Al 43% de la comunidad viajera argentina le gustaría animarse a más y probar otros tipos de cocina cuando viaja (Getty Images)
Al 43% de la comunidad viajera argentina le gustaría animarse a más y probar otros tipos de cocina cuando viaja (Getty Images)

Las experiencias gastronómicas dominan cada vez más las tendencias de viaje. Que los viajeros planeen sus próximas escapadas basándose en su apetito es moneda corriente. Ya sea un cacio e pepe en Roma o un sándwich po' boy en Nueva Orleans, explorar la cocina local siempre es un punto culminante del viaje. Por eso, los verdaderos amantes de la comida deberían tener listos sus pasaportes.

Si hay algo en lo que la mayoría de la gente concuerda cuando viaja es que la comida es un aspecto fundamental a la hora de elegir un destino. Según datos recopilados por el sitio de reservas de alojamiento Booking.com, de entre más de 50.000 viajeros de todo el mundo, casi la mitad (49%) de los argentinos elige destinos que tengan una excelente oferta gastronómica. Esta cifra acompaña la tendencia global, que es de 61%.

"A los viajeros les encanta conocer nuevas culturas, y la comida es una muy buena forma de hacerlo. Al probar las comidas típicas de cada lugar, uno puede relacionarse de una forma diferente con el destino que visita. Los aromas, sabores e incluso los diferentes ritos o formas de comer, son experiencias que nunca se olvidan", indicó en diálogo con Infobae Nicole Moscovich de Turismocity.

Cada vez más, los viajeros planean sus escapadas con sus estómagos en mente (Getty Images)
Cada vez más, los viajeros planean sus escapadas con sus estómagos en mente (Getty Images)

La tendencia "foodie" va más allá de probar nuevas opciones gastronómicas, sino que hoy juega un rol primordial para los viajeros a la hora de decidir dónde pasar sus próximas vacaciones. Lo cierto es que el 18% de los encuestados aseguró evitar destinos que no tienen una escena relevante en esta materia.

A su vez, los datos recopilados por la encuesta revelaron que el 34% de la comunidad viajera internacional planea hacer un viaje de este tipo en algún momento de 2018, y este porcentaje llega al 40% en la generación millennial.

Los expertos del sitio de reseñas de viaje TripAdvisor publicaron una lista de las mejores ciudades del mundo para los amantes de la comida. Como era de esperar, dos ciudades italianas se posicionaron en los primeros lugares de la lista, y Roma fue el codiciado destino número uno.

"Los viajeros están cada vez más interesados ​​en obtener información local sobre un destino, y los recorridos gastronómicos y las clases de cocina son una excelente forma de hacerlo", aseguró Laurel Greatrix, portavoz del sitio. "Volver a casa con una receta local o un nuevo restaurante favorito es el mejor recuerdo que uno puede traer a casa".

Determinadas utilizando las reseñas, las calificaciones y el volumen de reservas para las experiencias gastronómicas reservadas en el sitio, las principales ciudades gastronómicas seleccionadas van desde la ciudad italiana hasta Bangkok, la capital y la ciudad más poblada de Tailandia.

Las 10 mejores ciudades del mundo para gourmets

1. Roma, Italia

La gelateria Neve di Latte, en Roma, ofrece sabores delicados, genuinos y ligeros creados a través del uso de productos orgánicos. Desde avellanas, pistachos y cacahuetes hasta leche biodinámica de la Alta Baviera y frutas estrictamente de temporada (Getty Images)
La gelateria Neve di Latte, en Roma, ofrece sabores delicados, genuinos y ligeros creados a través del uso de productos orgánicos. Desde avellanas, pistachos y cacahuetes hasta leche biodinámica de la Alta Baviera y frutas estrictamente de temporada (Getty Images)

La amplia oferta gastronómica de la ciudad italiana la posiciona en el primer lugar del podio de los destinos para los amantes de la comida. A menudo, cuando se piensa en la comida italiana, la pizza con queso extra, cacio e pepe, y tal vez un gelato en forma de flor son algunas de las imágenes que se vienen sin escalas a la mente. Sin embargo, hay mucho más de la cucina italiana que vale la pena probar.

Una de las muchas razones por las que viajar a Italia es tan especial es quizás que las 20 regiones ofrecen sus propias delicias culinarias, y si bien en la hermosa Roma la lista es larga, el recorrido gastronómico más reservado es el del atardecer en el distrito de Prati. Este rione di Roma –como se les llama a los barrios allí-, se encuentra junto al Vaticano, y aunque a pocas cuadras desfilan diariamente miles de turistas, en sus calles aún puede encontrarse mucha tranquilidad.

