Cacho Castaña
Cacho Castaña

Mientras se encuentra internado con un cuadro bronquial, Cacho Castaña fue víctima de la inseguridad en las primeras horas de este viernes cuando al menos un delincuente ingresó a su casa de Olivos y la desvalijó.

Hasta el momento, su mujer Marina Rosenthal decidió no informarle al cantante la noticia para que no se haga mala sangre y continúe con su recuperación. "Cacho se recupera favorablemente, pero todavía no sabe nada del robo", dijo su agente de prensa, Leticia Gourdin.

Una vez que la noticia se hizo pública, Baby Etchecopar se acercó hasta la casa de su amigo y vecino del barrio de zona Norte. "Tengo las mismas novedades que ustedes. Que le saquearon la casa. Se llevaron todo", aseguró el periodista, al mismo tiempo que detalló que forzaron la puerta de la reja de entrada de la casa del músico.

La versión de Baby se contradice con las primeras que indicaban que el ladrón había tenido llave y no habría forzado la puerta de la propiedad. "Esto tiene que estar cerrado con llave", agregó, mientras mostraba la puerta desde la vereda de la casa de Castaña.

(Video: TN)

Cuando le consultaron sobre la versión de que el ladrón habría ingresado por una obra en construcción aledaña, respondió que el músico "ya tenía problemas con esa obra". "Hace un tiempo vine a comer y me dijo: 'De la obra entraron dos tipos con una moto que andaban dando vueltas'", detalló.

"Acá está la Villa Melo. Está claro que esperaron a que Cacho estuviera internado. No había nadie. Hay una villa que es peligrosísima, de donde salen todos los delincuentes que se te ocurran", agregó frente a las cámaras de TN.

También sostuvo que Cacho "tenía guitarras, micrófonos y toda su historia ahí adentro". "Hay que ver qué le quedó", se lamentó el periodista, que aclaró que la empleada doméstica que vio salir corriendo al delincuente "es una señora mayor y de confianza".

El Negro Oro, en la entrada de la casa de Cacho Castaña. Él le había pedido a Baby Etchecopar que se acercara al lugar para ver qué se habían llevado los delincuentes
El Negro Oro, en la entrada de la casa de Cacho Castaña. Él le había pedido a Baby Etchecopar que se acercara al lugar para ver qué se habían llevado los delincuentes

"Acá estamos acostumbrados. Ahora porque es Cacho, pero es normal que te roben. Incluso cuando bajás del auto. Era normal con el intendente anterior. Ahora este intendente puso un montón de destacamentos de policía, pero igual", continuó, haciendo énfasis en la inseguridad del barrio.

"Esto es un hormiguero. Vayan a la Villa San Lorenzo ahora que está todo lo de Cacho", concluyó Baby Etchecopar.

SEGUÍ LEYENDO