Alfred Hawthorn Hill, más conocido como Benny Hill
Alfred Hawthorn Hill, más conocido como Benny Hill

Dueño de un humor pícaro e inocente pero a la vez machista, Alfred Hawthorn Hill, más conocido como Benny Hill, logró convertirse en una figura mundial de la comedia. Murió teniendo mucho dinero en su cuenta bancaria pero estando solo, y decepcionado por la forma en que había sido tratado por esos mismos hombres a los que hizo ricos, tras haberles dejado una herencia millonaria.

El Show de Benny Hill fue su ciclo insignia desde su debut en 1955 en la cadena BBC, hasta cuando se emitió por última vez en 1989 y ya en otra señal británica, Thames Televisión, que lo despidió porque sus comedias "eran el tipo de programa sexista". Su salida de la pantalla chica marcó el inicio de una etapa de profunda depresión. Muchos años más tarde, en 2007, sus creaciones fueron retirados de toda programación televisiva porque "ya no reflejan la esencia británica".

Alfred Hawthorne Hill nació el 21 de enero de 1924. Después de trabajar como lechero y baterista, se probó en varios escenarios teatrales y clubes nocturnos para demostrar su impronta humorística. Al tiempo, Alfred eligió su nombre artístico, Benny, en honor a su comediante favorito, Jack Benny.

En Argentina, “El Show de Benny Hill” fue emitido por el viejo Canal 11
En Argentina, “El Show de Benny Hill” fue emitido por el viejo Canal 11

Los primeros papeles de Hill eran eclécticos. Su éxito mundial, El Show de Benny Hill, estuvo marcado por innumerables dobles sentidos, gags y travestismo. También le gustaba intercalar el movimiento acelerado con la marcha lenta.

El recordado programa desembarcó en América en 1979 y se convirtió rápidamente en uno de los favoritos del público popular, como también lo fue Los Tres Chiflados. Hoy en día su canción, "Yakety Sax", es conocida mundialmente como "El tema de Benny Hill". En Argentina, el viejo Canal 11 fue la emisora que puso en su pantalla el clásico show, los viernes por la noche.

Benny trabajaba mucho y tenía pocos amigos, aunque su entorno insistía en que él nunca se sentía solo. No se casó, aunque le propuso matrimonio a tres mujeres a lo largo de su vida, como a Doris Deal, quien lo dejó porque el humorista le terminó asegurando que no se sentía preparado para el matrimonio.

Entre ellos también estaba Annette André. Sobre esta actriz australiana cuenta la leyenda que el cómico le propuso casamiento una noche, y ella lo rechazó pensando que bromeaba. No obstante, siempre se especuló sobre la vida sexual de Hill. Algunos afirmaban que era impotente, otros decían que era homosexual (algo que siempre negó), y que por alguna de esas razones el artista evitaba mantener contacto íntimo con personas del sexo opuesto.

Aunque poseía una casa familiar en Southampton, una ciudad al sur de Inglaterra, nunca compró su propia casa en Londres. Tampoco un auto. En su lugar, prefirió alquilar un humilde departamento en Teddington, cerca de los estudios donde hacía su trabajo. Su madre vivió con él hasta su muerte, poco antes de la suya. Hill se alimentaba con comida chatarra, arreglaba la ropa usada y dudaba en reparar el techo de la casa de su madre porque era muy caro.

(Video: El Show de Benny Hill, YouTube)

La salud de Benny empezó a declinar a principios de los 90. Tenía problemas de obesidad; pesaba más de 100 kilos. El 11 de febrero de 1992, tras sufrir un ataque al corazón, los médicos le recomendaron que perdiera peso y que se hiciera un bypass coronario, a lo que se negó. Una semana más tarde le diagnosticó una insuficiencia renal.

Hill murió dos meses después, el 20 de abril de 1992. Lo hizo en soledad, en su casa del 7 de Fairwater en Teddington, Inglaterra, a los 68 años, a causa de una trombosis coronaria. Su cuerpo fue encontrado cinco días más tarde, el 25 de abril, por su productor Dennis Kirkland.

Después de varios intentos fallidos de contactar telefónicamente con el actor, Kirkland llegó hasta el tercer piso de la casa. Minutos después alertó a los vecinos para que llamaran a la policía: había encontrado el cadáver en un sillón, delante de un televisor. Tras el funeral, el cuerpo de Benny Hill fue inhumado en el cementerio de Hollybrook, cerca de su lugar de nacimiento.

A lo largo de su carrera acumuló una fortuna de siete millones de libras esterlinas, que terminó siendo repartida entre sobrinos con los que apenas tenía contacto, ya que el resto de su familia había muerto.

Semanas más tarde comenzó a circular el rumor de que había sido enterrado con grandes cantidades de joyas y oro, por lo que delincuentes desenterraron su cuerpo, en octubre de ese año. A la mañana siguiente, cuando las autoridades acudieron al cementerio notaron que su tumba había sido abierta, sin ningún rastro del supuesto tesoro.

Sólo los culpables de la profanación saben si realmente existieron los comentados valores dentro del ataúd. Hill fue enterrado nuevamente con una cobertura nueva para el féretro y una losa sólida, colocadas a través de la tapa del sepulcro.

Sin dudas Benny Hill logró dejar su huella en la televisión mundial. En 1971 marcó un récord máximo de audiencia con 21 millones de espectadores, y tuvo la oportunidad de conocer a importantísimas figuras que admiraba, como Michael Jackson y Charles Chaplin.

En 1971, “El Show de Benny Hill” marcó un récord máximo de audiencia con 21 millones de espectadores en la TV inglesa
En 1971, “El Show de Benny Hill” marcó un récord máximo de audiencia con 21 millones de espectadores en la TV inglesa

El legado del histrión sigue tan vigente en la actualidad que, a 27 años de su deceso, en Internet todavía se encuentran horas de material de sus programas televisivos, doblados al francés y español.

(Video: El Show de Benny Hill, YouTube)

SEGUÍ LEYENDO