Polos iguales se rechazan, polos opuestos se atraen: la Ley de Atracción vale en la física, se aplica en el amor (y en las relaciones personales). Y así sucede con Diego Maradona. Cuando El 10 se encuentra al lado de Rocío Oliva, Verónica Ojeda parece salir despedida a la velocidad de un tren bala (que funciona con el mismo principio, casualmente). Y cuando la futbolista se aleja, la mamá de Dieguito Fernando Maradona parece recuperar su lugar.

Diego Maradona y Verónica Ojeda
Diego Maradona y Verónica Ojeda

Semanas atrás, Diego regresó al país desde México con Rocío. Y por entonces Verónica lamentaba el tiempo que el director técnico de Dorados de Sinaloa había pasado sin visitar a su hijo menor. Pero con el correr de los días la ausencia de Oliva empezó a notarse. Y se hizo visible -¡qué contrasentido!- en el bautismo de Diego Matías, el hijo de Diego Junior, una semana atrás: Pelusa fue nombrado padrino en una ceremonia íntima realizada en Nordelta, mientras su ex pareja viajaba a Punta del Este.

Al evento estuvo invitado Dieguito Fernando. Y Verónica, claro. Parecía una circunstancia: quien fuera la novia de Maradona durante casi ocho años (Don Diego la adoraba) había asistido para estar junto a su hijo. Y sin embargo, una semana después, Diego y Verónica vuelven a mostrarse juntos, como lo certifica una foto de este sábado a la que accedió Teleshow:

Maradona estampa su clásica firma -“Diego (10)”- sorbe una remera que extiende Verónica Ojeda
Maradona estampa su clásica firma -“Diego (10)”- sorbe una remera que extiende Verónica Ojeda

La imagen fue tomada en la casa de Nordelta donde Diego se hospeda en estos días en Argentina, mientas se espera su (demorado) regreso a Sinaloa. Ojeda lo visitó con Dieguito Fernando; días atrás, El 10 había correspondido el gesto yendo a ver a su hijo a su casa.

"Los dos están mucho mejor, por suerte", dicen desde el entorno del ex capitán de la Selección, en referencia a su vínculo con Ojeda, que supo de momentos muy delicados. Por caso, en octubre de 2018 Maradona anunció que iría por la tenencia de su hijo menor: "No creo que esté en un lugar saludable", dijo, en una entrevista con Infobae. Sin embargo, en esa misma ocasión había confesado su deseo de reencontrarse con el niño.

Hoy, mientras Rocío Oliva juega el fútbol en las playas esteñas, Verónica vuelve a mostrarse cerca de Diego. Y se sabe: en la física, las casualidades no existen. En las relaciones, tampoco.

SEGUÍ LEYENDO