La búsqueda constante del cuerpo perfecto es una de las obsesiones más recurrentes de la sociedad, sin importar lugar de origen ni edad. De hecho, en el afán por pertenecer a un estereotipo reflejado en los medios de comunicación, las personas se olvidan de que no existe ninguna receta o fórmula mágica y el resultado suele ser el mismo: la desilusión por no alcanzar el objetivo deseado.

Prueba y error; constancia y mantenimiento son algunas de las premisas que conducen al éxito para alcanzar un cuerpo armónico y real. Pero la clave para lograr los objetivos no pasa por una dieta de moda. O al menos esto es lo que afirma el médico Rubén Mühlberger, especialista en Estética y Medicina Anti-Aging, en su último libro El cuerpo que quiero (Paidós), en donde propone revelar los cuatro indicadores que atentan contra la estética y comenzar con la alimentación personalizada que permitirá perder kilos, modelar, rejuvenecer y prevenir futuras enfermedades desde ahora y para siempre.

(Mulbergher)
(Mulbergher)

Al niño gordito que fui a mis 11 años”, dedica el médico su obra. Y es que el profesional experimentó en primera persona la obesidad. “Cuando llegué a la pubertad empecé a engordar y llegué a pesar más de 90 kilos. Eso me llevó a padecer un montón de experiencias, entre ellas, el bullying. Sin embargo, luego de muchos estudios, descubrieron que padecía hipotiroidismo. Empecé el tratamiento y empecé a bajar de peso. Creo fervientemente que se puede tener el cuerpo que uno quiere, solo hay que saber cómo”, dijo a Infobae Rubén Mühlberger.

Así fue como el especialista tomó la decisión de escribir su sexto libro, con el objetivo de poder acercar su efectivo método que tiene como testimonios a figuras como Charly García, Susana Giménez, Moria Casán, Marcelo Polino, entre otros famosos. “Hoy lo que abunda es la cantidad de información sobre cómo perder peso, métodos, aplicaciones efectivas, entre otras, que a la hora de elegir una opción, la persona siente que fracasa, ya que ninguna tiene un éxito contundente porque no dejan de ser una moda. Por eso me interesaba que mi libro no sea un concepto, sino que sea un manual para esa persona y un empuje para el cambio que quiere”, enfatizó el profesional.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Con cuatro capítulos, el experto volcó sus 30 años de experiencia en la medicina biomolecular, celular y genómica, así como los últimos avances que adquirió en los congresos y conferencias internacionales: “Mi deseo es que las personas que no pueden venir a mi consultorio puedan conocer un poco del método Mühlberger y cambiar sus vidas”.

“No se trata de una dieta de moda. Es un plan alimentario coherente adaptado a su fenotipo y genotipo: la fusión perfecta de todos los conocimientos científicos comprobados para refundar nuestra biología, es un trabajo que como todo lleva tiempo, voluntad, coherencia pero que al final del día es efectivo”, aseguró Mühlberger.

El método diseñado junto a un staff de endocrinólogos, genetistas y nutricionistas busca poner en funcionamiento las capacidades biológicas de aquellos que lo prueben. En cuatro capítulos -El cerebro a la balanza, La autoevaluación, Mi método, su método y Activando la cultura del bienestar-, Mühlberger propone un cambio de 360 grados para lograr el cuerpo que cada persona quiera desde ahora y para siempre.

El ABC para alcanzar el cuerpo que uno quiere de acuerdo al especialista:

Aceptación: para alcanzar el cuerpo que cada persona quiere, el profesional asegura que el primer paso es la aceptación por el cuerpo que cada uno tiene y la mejor manera de hacerlo es entenderlo como una máquina perfecta, capaz de mutar, de estimular el sistema inmunológico, de activar todos los mecanismos de reparación y sanación. Como segunda fase, está el dejar de juzgar y comparar el cuerpo de uno con el de los demás. De este modo, plantea que la única manera de hacerlo es erradicando las emociones que lastiman: miedos, vergüenzas, culpas, envidias, celos, furias, enojos; que forman parte de lo que engorda y avejenta. Según el profesional todos nacen con la capacidad de transformarse, de ser mejores y que son esas características lo que hace al ser humano un ser más maravilloso y valioso.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Bendición: El reloj biológico de las personas vienen marcando el ritmo de su crecimiento desde el día que cada uno nació. De este modo, Mühlberger asegura que en esta etapa se trata de agradecer por estar y haber llegado a donde cada uno llegó, también por los errores y las equivocaciones que se cometieron en el camino. Además, esta etapa según el método que plantea es para reafirmar que el ser humano pertenece a un universo que está en permanente movimiento y que las moléculas cambian cada seis semanas, por ende, todo las personas y sus cuerpos han cambiado en el último año, su biología se recicló y lo seguirá haciendo.

Conversión: el lápiz que diseñará el nuevo cuerpo está en manos de la conciencia de cada uno. Según el autor, la conciencia es quien controla todo y lo crea todo. Y, lo que es mejor, tiene las armas para llevarlo hasta esa sensación de confort y tranquilidad tan buscada. En la conciencia, se unen cuerpo, mente y alma por ende, reprogramar el cerebro para alcanzar el equilibrio que se necesita es parte de la metamorfosis que cada uno deberá experimentar para que el bienestar sea parte de la nueva filosofía de vida: sin desórdenes, ni angustias, ni picoteos, ni atracones; mucho más armónica, saludable y vital.

“Mi libro, o ‘manual’, busca que la persona se empodere, se nutra de los conocimientos y descubra que la voluntad es uno de los pilares más grandes para lograr un cambio. De cierta forma es como que no hay excusas con este libro”, aseguró el especialista.

SEGUÍ LEYENDO