Extensiones de pestañas que sirven para evitar el uso de la máscara de pestañas (Shutterstock)
Extensiones de pestañas que sirven para evitar el uso de la máscara de pestañas (Shutterstock)

Si planeás tus vacaciones con algo de anticipación, podés llegar a destino hecha una diosa y sin preocuparte por perder tiempo para estar impecable. A continuación algunas recomendaciones para lucir espléndida este verano 2020.

Ondas de playa sin pasar por la peluquería: podés lucirte con esas beach waves que tanto te gustan sin hacer ningún esfuerzo ni gasto. Después de lavarte el cabello y cuando apenas está húmedo, haces una trenza de cada lado de la cabeza. Al secarte el cabello -con secador o de modo natural- tu pelo quedará con una espectaculares ondas de playa y que podés hacer durar más tiempo solo con un poco de spray.

Pestañas de ensueño: las pestañas con mucho volumen y extra largas están a la cabeza de las tendencias en belleza femenina. Si no te animás aún a ponerte pestañas postizas, podés optar por las extensiones de pestañas. Las hay pelo a pelo o en tiras. Con muy pocos cuidados, como evitar mojarlas, podés lucir unas pestañas dignas de una actriz de Hollywood.

El bronceado artificial, para estar bronceada sin el la exposición solar (Shutterstock)
El bronceado artificial, para estar bronceada sin el la exposición solar (Shutterstock)

¿Te animás a cambiar el color de tus ojos?: si permanentemente cambiamos los colores de la ropa y los combinamos con el del maquillaje, ¿te imaginás usando lentes de contacto de un color diferente al de tus ojos? Podés probarlos en azul, celeste, verde, amatista, miel, violeta, marrones y hasta turquesa. Un par de lentes descartables suelen duran 30 posturas, tiempo más que suficiente para jugar a cambiar el color de tus ojos durante tus vacaciones.

Esmalte semipermanente de manos y pies con uñas decoradas: el nail art queda espectacular en manos y pies bien cuidados y bronceados. Es posible presumir con tus uñas, con el diseño que hayas elegido, durante todas tus vacaciones y sin preocuparte porque se te haya saltado el esmalte.

Bronceado artificial sin esfuerzo: ¿te imaginás irte a acostar cada noche y despertar con un bronceado soñado pero sin los dañinos efectos del sol? De eso se tratan los autobronceantes, que muy lejos están de aquellos tonos anaranjados que antes dejaban en la piel, y ahora brindan un envidiable color dorado. Con una aplicación día por medio, se puede mantener un bronceado perfecto y sin riesgos para tu salud. Eso sí, si vas a tomar sol, se debe usar protector.

Vito Saravia en Punta del Este con sombrero de rafia con detalle de cinta panamá (GM Press)
Vito Saravia en Punta del Este con sombrero de rafia con detalle de cinta panamá (GM Press)

Un buen corte de pelo, pero bien corto: a veces llevamos años con una larga cabellera que nos demanda muchísimo tiempo y dinero para cuidarla como se debe. Y, sin embargo, a pesar de tanto esfuerzo y dinero, a veces los resultados no son los que esperábamos. El verano sería el momento ideal para animarnos a un radical cambio de look y probar -por ejemplo- con un refinado corte bob, el estilo que causa furor entre las celebridades internacionales y que le escapan al cabello XL. ¿Te imaginás saliendo del mar o de la ducha sin tener que estar preocupándote por el peine y poder acomodarte el cabello solo con tus dedos? Sin dudas, el verano podría ser un buen momento para hacer ese cambio que, tal vez, vengas postergando.

Jugar con un nuevo color de cabello: ya que antes de las vacaciones seguro vas a pasar por la peluquería, ¿no te animás a dejar tu castaño por un fabuloso rubio dorado? Y si a tu cabello le agregas unas mechas “bronde”, en una sentadora tonalidad cobre? ¿Y si cambiás tu aburrida tintura rubia de siempre por un tono rojizo? ¿Te animás al tono gris o con mechas multicolor? El verano puede ser un buen momento para hacer ese cambio de look al que no te animás durante el año. Y, si a la vuelta de las vacaciones aún no te habitúas con el nuevo estilo, podéss volver fácilmente a tu color.

Uñas esculpidas y en forma de garra: hay que decirles adiós por un largo tiempo a las uñas cuadradas. Las “garras” se imponen y ganan terreno entre las mujeres más audaces. Con buenos cuidados, las uñas esculpidas pueden durar impecables hasta un mes y, así, uno se olvida de la manicura durante las vacaciones.

No olvides llevar un buen kit de sombreros, turbantes y pañuelos para cuidar tu cabello de los rayos solares y del salitre del mar. Por último, elegir algún producto para proteger el cabello en la playa, para evitar que a la vuelta de las vacaciones tengas que ir a cortarte las puntas secas y estropeadas por la acción del sol y el agua de mar.

SEGUÍ LEYENDO: