A pesar de que son comúnmente asociados a ser animales menos apegados a las personas que los perros, también extrañan a sus dueños, quienes ven cómo sus
A pesar de que son comúnmente asociados a ser animales menos apegados a las personas que los perros, también extrañan a sus dueños, quienes ven cómo sus "padres" (Shutterstock)

Investigadores de la Universidad de Oregon revelaron que los gatos se sienten inseguros cuando dejan de ver a sus dueños, ya que sienten un gran apego hacia ellos. A pesar de que son comúnmente asociados a ser animales menos apegados a las personas que los perros, también extrañan a sus dueños, quienes ven cómo sus “padres”.

Otro ensayo reveló también que los gatos tienen conocimiento respecto a cómo manipular a sus dueños, y en qué momento es conveniente maullar y por qué, y no solo esto: tienen diversos tonos que utilizan de acuerdo a la urgencia de lo que piden.

El 65% de los gatos mostró un apego muy grande con los humanos, un porcentaje similar al que expresaron con sus padres biológicos (Shutterstock)
El 65% de los gatos mostró un apego muy grande con los humanos, un porcentaje similar al que expresaron con sus padres biológicos (Shutterstock)

Para llevar a cabo esta investigación, colocaban a los felinos en una habitación con sus “amos” o personas a cargo durante dos minutos, para luego separarlos la misma cantidad de minutos, y allí es donde detectaron en los animales ansiedad y apego.

El 65% de los gatos mostró un apego muy grande con los humanos, un porcentaje similar al que expresaron con sus padres biológicos.

Mientras que el 60% tenía mucho apego hacia sus humanos que volvían, el 30 % de los gatos se alejaba o estaba enojado, demostrando que seguía estresado o que estaba enojado (Shutterstock)
Mientras que el 60% tenía mucho apego hacia sus humanos que volvían, el 30 % de los gatos se alejaba o estaba enojado, demostrando que seguía estresado o que estaba enojado (Shutterstock)

Además, encontraron distintas formas de reacciones cuando sus amos regresaban: mientras que el 60% tenía mucho apego hacia sus humanos que volvían, el 30 % se alejaba o estaba enojado, demostrando que seguía estresado o que estaba enojado.

Los veterinarios e investigadores con frecuencia describen a los gatos como difíciles de descifrar o comprender. Cuando un gato ronronea por lo general se vincula a su felicidad mientras que cuando tiene las orejas hacia atrás o está silbante, que no está feliz.

Los rostros felinos parecieran no decir mucho sobre cómo se sienten o, mejor dicho, de acuerdo a un nuevo estudio sobre el tema (Shutterstock)
Los rostros felinos parecieran no decir mucho sobre cómo se sienten o, mejor dicho, de acuerdo a un nuevo estudio sobre el tema (Shutterstock)

Los rostros felinos parecieran no decir mucho sobre cómo se sienten o, mejor dicho, de acuerdo a un nuevo estudio sobre el tema, la mayoría de las personas no suelen acertar al leer sus expresiones.

Estos animales tienen la reputación de ser “inescrutables”, manifestaron los investigadores, y sus resultados respaldan esta afirmación. Más de seis mil participantes del estudio en 85 países, la gran mayoría de ellos dueños, miraron videos cortos de gatos y allí opinaron sobre su estado de ánimo. el porcentaje promedio de personas que acertó en las emociones reales de sus mascotas rondó el 60%. El 13 por ciento de los participantes sin embargo lo hizo bastante bien, obteniendo un puntaje del 75% o más.

Los gatos nos dicen cosas con sus expresiones, con sus caras, y si tenés la habilidad, podés descifrar qué quieren comunicar (Shutterstock)
Los gatos nos dicen cosas con sus expresiones, con sus caras, y si tenés la habilidad, podés descifrar qué quieren comunicar (Shutterstock)

“Los gatos nos dicen cosas con sus expresiones, con sus caras, y si tenés la habilidad, podés descifrar qué quieren comunicar”, explicó Georgia Mason, experta en comportamiento biológico de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá. “Algunas personas pueden hacerlo y eso no significa que tengan poderes especiales, sino que los gatos son difíciles de descifrar”, agregó.

En esta investigación a las mujeres les fue mejor que a los hombres, ya que obtuvieron mejores puntajes, pero no por mucho. A los jóvenes les fue mejor que a los mayores. Pero los expertos resultaron ser los profesionales de la salud animal, es decir los veterinarios.

Seguí leyendo: