Claribel Medina habló de sus experiencias laborales con Juan Darthés (Video: Telefe – "PH, Podemos Hablar")

Claribel Medina tuvo dos experiencias laborales con Juan Darthés. La primera fue en 1998 en Canal 9. Una novela que no tuvo mucha repercusión, llamada Te quiero, te quiero, que protagonizaban junto a Raúl Taibo. La segunda fue hace no tanto, en 2011: el musical Un amor de novela, con libreto y dirección de Valeria Ambrosio. Invitada al programa PH, Podemos Hablar, el sábado pasado, la actriz puertorriqueña confesó que no le quedó un buen recuerdo de su colega.

Andy Kusnetzoff, conductor del ciclo, le preguntó si la denuncia por violación de Thelma Fardin contra Darthés la sorprendió, a lo que la actriz puertorriqueña contestó: "Me llamó muchísimo la atención. No otras cosas que no tiene sentido que comente, como las compañeras de trabajo que no la pasaron bien… Creo que es muy difícil en este trabajo mantener un equilibrio. Pero hay caballeros, hombres del medio que son muy generosos, por eso es delicado el tema. Son muy generosos como compañeros, pero Juan para mí tiene un problema con las mujeres".

En ese sentido, reveló: "Creo que es competitivo, no sé por dónde le pasa. No es un buen compañero de trabajo en general. En mis dos experiencias con él, no fue una persona con la que podés llegar a un acuerdo. Como que cuando hacés una escena decís 'vamos por este lado o por el otro' y se trabaja en conjunto. Pero él es muy individualista en su trabajo; no es un compañero generoso para con el otro".

"No me hubiese imaginado el extremo de una menor, que me parece muy fuerte, pero sí creía que se podía pasar de la raya con una persona mayor. Podía pasar el límite aunque le pidieras que no lo hiciera. No la pasé bien en ninguna de mis dos experiencias con él", concluyó.

Un problema del pasado

Claribel Medina habló de sus problemas con la bebida (Video: Telefe – "PH, Podemos Hablar")

En otro momento del programa, Medina se llevó la atención de todos los presentes al contar que tuvo problemas con la bebida, que logró superarlos gracias a la ayuda de Alcohólicos Anónimos: "Se puede vivir bien y con alegría sin la necesidad de apoyarse en algo que te hace mal".

La actriz no especificó en qué etapa de su vida ocurrió, pero sí dijo que en un momento se dio cuenta de que la bebida se le hizo una costumbre que se le escapó de las manos. "Para cantar quería una copita. Terminaba y quería otra.. Hasta que dije: 'Esto no está tan bueno'", confesó.

Por ese motivo fue a buscar ayuda a Alcohólicos Anónimos, donde le dieron una mano para superar su problema. Claro que al principio no fue fácil, pero recordó: "Cuando empezás a escuchar lo que dicen los demás te das cuenta de que sos uno más y que hay gente que ha vivido situaciones extremas, terribles. Cuando salís de ahí sos un ser útil para otro que escucha ese mensaje y está bueno entender que la vida se puede vivir bien y con alegría sin la necesidad de apoyarse en algo que te hace mal. Pero hay que saber que toda la vida va a ser un enemigo".

A raíz de su paso por la agrupación tiene un "padrino" al que llama cada vez que tiene la necesidad de comentarle algo en particular.

Además, recordó una enseñanza que le dijeron mientras hacía temporada de teatro en Villa Carlos Paz: "Una vez le conté esto a un juez y me dijo: 'Ya estoy llamando a un grupo para que te van a buscar. ¿Sabés dónde está el diablo? En la última gotita de la botella. Es segundo. Acordate de eso siempre, Claribel'. Ahí, en esa última gota, es donde se desata todo".

SEGUÍ LEYENDO