La "Ciudad Eterna" es hogar de miles de restaurantes, pero no siempre es fácil tamizar las gemas culinarias. Ya sea de un rincón antiguo que reinventa el spaghetti carbonara o un restaurante ubicado en un antiguo convento, el abanico de opciones para degustar es muy amplio.

View this post on Instagram

“La carbonara di Roscioli…”

A post shared by Eleonora (@elepersia) on

En el corazón de Roma, Roscioli es un restaurante poco convencional y a su vez una tienda de delicatessen y un bar de vinos muy variado. Platos delicados como el carpaccio de pez espada ahumado, un menú degustación de mozzarella de búfala, y cerca de 3.000 vinos que se alinean en un lado de la pared, sumado un mostrador repleto de todo tipo de golosinas comestibles, como cremosos quesos italianos, embutidos y conservas caseras en aceite, completa la lista de exquisiteces del ristorante. 

Cacio e Pepe: este plato de pasta, que parece engañosamente simple, es fantásticamente delicioso cuando se prepara de la manera correcta. Los fideos tonnarelli enrollados a mano se rocían con queso pecorino salado y mucha pimienta negra, luego se mezclan con agua de pasta almidonada para hacer una salsa picante y con queso.

2. Florencia, Italia

De orígenes humildes, la cocina florentina siempre ha confiado en los alimentos frescos de las zonas agrícolas de los alrededores de la ciudad. Ingredientes básicos y rústicos se unen para crear sabrosas recetas sencillas.

"Las experiencias foodies -continuó Moscovich – son muy diferentes para cada persona. Algunas, conectan mucho más con recetas típicas. En Italia por ejemplo, muchos argentinos eligen conectarse con sus raíces y probar las pastas preferidas de la familia o comparar los estilos de pizza".

El Mercato Centrale de Florencia es un mercado cubierto que nació en el siglo XIX, cuando se hizo una reestructuración de la urbanización de la ciudad y es una experiencia de compra italiana por excelencia. El mercado al aire libre muestra una variedad de puestos de comida y restaurantes, todo en un solo lugar, el sueño de un amante de la comida hecho realidad. El recorrido gastronómico más reservado de TripAdvisor en la ciudad es la clase de cocina y el almuerzo en una granja toscana con un recorrido del mercado local.

El panino con il lampredotto es la receta callejera florentina con más historia. Se trata de un bocadillo relleno de "lampredotto", una parte del estómago de la ternera hervida con verduras y especias. Se le añaden aceite picante o salsa verde.

Una curiosidad: el pan con el que se acompañan las comidas, el pan toscano, no tiene sal. Parece que hay una razón histórica y es la rivalidad entre Pisa y Florencia que llevo al el bloqueo del comercio entre la capital toscana y el mar. El pan tradicional se sigue preparando en hornos de leña y en Prato y Altascio se encuentran las panaderías más famosas.

3. París, Francia

El queso es uno de los productos franceses por excelencia y, para muchos, junto al vino, el pan y el foie, el que mejor representa al país (Getty Images)
El queso es uno de los productos franceses por excelencia y, para muchos, junto al vino, el pan y el foie, el que mejor representa al país (Getty Images)

La comida francesa no se trata solo de la alta cocina y la buena comida, algunas de las mejores comidas para disfrutar en París se pueden comprar por un par de euros en una humilde panadería. Desde croissants y café expreso en una brasserie hasta muestras de queso de una bodega, la ciudad es un destino no negociable para cualquier amante de la comida.

La capital francesa está repleta de una brillante constelación de nuevos restaurantes por jóvenes chefs talentosos de todo el mundo, además de una inventiva y diversa gama de opciones de comidas informales. También ha habido un renacimiento de su paisaje gastronómico de larga data, que incluye bares tradicionales, cervecerías y restaurantes elegantes que sirven cocina clásica francesa.

Los macaroons son dulces densos hechos con almendra y clara de huevo o con una pasta de almendra gruesa (Getty Images)
Los macaroons son dulces densos hechos con almendra y clara de huevo o con una pasta de almendra gruesa (Getty Images)

El nuevo y acogedor restaurante del reconocido chef Tomy Gousset, Hugo & Co. es exactamente el tipo de lugar que el Barrio Latino en París necesita. Este pequeño y animado lugar ofrece un menú cosmopolita de platos pequeños a precios razonables, preparados para compartir. Entre ellos se destacan el sabroso panqueque con guanciale; una chuleta de cerdo de corral con huevo frito, arroz negro, col roja y salsa de curry; y una tarta de chocolate negro con trigo sarraceno inflado y helado de capuchino.

