Mariano Martínez (Instagram)
Mariano Martínez (Instagram)

"Más, dame un poco más,
Quiero intoxicarme en vos,
Arranca corazones

Hoy, antes del final
Quiero intoxicarme en vos,
Arranca corazones,
Dame tu droga"

Attaque 77, "Arrancacorazones"

Cantaba hace 16 años Mariano Gabriel Martínez sobre el escenario junto a Ciro Pertusi. Hoy, el vocalista y guitarrista de Attaque 77 entona "Arrancacorazones" con Valeria Lynch, con quien además se lo vincula sentimentalmente.

Valeria Lynch y Mariano Martínez, "Arrancacorazones"

A los 48, con más de tres décadas en la música y casi otro tanto siendo conocido, es la primera vez que el cantante es noticia por cuestiones amorosas. Hasta ahora, su vida personal y su situación sentimental eran todo un misterio.

La intérprete de "Me das cada día más" y el autor de temas como "Hacelo por mí" o "El cielo puede esperar" se conocían del ambiente desde hace tiempo, pero en el 2017 ella lo convocó para participar de su disco La extraña dama del rock, en el que también colaboraron Ricardo Mollo, León Gieco, David Lebón, Los Tipitos, Claudio Tano Marciello, Daniel Ferrón. Allí, invitado y anfitriona interpretaron juntos el tema "Arracacorazones".

Mariano Martínez y Valeria Lynch (Instagram)
Mariano Martínez y Valeria Lynch (Instagram)

Mariano conoció a Ciro Pertusi a los trece años en una disquería de Flores. A partir de ahí se hicieron amigos y años más tarde formaron la mítica banda Attaque 77. Hoy, Martínez es el único integrante del grupo -ahora integrado por él, Luciano Scaglioni y Leo de Cecco- que está desde el minuto uno. Incluso, luego de la salida del vocalista en el 2009, fue él quien tomó su lugar y le puso voz a más canciones, ya que hasta ese entonces cantaba en algunas.

Fanático de Pappo, encontró su inspiración en Norberto Napolitano para hacer música: "Es un personaje irrepetible. En lo personal, por ejemplo, me decidí a tocar la guitarra cuando escuché el primer disco de Pappo Blues. Entonces, creo que todos creemos que es uno de los más grandes guitarristas de rock que existió en el mundo, en todos los tiempos. La única diferencia que hay con algunos otros es que nació en la Argentina: vivía en la Paternal. Por ahí no tuvo el acceso que podría haber tenido si le hubiese tocado nacer en un lugar donde una figura así tiene difusión a nivel mundial". Incluso junto con Scaglione hizo la banda tributo Riff 77.

Junto a Pertusi, compuso "Hacelo por mí" en 1990, uno de los cortes principales del disco El cielo puede esperar y uno de los hits de la banda. El tema rápidamente tuvo la aceptación del público y un año más tarde fue cortina del programa homónimo de Mario Pergolini en Canal Nueve: "Si aún te queda algo de amor dentro de tu corazón. No me mires a los ojos. Que me muero, yo me muero de dolor… Hacelo por mí".

Aunque el guitarrista, también compositor, era una de las almas del grupo, recién cinco años más tarde puso su voz a una canción. Se trató del tema "El gran chaparral" del disco Amén! y hacia fines de los 90 en los shows en vivo entonaba "Ángeles caídos" y "Chicos y perros", entre otros.

Attaque 77 en vivo, estadio Obras, "Ángeles caídos"

En 1996 y con un estadio River Plate repleto, Attaque 77, junto con 2 Minutos, fue telonera de Ramones. La banda punk estadounidense había sido un claro referente para las nacionales mencionadas. "Fue un momento muy emotivo. Nos tocó subir al escenario cuando caía la tarde y recuerdo que vi todo el cielo rosa", había dicho De Cecco, baterista, al respecto.

Dos décadas más tarde, en el 2017, Martínez participó del homenaje que se realizó por los 30 años de Ramones en el estadio Obras y tocó su guitarra al lado nada más y nada menos que de C.J. Ramone y Richie Ramone.

En los álbumes Radio Insomnio  en el 2000 ("Vacaciones permanentes", "El ciruja", "Nuestros años felices") y Antihumano en el 2003 ("Ojos de perro", "Barreda's way", "Surfeando en el soretero", "Arrancacorazones", "Antihumano", "Setentistas", "El pájaro canta hasta morir") Martínez tuvo mucha más participación, tanto a la hora de escribir como a la de cantar. Tal vez un presagio de que en un tiempo Pertusi se alejaría del cuarteto.

Lejos de desarmarse el grupo tras la salida del cantante, Attaque se convierte en un trío y Martinez toma la posta, componiendo todas las canciones menos una del siguiente disco, Estallar, en el 2009. La nueva formación lanzó en el 2012 su siguiente disco, esta vez un acústico.

Papá de Ramiro y Rocío, hace dos años dejó entrever la posibilidad de que la banda, que lleva más de treinta años, se podría separar: "Probablemente estas sean las últimas cosas que vamos a hacer como grupo porque son muchos años ya, no vamos a tocar hasta que tengamos 80 años. Necesitamos hacer cosas diferentes".

Además, contó que había tenido problemas de salud: "Respiratorios, fui asmático desde niño hasta los 30 y este año a principios de año (2017) tuve algunos episodios de asma. Al principio fue difícil porque tuve que quedarme afuera de un par de shows de Attaque 77 en México y Costa Rica, ya habrá oportunidad para reencontrarme con los amigos de allá".

Attaque 77 (Instagram)
Attaque 77 (Instagram)

"Les agradezco a todos los que se preocuparon. Muchas veces dejamos pasar esos problemas, el año pasado tuve algunos episodios aislados a los que no les presté atención pero en febrero comenzaron a ser más agresivos. El asma es un viejo conocido para mí. El cuerpo y las preocupaciones pasan factura", agregó, y dijo que en el 2016, dados los problemas con la compañía, el grupo se había convertido en una "preocupación".

Finalmente, recién este año pudieron lanzar su nuevo material, Triángulo Fuerza, que suma folklore a la fórmula:  "Tiene que ver con la necesidad de salirnos  y de no repetirnos".

En una nota hace un tiempo habló sobre cómo es "ser punk a los 40": "Lo rebelde hoy es ser inquietos, estar en una búsqueda, ser solidarios y lúcidos. En la década de 1980 ser rebelde tal vez fue tomar drogas; hoy es todo lo contrario".

Antes de emprender el nuevo material, Martínez estuvo viviendo un tiempo en Córdoba, en Tanti, donde tenía un estudio de grabación en el que, lejos del caos de la ciudad que retrata su tema "Antihumano", se "conectó con la música desde otro lugar".

SEGUÍ LEYENDO