Cafayate es una buena opción para lo que buscan un brindis y un paisaje que enamore (Foto: Celine Frers)
Cafayate es una buena opción para lo que buscan un brindis y un paisaje que enamore (Foto: Celine Frers)

Siempre es una buena oportunidad para realizar una escapada. Con más opciones de conectividad, hay más formas de llegar lejos y más rápido, dando más tiempo al fin de semana para disfrutar. En tan solo dos horas de viaje se puede estar en Salta y en mucho menos, en un clásico como Mar del Plata. A continuación, varios itinerarios para un viaje de fin de semana o para aprovechar el feriado del 20 junio.

Cuatro días en Salta: un itinerario

Salta es conocida como "la linda": con su arquitectura y sus casonas de aires coloniales, nunca existió un nombre tan bien puesto. Para conocerla, hay varios tours que llevan por sus lugares más destacados. Otra opción es simplemente caminar por sus calles dejándose guiar por la belleza de esta ciudad que vibra a ritmo norteño.

Cachi es un Pueblo Auténtico de arquitectura colonial lleno de encanto (Foto: Celine Frers)
Cachi es un Pueblo Auténtico de arquitectura colonial lleno de encanto (Foto: Celine Frers)

En el centro de la acción, la plaza 9 de Julio es el lugar del que parte toda recorrida. Aquí y en los alrededores están los principales edificios históricos: la imponente Catedral -donde descansan los restos de Martín Miguel de Güemes-, la Iglesia de San Francisco, el Convento de San Bernardo y el Museo Histórico del Norte, todos con detalles arquitectónicos exquisitos. También es imprescindible probar las famosas empanadas salteñas y sumarse a sus peñas folclóricas con música en vivo.

Sobre la calle Balcarce, hay bares y cafecitos con mesas en la vereda para deleitarse tomando algo con la ciudad a la vista. Al atardecer: subir en teleférico al cerro San Bernardo, donde está la mejor panorámica de la capital y el horizonte se llena de luces. Para la noche: hay que sumarse a sus famosas peñas folclóricas con música en vivo, el lugar para que conocer de primera mano todos los platos típicos de la región. Sí o sí: probar sus aclamadas empanadas y llevarse un pedacito de Salta con cada bocado.

Para extender la estadía, una visita a Cachi y a Cafayate asegura el relax. Cachi es un Pueblo Auténtico de arquitectura colonial lleno de encanto, a tres horas de Salta. Es ideal quedarse dos días como mínimo. Caminando por sus calles, asoman las típicas casas de adobe y piedra, la plaza y la iglesia con techos en madera de cardón. De noche, sus farolas se encienden y sus calles adoquinadas brillan.

Bodegas exclusivas aparecen como casonas clásicas entre las montañas y al costado del camino (Foto: @retinaenfoco)
Bodegas exclusivas aparecen como casonas clásicas entre las montañas y al costado del camino (Foto: @retinaenfoco)

Por otra parte, Cafayate es una buena opción para lo que buscan un brindis y un paisaje que enamore. Allí se encuentra la ruta del vino más alta del mundo, donde las fincas están inmersas en la naturaleza y las condiciones del suelo y el clima dan origen a varietales exquisitos. Bodegas exclusivas aparecen como casonas clásicas entre las montañas y al costado del camino.

Muchas están en la ciudad o a pocos kilómetros del centro, sobre la mismísima Ruta 40, lo que permite hacer los recorridos a pie o en bicicleta. Para abrir la experiencia a los cinco sentidos, hay todo tipo de actividades. Desde probar el vino emblemático del lugar, el Torrontés de altura, hasta conocer todos los secretos de su elaboración.

Pero además hay propuestas exclusivas que van más allá, e incluyen alojamiento y una deliciosa gastronomía típica que acompaña pequeños momentos gourmet. Y después de un día intenso, un buen descanso en un spa. En algunos hoteles, incluso, hay algo muy especial: terapias con vinos locales.

Dos días en Mar del Plata

De una bodega a sus cervecerías, su gastronomía y hasta realizar una sesión de yoga en la playa. Todo sea por redescubrir "La Feliz", una de las ciudades más lindas de la costa argentina.

Mar del Plata es pionera en la práctica de surf y stand up paddle (Foto: @retinaenfoco)
Mar del Plata es pionera en la práctica de surf y stand up paddle (Foto: @retinaenfoco)

Para empezar la escapada se puede iniciar una caminata por sus anchas playas, para abrigarse después en un café con vista al mar. Siempre estarán los clásicos: visitar el puerto, el Museo de Arte Moderno y la variada agenda de espectáculos culturales.

De noche, estar cerca del agua también permite aprovechar muchos paradores gastronómicos donde darse un gusto con mariscos y pescados frescos o bien optar por las picadas y conocer el circuito cervecero. Además, para los que buscan hacer algo distinto Mar del Plata ofrece: cabalgatas, parapente, stand up paddle y meditación en la playa.

Mar del Plata ofrece: cabalgatas, parapente, stand up paddle y meditación en la playa (Foto: @retinaenfoco)
Mar del Plata ofrece: cabalgatas, parapente, stand up paddle y meditación en la playa (Foto: @retinaenfoco)

Los amantes del vino no pueden perderse la bodega Costa y Pampa, un nuevo descubrimiento vitivinícola, el único en la costa. Ubicada a 6 kilómetros del mar, en la zona de Chapadmalal, abrió sus puertas a los turistas en 2015 y viene creciendo en los últimos años, recibiendo cada vez más viajeros que se acercan a realizar distintas actividades: recorrido por sus instalaciones para conocer el proceso de elaboración de los vinos del Atlántico Sur, visitar viñedos y degustar sus exponentes.

En Rosario, en familia

Rosario es una propuesta ideal para una escapada, suficiente para cambiar de aire y aprovechar a conocer sus múltiples propuestas urbanas. Para empezar: pasear por la costanera y luego optar por un menú cerca de la costa y con vistas al Paraná. Como novedad, está el recientemente inaugurado Mercado de Frutos Culturales, que funciona viernes, sábados, domingos y feriados.

Los que vayan a Rosario este feriado del 20 de junio, ese mismo jueves serán los festejos centrales por el Día de la Bandera
Los que vayan a Rosario este feriado del 20 de junio, ese mismo jueves serán los festejos centrales por el Día de la Bandera

También, Rosario es una ciudad que tiene muchas propuestas divertidas para los más chicos. Un clásico es ir al Parque Independencia a pedalear en botes y bicicleta en su pequeño lago, o bien acercarse al Jardín de los Niños. Una experiencia muy lúdica y entretenida también es dar un paseo por la Isla de los Inventos.

Por su parte, el Acuario cuenta con un centro integral destinado a la investigación y conservación, y tiene enormes peceras que muestran la biodiversidad del delta del Paraná.

Además, para los que vayan este feriado del 20 de junio, ese mismo jueves serán los festejos centrales por el Día de la Bandera, con el acto oficial, artesanos y la tradicional competencia de asadores a la estaca.