Montmartre es el distrito perfecto para los tours gastronómicos de París debido a la floreciente escena de restaurantes, la cultura histórica y el ambiente encantador. En el pasado, los molinos de viento, las áreas agrícolas y los estudios de arte fueron características destacadas del paisaje de Montmartre. Ahora, la zona cuenta con una gran cantidad de bares de vinos de primera clase, restaurantes de alta cocina y tiendas excepcionales, todo lo cual se suma a su atractivo como uno de los mejores y más exclusivos destinos de comida del mundo.

4. Barcelona, España

Además del jamón ibérico de bellota, entre los platos típicos de Barcelona se encuentra la paella parellada, una paella de carne ya deshuesada y marisco ya pelado (Getty Images)
Además del jamón ibérico de bellota, entre los platos típicos de Barcelona se encuentra la paella parellada, una paella de carne ya deshuesada y marisco ya pelado (Getty Images)

"Hoy mostramos lo que comemos, lo que tomamos e incluso lo que cocinamos en la redes sociales y eso ha fortalecido el auge gastronómico no solo en los viajes sino en la vida cotidiana, casi un tercio de los viajeros (31%) planea sacar más fotos de las exquisiteces que prueben", sostuvo en diálogo con Infobae Luiz Cegato de Booking.com.

El Mercado de San José, popularmente conocido como La Boquería, es un mercado municipal que se encuentra en la Rambla de Barcelona. Además de ser un lugar donde se puede comprar todo tipo de productos frescos, es también una atracción turística.

La capital catalana es un destino lleno de atractivos: cultura, historia, ocio y gastronomía. Barcelona se posiciona como un destino para "foodies" gracias a un amplio recetario con platos suculentos, desde entradas y tapas hasta abundantes primeros y segundos platos y postres.

5. Nueva Orleans, Estados Unidos 

Desde el café de achicoria y los beignets espolvoreados con azúcar, hasta los camarones empanizados y fritos cubiertos en una salsa picante, un montón de sabores exagerados contribuyen a la energía vibrante de esta ciudad para impresionar incluso al viajero experimentado.

El po'boy es un sándwich tradicional de Louisiana. Su relleno consiste en carne asada o mariscos fritos, a menudo camarones, cangrejos, peces, ostras o cangrejos. La carne se sirve en baguette, como el pan francés de Nueva Orleans, conocido por su corteza crujiente y su centro esponjoso

6. Nueva York, Estados Unidos

La ciudad atrae a turistas en masa por sus museos, monumentos y teatros de clase mundial. Pero cuando se trata de comida, Nueva York trae mucho a la mesa. Manhattan solo parece dar cuenta de muchas tradiciones culinarias estadounidenses, incluyendo la pizza, los hot dogs y las bagels. Pero más allá de la ciudad, abundan los platos icónicos, desde las alas de búfalo estilo bar o hasta la lujosa langosta Newberg.

Sin lugar a dudas, Nueva York es el hogar de algunos de los mejores bagels del mundo, convirtiéndolos en una excelente opción de desayuno, brunch o almuerzo. Absolute Bagels y Murray's Bagels son algunas de las mejores opciones para los icónicos bagels de Nueva York. La corteza es firme y crujiente, y el interior es denso y duro. Se fabrican a mano y se moldean a mano, a diferencia de las producidas en masa.

7. Venecia, Italia

Venecia ofrece algo sabroso para todos los gustos. Los amantes del vino pueden querer degustar el espectacular vino y los platos de mariscos únicos en Al Covo, mientras que los entusiastas de la pasta pueden preferir un plato de boloñesa.

Cuando los visitantes vienen a Venecia, uno de los destinos más populares del país, muchos cometen el error de acudir a los restaurantes turísticos que sirven comida que refleja sus expectativas, como pasta y pizza, y no lo que comen los locales. La auténtica cocina veneciana consiste en algunos platos verdaderamente sabrosos y refinados que dependen en gran medida del pescado y las verduras.

Sarde en Saor: este plato agridulce es definitivamente uno de los favoritos. Compuesto por filetes de sardina fritos marinados en vinagre, cebollas, pasas y piñones, el saor se concibió originalmente en la Edad Media como un método de conservación por los marineros y pescadores venecianos. Sin embargo, los sabores a la vez dulces y amargos que caracterizan este método de preservación fueron claramente muy atractivos para las papilas gustativas de los venecianos y, como resultado, el plato se mantiene como un antipasto o aperitivo moderno.

8. Madrid, España

La cocina de Madrid es el resultado de las prisas de las tabernas y tascas, de platos cocinados rápidamente y con sabores fuertes, acompañados de buenos vinos regionales (Getty Images)
La cocina de Madrid es el resultado de las prisas de las tabernas y tascas, de platos cocinados rápidamente y con sabores fuertes, acompañados de buenos vinos regionales (Getty Images)

A menudo, viajar a Madrid implica previamente soñar con una infinidad de combinaciones de tapas. Para convertir el sueño en realidad una parada indispensable en el itinerario debe ser el Mercado de San Miguel, uno de los mercados más antiguos de Madrid y un destino gastronómico en la ciudad. Es una forma inteligente para probar muchos de los platos más conocidos de la ciudad, como la paella de mariscos en Paella y Ole y el vino de uno de los muchos puestos del lugar.

