The Handmaid’s Tale
The Handmaid’s Tale

Basada en la novela homónima de Margaret Atwood escrita en 1985, The Handmaid's Tale (El cuento de la criada) se estrenó en forma de serie en 2017 en la plataforma Hulu. Inmediatamente esta historia se convirtió en el emblema de la lucha por los derechos de las mujeres por el tratamiento que plantea la historia. Protagonizada por Elisabeth Moss (Mad Men, Top of the lake), esta serie nos cuenta la vida de June cuando es tomada como "esclava" y la obligan a convertirse en "criada" de un comandante.

El cuento de la criada incorporó un término en el lenguaje televisivo que se utilizó para definir el mundo que recrea la serie: distópico, es decir un mundo lejano a una utopía, una sociedad indeseable en la que nadie querría vivir. Ese lugar se llama Gilead, un lugar donde reina el autoritarismo, el fanatismo religioso y donde las mujeres son esclavizadas sexualmente al servicio de los hombres.

La historia que cuenta
The Handmaid's Tale hace énfasis en el surgimiento de este tipo de sociedad que nace en el seno de un grupo de gente que se opone a la diversidad y que siente que sus valores son superiores porque se basan en valores religiosos. Este grupo se siente elegido y entiende que deben restablecer el orden perdido por una gente que quiere vivir con otras reglas diferentes. La baja de la tasa de natalidad es la clave para generar este "nuevo mundo". Así es como se lleva a cabo una especie de golpe militar en el país y comienza a funcionar Gilead. Y entonces, ¿qué pasa después del Apocalipsis?

Esta nueva sociedad, extremadamente religiosa y con supremacía masculina, divide a las mujeres entre las esposas, vestidas de azul todas de la misma manera y que serán encargadas de cuidar al esposo y criar los hijos que surjan de la violación entre sus esposos (llamados comandantes); y las criadas. Estas visten de rojo y solo tienen la función de procrear, luego de ser abusadas por el comandante de turno. Luego están las marthas, que son las mujeres que deben realizar las tareas domésticas y ya pasaron la edad de fertilidad. Ninguna de ellas puede rebelarse y acepta este sometimiento continuo.

El tráiler de la tercera temporada de The Handmaid's Tale

Algunos hombres -dueños del poder absoluto en Gilead– se hacen llamar comandantes, son una especie de elegidos dentro de esta sociedad y son los que deciden el destino de la gente. Todos los comandantes tienen una esposa estéril y cuentan con una criada. Estas son mujeres fértiles -en la mayoría de los casos han tenido hijos previa a la creación de esta sociedad- y son sometidas sexualmente a los comandantes. Este encuentro sexual -que es una violación- es denominada Ceremonia: la criada se acuesta en una cama, mientras la esposa le sostiene las manos y el comandante la penetra con el objetivo de embarazar a la mujer. La sociedad de control funciona a la perfección en esta sociedad y ninguna persona intenta rebelarse porque el resultado final es ir a la horca y encontrar la muerte.

Sometimiento femenino y lucha por los derechos vulnerados

Empoderamiento y sororidad fueron dos términos que en los últimos años comenzamos a usar y escuchar luego de atravesar años de poder patriarcal. Y a pesar de que este proceso no terminó aún y la búsqueda de nuevos derechos continúa, la sociedad ha comenzado a cambiar lentamente hacia un camino de igualdad.

Las mujeres justamente son el alma de esta historia aunque viven en una sociedad extrema en todos los sentidos, y los hombres son los que manejan el destino de cada una de ellas. Les quitan su identidad y su nombre y son denominadas como propiedad del comandante de turno que las "posee": DeFred o DeJoseph, es decir "criadas de Fred o de Joseph". Tal vez no es muy lejano a nuestra sociedad que obliga a las mujeres a sumar el "de" más el apellido del hombre con el que se casan.

Consultada en varias entrevistas, Atwood afirmó que el mundo que creó en The Handmaid's Tale no es solo parte de su imaginación sino que se basó en elementos que identifican a varias sociedades en la actualidad.

El tráiler de la película "The Handmaid's Tale", estrenada en 1990

¿Cuál es el impacto de esta serie en el momento histórico que estamos viviendo? En una época donde las mujeres comenzaron a decir basta a distintos tipos de abusos-sexuales, verbales, de poder-a través de diversos movimientos como el #MeToo, #TimeIsUp o #NiUnaMenos, el impacto de El cuento de la Criada es más intenso y llega a las vísceras de cualquier persona que decida analizar los cambios en la cuestión de género.

La serie acaba de emitir su tercera temporada, y vuelve a hacer foco en la maternidad como valor supremo. Pero ese mundo agobiante, que por momentos parece tan lejano, termina pareciéndose cercano cuando aparecen denuncias de sometimiento en nuestras sociedades, o luchas por derechos vulnerados de cada una de las mujeres.

¿A cuántas situaciones más deben exponerse las mujeres para que sus derechos no sean vulnerados? Esta serie nos invita a reflexionar sobre esto y sobre mucho más. También sobre los peligros de las sociedades extremistas con mensajes mesiánicos que pueden terminan en regímenes que sometan a cada una de las mujeres.

Una serie para los tiempos que corren, que habla de los peligros a los que estamos expuestos si quedamos en manos de grupos de personas que creen ser dueños de las reglas y de poder explicarle a la sociedad cómo deben vivir. Es también una historia que cuesta ver pero es necesaria. Y nos habla de la fortaleza de las mujeres y de la necesidad de proteger a los que más quieren y su necesidad de reinventarse.

Las tres temporadas de The Handmaid's tale están disponibles en Flow.

Primero fue una película
En 1990 The Handmaid0's Tale fue una película. Dirigida por Volker Schlondorff, fue un fracaso en términos de taquilla: tuvo una inversión de 13 millones de dólares y solo recaudó 4. En los roles principales se encontraban Natasha Richardson (June), Faye Dunaway (Serena) Robert Duvall (El comandante Fred), Aidan Quinn (Nick) y Elizabeth McGovern (Moira). En esta versión fílmica no había representantes dentro del elenco de ninguna minoría. Esto se revirtió en la serie.

SEGUÍ LEYENDO