Es uno de los conductores más divertidos y locuaces de la televisión argentina. Sin embargo, esta vez Guido Kaczka casi se queda sin palabras ante una de las participantes de Otra noche familiar, el ciclo que lleva adelante a través de la pantalla de El Trece.

Lanzada y deshinibida, Fernanda, una mujer de 47 años, no tuvo tapujo en piropear al actor y hasta compartir con él un lento de la mano de la música de Stevie Wonder.

Estoy grande Guido, tengo 47”, lanzó la mujer, enfundada en un mono rojo largo hasta el piso. “Tenés 47 años… ¿Y estás en pareja?”, le preguntó él. “No… Vos sí, qué lástima”, respondió ella. “Ah bueno…”, respondió Guido, sorprendido ante el halago.

Te seguía desde la revista, desde Resistencia. Es más, me acuerdo de la cucheta donde estabas con todos tus hermanos”, le dijo ella, mientras él se acercaba y le tomaba la mano.

"Escuchame, son esos momentos, viste que estoy...", empezó a decir Kaczka, tentado de la risa.

“Esa película Una chica al rojo vivo, llega a la selva la música de ‘Una chica al rojo vivo’”, afirmó Guido en otro pasaje de la participación de Fernanda, mientras se acercaba a ella. I just called to say I love you, le empezó a cantar, a lo que la mujer le advirtió “No me busques Guido”.

No, no me busques dice, es tremenda”, lanzó el conductor, al tiempo que retrocedía sobre sus pasos.

“Mirá que venía Michael Fox y después el más parecido argentino vos”, lo halagó la mujer.

“Bien, bien, bien, a ver, poné la música”, pidió entonces Guido, para luego tomarla de la cintura y bailar un lento junto a ella.

“Vos sos encantadora y buena onda, y yo soy completamente vergonzoso. Vos sabés que, en general, me da una vergüenza”, se sinceró Guido. “Usted me ve locutor y... Usted sabe que soy vergonzoso, me agarra que, tremendo”, agregó.

Sigo toda tu vida, desde la primera que digo bueno, agarro, y vino la segunda y...”, expresó la mujer, haciendo alusión a los matrimonios de Guido.

"Ah, me está hablando de los matrimonios me parece", lanzó él entre risas.

¿Estás divorciada?”, le preguntó Guido, a lo que ella respondió: “Sí, esperándote”. “¿Hace cuántos años que estás divorciada?”, le consultó entonces él. “Y… desde Floricienta más o menos”, contestó ella, trazando un paralelo con la recordada tira.

¡Todo lo calcula con la tele y programas míos!”, observó Guido Kaczka, sorprendido. “A ver Fernanda, pero bueno, vos decís que ella era chiquita cuando te divorciaste”. “No, no, ahí justo podíamos las dos...Cosa del destino”, insistió ella con la posibilidad de haber tenido un romance con él.

"Cosa del destino. No, pero esperá, yo, a ver, voy a hacer los cálculos porque quiero conocer tu información, voy a hacer los cálculos míos entonces, me los estás haciendo...Yo me divorcié..."

"¿Sabés qué? Yo te paso el WhatsApp y cuando vos te volvés a divorciar me llamás. Dios quiera que no, pero bueno”.

SEGUÍS LEYENDO