(Video: Confrontados, El Nueve)

Hasta hace apenas algunos meses, parecía que el hecho de que Diego Maradona viajara a México junto a Verónica Ojeda y el fruto de su amor, Dieguito Fernando, podía significar un acercamiento sentimental entre ambos.

Sin embargo, todo es tan cambiante en la vida del Diez que lo que ayer nomás parecía posible hoy luce como una utopía. Así por lo menos se desprende de las declaraciones de la propia ex mujer del otrora futbolista en diálogo con Confrontados, el ciclo que conducen Carla Conte y Rodrigo Lussich por la pantalla de El Nueve.

"Somos los papás de Dieguito Fernando y siempre tanto él como yo siempre lo dijimos, y lo aclaramos, es lo principal y siempre tuvimos claro los dos eso, a pesar de que estábamos viviendo en la misma casa", arrancó.

"Dieguito Fernando necesitaba hacer un tratamiento por el que yo lo llevo todos los años a Estados Unidos. Ese mismo tratamiento se podía hacer en México, se podía dar la posibilidad de hacer el tratamiento ahí, el tratamiento más escuela más papá, eso unía todo", explicó con respecto a la decisión de mudarse durante un tiempo a Sinaloa, donde hasta hace poco el ex futbolista dirigía a los Dorados de aquella ciudad.

"Eso prefiero tenerlo reservado, son cosas muy íntimas que son de la familia", se limitó a decir cuando la consultaron sobre los rumores sobre una fuerte pelea entre él y el padre de su hijo, que derivó en su escandaloso regreso de tierra azteca, al tiempo que le restó trascendencia al hecho de contar con nuevos abogados. "En realidad son nuevos abogados porque son amigos y nada, cambié de abogados", ,lanzó, y descartó que esto esté relacionado con la posibilidad de encarar alguna acción judicial contra su ex.

"Eso es su vida, que haga lo que quiera con su vida como yo también hago la mía, nada que ver. No voy a hablar del tema porque no es mi tema, es su vida, y puede hacer lo que quiera, y ella también. O sea, pueden hacer lo que quieran los dos", expresó con respecto a las versiones que hablan de una reconciliación entre su ex pareja y Rocío Oliva.

"Para mí es mi ex pareja, el padre de mi hijo y nada más, y tenemos que estar juntos eternamente por Dieguito. De sus cosas no voy a hablar, yo soy la madre de Dieguito Fernando, fin", concluyó cuando se la consultó sobre cuál era el vínculo actual con el padre de su hijo.

Vale recordar que, según pudo averiguar Teleshow, Maradona cortó todo tipo de contacto con su hijo menor, tanto telefónico personal, y lo lo ve desde antes del Día del Padre. Es por eso que, al ver que la situación se volvía irremontable, Ojeda decidió dejar todo en manos de sus asesores legales, Mariano Lizardo y Paola Ojeda.

SEGUÍ LEYENDO