La globalización, el desarrollo tecnológico y los cambios de paradigma podrían haber modificado las ambiciones de los jóvenes de hoy
La globalización, el desarrollo tecnológico y los cambios de paradigma podrían haber modificado las ambiciones de los jóvenes de hoy

La percepción de los jóvenes nacidos desde el año 1995 en adelante acerca del mundo laboral es dinámica, flexible y cambiante. La importancia de entenderlos es tal dado que en el futuro representarán el 75% de la fuerza laboral y manejará millones de dólares a nivel global.

La globalización, el desarrollo tecnológico y los cambios de paradigma podrían haber modificado las ambiciones de los jóvenes de hoy. Sin embargo, un estudio global realizado por Nielsen reveló que los objetivos de vida de los líderes del futuro no se modificaron respecto a generaciones anteriores: quieren criar una buena familia, tener éxito en su trabajo y ahorrar para el futuro. Pero por la falta de experiencia laboral, lógico por sus edades, y habilidades que no son trabajadas en las escuelas, se enfrentan a un enorme desafío al momento de postularse para un trabajo.

En Argentina, estas aspiraciones se replican como las principales. Sin embargo, un 50% de los jóvenes encuestados a nivel local afirma que el hecho de poder vivir diferentes experiencias a lo largo de su vida es también uno de los objetivos más importantes.

Se calcula que más de 71 millones de jóvenes alrededor del mundo están desempleados y más de 500 millones están subempleados o con empleos precarios o inciertos. Mientras que 40 millones de jóvenes se unen a la fuerza laboral cada año, más del 60% de los niños que hoy están ingresando a la escuela primaria tendrán trabajos que aún no existen.

El informe, elaborado a principios de 2019, permitió entender cómo se sienten hoy los jóvenes que deben enfrentar el desafío de unirse al mercado laboral. El estudio incluyó a más de 2.700 jóvenes de entre 18 y 30 años, de 27 países entre los que se encontraban Argentina, Australia, Brasil, Canadá, México, Francia, España.

El hecho de tener una buena apariencia aparece liderando el ránking con el 50% (Shutterstock.com)
El hecho de tener una buena apariencia aparece liderando el ránking con el 50% (Shutterstock.com)

A nivel global, los salarios bajos fueron identificados por el 46% de los encuestados como el principal obstáculo al momento de encontrar un buen trabajo, seguido de cerca por la falta de experiencia laboral (45%) y el ser considerado joven o con falta de experiencia (44%). Mientras que las condiciones de trabajo flexibles, fueron identificadas por el 48% de los encuestados como una de las principales prioridades del futuro.

Respecto a las habilidades que los jóvenes consideran importantes para conseguir un empleo, tanto las capacidades de comunicación como la buena educación en general se encuentran en el podio tanto a nivel global como en Argentina. Sin embargo, a nivel local el hecho de tener una buena apariencia aparece liderando el ranking con el 50%.

En Argentina, el espíritu emprendedor es aún mayor y casi la mitad de los encuestados (47%) afirma que su trabajo ideal sería teniendo su propio negocio (Shutterstock.com)
En Argentina, el espíritu emprendedor es aún mayor y casi la mitad de los encuestados (47%) afirma que su trabajo ideal sería teniendo su propio negocio (Shutterstock.com)

El 64% de los jóvenes se siente confiado en lo que respecta a sus objetivos de trabajo y, para Argentina, este porcentaje asciende al 82%. A su vez, el 47% de los encuestados a nivel global asegura sentirse positivo respecto al futuro. Y esta confianza es depositada en las empresas: cuando se les consulta cuál es su trabajo ideal, el 32% de los encuestados en el mundo aseguró que trabajar para una compañía privada o para una corporación multinacional, era su aspiración, un número superado únicamente por el 35% que desea empezar su propio negocio.

En Argentina, el espíritu emprendedor es aún mayor y casi la mitad de los encuestados (47%) afirma que su trabajo ideal sería teniendo su propio negocio. Aun así, el 88% de los encuestados a nivel global y también en Argentina aseguró las empresas pueden ser un motor para contribuir a construir un futuro mejor para ellos.

“Para poder ayudar a los jóvenes a insertarse en el mundo laboral es clave que las empresas los escuchen, entiendan y ofrezcan oportunidades acordes a las necesidades de hoy en día”, afirmó Facundo Aragón de Nielsen Argentina. “Ayudarlos a emprender y generar sus propios negocios, ofrecer flexibilidad laboral y colaborar con el desarrollo de una mejor educación general son los pilares clave.”

SEGUÍ LEYENDO