María Alejandra Cuenca emocionó con su historia en "¿Quién quiere ser millonario?" (Video: "¿Quién quiere ser millonario?" – Telefe)

Desde que está al aire, ¿Quién quiere ser millonario?, el ciclo que Santiago del Moro conduce en el prime time de Telefe, ha sido escenario de conmovedoras historias de vida. La emisión del viernes pasado, que contó con la presencia de una enfermera y sus tres hijos, no fue la excepción.

María Alejandra Cuenca, de 53 años y oriunda de General Pacheco, se anotó en el programa con el objetivo de llevarse el gran premio para que su hija, Georgina, pueda competir en el torneo de surf adaptado a realizarse en Hawái.

Muy emocionada, Cuenca contó que su hija, que tiene "un problema en las piernas y la columna", es campeona argentina de natación. La joven, que fue al programa como acompañante de su madre, contó: "Hace ya nueve años que estoy nadando y, además, soy surfista adaptada. Hace tres años empecé a surfear y el año pasado representé al país en el mundial".

El sueño de la enfermera y su hija surfista (Video: "¿Quién quiere ser millonario?" – Telefe)

"Estoy muy feliz y contenta de que mi mamá esté participando por mí. Se lo agradezco. Creo que no sería nada sin ella. Mi mamá es mi vida. Si no la tengo a ella no tengo nada", dijo la joven, despertando la emoción entre todos los presentes.

Sin embargo, necesita recaudar fondos para conseguir los pasajes y el material necesario para competir en el certamen: "Estamos tratando de juntar plata para poder tener los equipamientos, las tablas y financiar los pasajes para el viaje a Hawái y así representar a la Argentina. El mundial del año pasado fue en California y la Argentina salió quinta. Y ya está clasificada para el de este año".

La participante se llevó 130 mil pesos (Video: "¿Quién quiere ser millonario?" – Telefe)

Al llegar a los 130 mil pesos, Cuenca decidió retirarse del juego. Dijo que prefería "ir a lo seguro" e intentar conseguir por otros medios lo que falta para que su hija y el equipo vayan el próximo mundial. "Me encantaría seguir jugando pero voy a asegurar lo que tenemos. Creo que tengo que ir a lo seguro. Hay que comprar equipos, algún pasaje… Así que me voy a ir con 130 mil. Haremos algún evento, algo, pero por lo menos es una base. Antes que no tener nada…", dijo.

Santiago del Moro, quien la escuchó muy atentamente durante toda su participación, se mostró emocionado y le dedicó una cálida despedida junto a todos los integrantes de la tribuna: "Este beso es para todas las enfermeras del país. Que Dios te bendiga".

SEGUÍ LEYENDO