a los comicios del 3 de mayo.

“Quiero decirles que siento muy bien de salud, todavía sigo en Cuba pero hoy (domingo) es mi viaje de retorno hacia la República de Argentina y como teníamos previsto mañana todo el día estaremos en una reunión de planificación rumbo al 3 de mayo, confirmaron que vienen los nueve dirigentes departamentales, también los nacionales del Movimiento Al Socialismo y otros dirigentes”, dijo Evo Morales en una entrevista a la radio Kawsachun Coca del Trópico de Cochabamba.

El ex mandatario, además, confirmó con quiénes se reunirá: “Estará el compañero candidato a presidente Luis Arce Catacora y luego tiene una reunión con el presidente de Argentina Alberto Fernández, será una reunión importante entre un candidato y un presidente”, dijo.

En su mensaje, Morales dejó en claro que liderará la campaña: “El día de mañana desde las 8 estaremos reunidos para escuchar y que me escuchen, compartir experiencias de campaña y un tema importante que vamos a debatir es cómo trataremos el tema postelecciones del 3 de mayo, ¿cómo vamos a cuidar el voto del pueblo?, desde las mesas, circunscripciones, alguna propuesta hay que plantear, esperemos aprobarla y de esta manera estaremos preparados”.

El boliviano había viajado a Cuba el 10 de febrero pasado por razones de salud que no especificó. Allí, en el mismo hospital militar donde fueron atendidos los fallecidos Hugo Chávez y Fidel Castro, una instalación muy segura a prueba de curiosos, se ha tratado varias veces. En abril de 2017, por ejemplo, se sometió a una operación de la laringe en la isla, en la que se le extirpó un tumor benigno de la cuerda vocal izquierda.

Morales renunció a la presidencia boliviana el 10 de noviembre pasado tras un informe de la Organización de Estados Americanos que advirtió de graves irregularidades en los comicios presidenciales del 20 de octubre.

Morales primero huyó a su bastión Cochabamba, acompañado por el ex vicepresidente Álvaro García Linera, y luego partió a la Ciudad de México, adonde fue asilado por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. La salida de Morales, compleja en términos políticos y personales, fue coordinada con Alberto Fernández, que aún no había sucedido a Mauricio Macri.

Evo Morales y Alberto Fernández
Evo Morales y Alberto Fernández

El 11 de diciembre de 2019, un día después de su asunción presidencial, Fernández organizó otro vuelo desde la Ciudad de México a Buenos Aires y concedió el estatus de refugiado político a Morales, su ex vicepresidente y un puñado de ministros de su gabinete nacional. En la Argentina ya estaban refugiados los hijos del ex mandatario boliviano, en reserva y bajo estrictas condiciones de seguridad.

Desde Buenos Aires lideró las reuniones para definir la candidatura para las nuevas elecciones y nominó a su ex ministro de Economía como candidato. Muy activo, sus actividades y opiniones políticas hicieron que la presidenta interina Jeanine Áñez manifestara su descontento con el Gobierno de Fernández, que no la reconoce como autoridad legítima.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: