Marcelo Süller en Ivolucrados (Video: América)

Detergente…… $35
Lavandina……… $25
Jabón Líquido… $31

Son algunas de las ofertas destacadas en el cartel en la puerta del garaje de la que era la casa familiar de los Süller, en la que hoy vive el menor de los hermanos, Marcelo, en Villa Pueyrredón. El comerciante habló sobre su emprendimiento, en la vivienda que hoy está en venta.

"Hace menos de un mes que estoy vendiendo de esto. Abro a las nueve y estoy todos los días hasta las 20.00 mas o menos. Hago esto con un amigo y con mi hijo Nico", contó en Involucrados y agregó: "Esta casa tiene tantos recuerdos, estoy despidiéndola porque se vende, ya está todo arreglado con los hermanos, llegamos a un acuerdo".

El negocio marcha bien. Además de la venta a la calle, ellos hacen delivery: "Llamen que los atiende mi hijo", invitó Marcelo y contó que entre otros clientes, el otro día le llevó un pedido a la casa a Jimena Barón.

"Las ventas están arrancando, con precios módicos para la gente del barrio, yo volví en enero a casa después de unas peleas con mis hermanos que abrí la boca de más y me perjudicó. Me sacaron de mi hogar con un allanamiento porque decían que había maltratado y golpeado", dijo y aclaró que había tenido una discusión con Silvia y que él dijo cosas de las que se arrepiente: "Ya pagué y pido disculpas, más  que nada a mi mamá".

Además, dijo que se habla solo con Guido y con Norma, pero con Silvia no tiene contacto desde el 21 de septiembre del año pasado, cuando fue aquella pelea que mencionó, que la mediática grabó y que terminó con la intervención judicial.

Silvia, Marcelo y Guido: los Süller
Silvia, Marcelo y Guido: los Süller

Tras aquel episodio, la mayor de las hermanas pidió una perimetral para que Marcelo no se pudiera acercar ni a ella ni a su madre: "No está bien de salud, es grande y me duele no verla". A partir de ese  momento él se quedó sin lugar donde estar, vivió una semana en lo de un amigo y un mes durmió en un auto.

"Esta casa es el esfuerzo de mamá y papá. Cuando me adoptaron papá compró esta casa porque si no mamá, que no tenía panza iba a aparecer de golpe conmigo", dijo sobre el hogar que en días se pintará para poner a la venta: "El dinero, se repartirá la mitad a mi mamá y la otra mitad entre nosotros, pero mi objetivo es focalizar en el trabajo".

Hace poco más de un año murió Hugo, el padre de Marcelo, Silvia, Norma y Guido. "Mi papa no la pasaría bien pero estas cosas no hubieran pasado si el hubiera estado, cuando cayó el jefe de la familia se acabó todo", dijo triste el menor de los hermanos.

SEGUÍ LEYENDO