La ciudad con más bares de España bulle de exquisitas propuestas para picotear de pie, o sentados a las mesas de un sinfín de restaurantes que apuestan por este formato "al paso" para dar forma a sus cartas. Hay quien dice que la cocina de Madrid es el resultado de las prisas de las tabernas y tascas, de platos cocinados rápidamente y con sabores fuertes, acompañados de buenos vinos regionales.

Los platos más comunes a la hora de "tapear" son: el pincho de tortilla, un clásico de los bares de la capital, oreja a la plancha y las gambas al ajillo y las setas al ajillo, uno de los aperitivos más populares al mediodía. Las gallinejas, vísceras de cordero fritas; los caracoles a la madrileña, las patatas bravas y, por supuesto, los bocadillos de calamares, culminan la lista de las tapas más cotidianas y típicas de Madrid.

9. Tokio, Japón

El mercado de pescado (mercado de pescado Tsukiji) trae toneladas de mariscos frescos de otras partes de Japón y es el mercado de pescado más grande del mundo (Getty Images)
El mercado de pescado (mercado de pescado Tsukiji) trae toneladas de mariscos frescos de otras partes de Japón y es el mercado de pescado más grande del mundo (Getty Images)

Tokio es uno de los destinos gastronómicos más deliciosos del mundo. La ciudad ofrece una amplia variedad de cocina japonesa local y regional, además de todo tipo de comida internacional. Sus mejores restaurantes han acumulado más estrellas Michelin que París y Nueva York combinados, aunque también se puede encontrar buena comida por precios más económicos.

Como centro político de Japón durante más de cuatro siglos, Tokio ha ejercido naturalmente una gran influencia en la cocina japonesa. En consecuencia, algunas especialidades de Tokio se han vuelto tan populares que ahora se conocen como la versión estándar del plato en lugar de una especialidad local.

Desde los mercados callejeros llenos de gente donde puedes devorar un pincho de ikayaki (calamares a la parrilla) a restaurantes contemporáneos como Butagumi que sirven algunos de los mejores tonkatsu (chuletas de cerdo empanadas), en Tokio se puede probar todo. El tour de comida más reservado en la ciudad es el "Tokio de noche tour".

10. Bangkok, Tailandia

“Algunos de los mejores lugares para probar la cocina local se encuentran en el sudeste asiático” (Getty Images)
“Algunos de los mejores lugares para probar la cocina local se encuentran en el sudeste asiático” (Getty Images)

La comida tailandesa en la calle es quizás la razón principal por la que las personas acuden a Bangkok. Desde la carne de cerdo frita en el Wang Lang Market hasta la sopa de fideos agridulce tom yum kway teow servida en el mercado flotante Damnoen Saduak, una comida en esta ciudad enérgica es una experiencia para el recuerdo.

"Según los comentarios de usuarios de nuestra plataforma algunos de los mejores lugares para probar la cocina local se encuentran en el sudeste asiático con platos deliciosos como el dim sum, fideos y sopa pho", sostuvo Cegato. 

Los argentinos parecen tener una fuerte fascinación por los mercados de comida que cuentan con platos locales de los destinos que visitan, ya que la mitad de los encuestados por Booking.com (46%) comentó que buscan este tipo de opciones para degustar opciones gastronómicas.

Tanto si se prefiere la cocina gourmet de primer nivel, la comida callejera, los platos exóticos o las comidas más extrañas, probar las delicias locales es una excelente forma de conocer un destino (Getty Images)
Tanto si se prefiere la cocina gourmet de primer nivel, la comida callejera, los platos exóticos o las comidas más extrañas, probar las delicias locales es una excelente forma de conocer un destino (Getty Images)

Según el informe, el 51% de los viajeros prefiere comer en mercados al aire libre. Y según los viajeros globales, los destinos más recomendados para comer comida callejera son Bangkok (Tailandia), Taipéi (Taiwán), Hanói (Vietnam), Estambul (Turquía) y George Town (Malasia).

"Sin dudas es una nueva forma de hacer turismo; antes quizás la gente por querer conocer la mayor cantidad de ciudades posibles comía sin detenerse a pensar en esto y resolvían con comidas rápidas o al paso. Actualmente las personas no dudan en sentarse a comer para disfrutar de los platos en las ciudades", concluyó Moscovich.

SEGUÍ LEYENDO: