Los argentinos destinan su tiempo libre a jugar videojuegos. Muchos de ellos lo convierten en su profesión (Shutterstock.com)
Los argentinos destinan su tiempo libre a jugar videojuegos. Muchos de ellos lo convierten en su profesión (Shutterstock.com)

Los hobbies dicen mucho de una persona. Ir al cine, pasar tiempo con amigos, practicar algún deporte o jugar juegos online, todos dejan entrever la personalidad de cada individuo. A medida que la persona va creciendo, soñar con que se puede dedicar profesionalmente a las actividades que más disfruta es algo que sucede a menudo y que pocos creen posible.

Sin embargo, hay ciertos pasatiempos que se convirtieron en profesión en los últimos años, uno de ellos: los gamers o los equipo de eSports, quienes cada vez amplían más su red de profesionales donde se involucran especialistas en marketing, medios, prensa, back office, entre otros.

El negocio de eGamers requiere de distintos profesionales y se convirtió en un empleo para muchas personas (Shutterstock.com)
El negocio de eGamers requiere de distintos profesionales y se convirtió en un empleo para muchas personas (Shutterstock.com)

Lo que comenzó siendo un pasatiempo, hoy se convirtió en un negocio que requiere de distintos profesionales. Caleb Anderson, director de social media de Team Liquid, aseguró en un comunicado que las personas no deben esperar a la oferta de trabajo que describa a la perfección su hobbie: "Hay que revisar regularmente las búsquedas en los sitios web de las organizaciones deportivas, cuentas de redes sociales y páginas de LinkedIn. Recomiendo solicitar trabajos incluso si no estás perfectamente calificado. Nosotros revisamos cada solicitud y consideramos a los postulantes anteriores cuando se abren nuevas posiciones".

Trabajar de lo que más le gusta a una persona

"Hay que estar dispuesto a sacrificarse y a trabajar largas horas. Esto -como en cualquier trabajo- puede abrir caminos a las carreras, especialmente para aquellos que están dispuestos a asumir nuevas responsabilidades sobre la marcha. Los eSports pueden ser un trabajo muy feroz y competitivo 24/7, por lo que quien aplique para estos puestos debe poder manejarse bajo presión. Muchas cosas están fuera de nuestro control y se realizan en el último minuto con deadlines y corridas. Esa es la naturaleza del negocio. No solo hay que estar preparado para eso, sino también sobresalir cuando eso suceda", afirmó Anderson.

La responsabilidad al ejercer un pasatiempo tiene que ser como en cualquier otro empleo
La responsabilidad al ejercer un pasatiempo tiene que ser como en cualquier otro empleo

El perfil del gamer argentino

En una investigación realizada por Eventbrite en la que se analizó el perfil del jugador argentino participaron un 72% de hombres y un 28% de mujeres de todo el país. El 62% de los gamers encuestados manifiesta destinar hasta 3 horas diarias como jugador y puede estar hasta 4 horas semanales como espectador de juegos transmitidos en vivo (85%).

¿Qué los motiva a hacerlo? Un 60% declaró hacerlo exclusivamente por diversión y para distraerse de sus actividades diarias, mientras que el restante 40% admite hacerlo por diversión pero que se sienten atraídos por una motivación extra: la competencia.

Existen los eSports, donde asisten miles de personas para ser testigos de las competencias (iStock)
Existen los eSports, donde asisten miles de personas para ser testigos de las competencias (iStock)

Pero la actividad gamer no se reduce solo a pasar horas a solas detrás de una pantalla, sino también a participar de los eventos eSports, tal como se llama a las competencias de videojuegos multijugador donde asisten miles de personas y pueden organizarse en importantes estadios.

De hecho, para el 41% de los gamers encuestados, esos eventos son la oportunidad ideal para aprender a ser un mejor jugador, mientras que un 38% los aprovecha para ver en acción a sus jugadores y equipos favoritos. También hay quienes buscan en estos eventos jugar con el material interactivo presentado (37%) y ser parte de una comunidad de jugadores (34%). Esto demuestra la importancia que tiene para el gamer el perfeccionamiento de sus destrezas y el sentido de pertenencia que le otorgan a la actividad.

Por último, el estudio indica algunas precisiones sobre las edades de los gamers: un 35,7% tiene entre 24 y 29 años, mientras que un 33,6% tiene entre 18 y 23 años y un 10,7% pertenece a la franja entre los 30 y los 34 años. En los extremos de la tribu están los menores de 18 años (6%), mientras que los mayores de 50 que eligen los videojuegos con regularidad representan el 1%.

"Si se es un apasionado de los deportes y estás dispuesto a dedicar tiempo, hay muchas oportunidades para que aprendan y crezcan en esta industria", finalizó Anderson.

SEGUÍ LEYENDO