Se conocieron trabajando juntos en Combate y a partir de allí forjaron una relación que traspasó las fronteras de la pantalla chica y los llevó a conquistar públicos de todas las edades, desde niños hasta señoras mayores.

Sin embargo, Flor Vigna y Nico Occhiato, de ellos se trata, nunca habían tenido la oportunidad de tener su propio programa hasta ahora. Por eso, se entiende su felicidad y agradecimiento por el inminente debut de Tenemos wifi, el ciclo que, con producción de KZO y Martín Kweller a la cabeza, conducirán a partir del próximo miércoles 21 de marzo a las 18 horas por la pantalla de KZO.

Flor Vigna con Nico Occhiato
Flor Vigna con Nico Occhiato

"Siempre jugábamos con la idea de si alguna vez hacemos un programa cómo sería, y cuando surgió la posibilidad de poder estar acá nos encantó y empezamos a pensar directamente en ese proyecto", arrancó Nico.

"Decidimos tomar el desafío de hacerlo juntos porque nos parece linda la propuesta de una dupla que sea pareja a la vez, con todo lo que eso significa", agregó la bicampeona del Bailando.

"Es un programa donde va a haber mucha gente joven y vamos a tener música todos los programas con chicos que canten, que nosotros los hayamos visto en Instagram, que hoy en día es la red más fuerte. Nos interesa llevar esos talentos que vemos al programa y todos los días tener algo distinto, eso con respecto a música", adelantó Occhiato sobre la temática del envío.

"La idea es que sea una propuesta diferente en todo sentido. Si bien estamos en una canal de televisión, que tiene cierta parte tradicional, queremos romper un poco con varios esquemas, conducir de una manera diferente. Siempre nos dedicamos a hacer una conducción más bien tradicional, y la idea de esto es mezclar un poco eso con lo que tanto se está hablando en esta época, que son las redes sociales", complementó Flor, para quien "qué mejor que la mejor wifi del mundo para ver a todos esos talentos juntos", haciendo alusión al nombre del programa.

"Es un desafío para nosotros tratar de llevar a la televisión nuestro lenguaje y esta nueva forma en la que la gente joven también está acostumbrada a ver lo real, lo genuino de las redes sociales, de cómo cada uno se muestra. Acá queremos descontracturarlo totalmente, llevar eso que se ve en las redes sociales, que hoy en día es tan exitoso", analizó él, para luego referirse a cómo es para ellos el hecho de trabajar juntos.

"Estábamos hablando de que vamos a tener que aprender a tener ideas diferentes, porque acá vamos a llevar los dos el programa, y va a haber muchas veces donde uno va a decir para mí es por acá y ahí va a estar cuando uno ceda y escuche al otro, que ya lo tenemos por ser pareja", se sinceró Nico, quien también conduce Somos muchos junto a Jey Mammon y Calu Bonfante por la Rock & Pop, para luego referirse a qué esperan de este nuevo desafío.

Nico Occhiato y Flor Vigna
Nico Occhiato y Flor Vigna

"Creo que hay que ir paso a paso. Primero esperamos que todo esto que tenemos en la cabeza lo podemos poner en contenido, y lograr un producto que nos guste, que nos sintamos cómodos, y a partir de ahí empezar a construir para arriba", expresó Nicolás.

"Gracias a los programas que nos dieron la oportunidad hay un público teen hermoso que está ahí presente, pero hace ya un tiempo que se fueron generando otros públicos que tienen diferentes edades. Entonces, el desafío es unir a todos esos públicos en un programa, que a la señora que es amiga de mi mamá también le interese lo que yo le estoy mostrando y unir esos dos mundos, la tele tradicional con lo nuevo que propone todo el universo de las redes sociales", analizó quien interpreta el rol de Trini en Simona, la exitosa tira de El Trece.

Nico Occhiato y Flor Vigna en el video de El Polaco
Nico Occhiato y Flor Vigna en el video de El Polaco

"Hoy en día estamos acostumbrados a escuchar que "la tele va a morir", "la radio va a morir", y yo disiento totalmente. Para mí, cuando dicen "la gente joven no mira tele", o "la gente joven no escucha radio", es porque no hay un programa de televisión que hable con el lenguaje que a la gente joven le interesa o porque no hay un programa de radio que le hable a los jóvenes como ellos quieren. Entonces, el desafío es hablar ese lenguaje y llegarle tanto a los jóvenes como a los grandes, generando una empatía con esa gente", remarcó su novio, para luego pasar al plano personal y a cómo resurgió la pareja a partir de esa "mini crisis" que experimentaron el año pasado.

"Fue como una bisagra. En realidad, yo estaba con mucho laburo y no estaba pasándola bien, y como que me enseñó a disfrutar mi presente, mi pareja, de decir mirá, tengo un pibe que es un amor, que me da todo, que me hace reír, que me abraza cuando lo necesito y no me estoy dando cuenta. A veces hay cosas que son necesarias para situarse más en el presente", reconoció Flor, quien, ante la pregunta sobre si estaban conviviendo afirmó entre risas que "yo le ocupo la casa a él casi todos los días, pero no convivimos todavía".

"Pasamos mucho tiempo juntos, de los siete días de la semana debemos dormir juntos cinco o seis. Así que es como convivir en cierta forma, pero también cada uno tiene sus espacios", acotó Nico. "Cosa que si querés cantar fuerte en la ducha cantás y no pasa nada", acompañó ella entre risas.

Con tantas ocupaciones cada uno -ella también conduce Sin Filtro por El Trece Tv, además de sus participaciones en La Tribuna de Guido– cuesta imaginarlos con tiempo para ellos. Sin embargo, saben encontrar los momentos de pareja.

"Sí, abusamos de esos momentos (risas). Solemos comer mucho helado y ver las series que están de moda", confesó Flor, quien a fines del año pasado había dicho que no eran una pareja tan "fogosa".

(Crédito de foto: Chantal Boutet)
(Crédito de foto: Chantal Boutet)

"A partir de esa como 'mini-crisis' cambió (risas). Tenía que ver con que los dos somos tan laburadores que cuando llegas a tu casa caes dormido. Pero también parte del disfrute que nos planteamos es esto de ver Netflix comiendo helado, o tener ese momento de decir bueno, este sábado nos dedicamos a ir a visitar a la familia o a hacer cosas que no tengan nada que ver con el trabajo. Son parte del placer, y obviamente ese placer (en referencia a la intimidad de la pareja) también está incluido", explicó Flor, quien resaltó que la virtud más grande que tienen como pareja es que él, además de su novio, es su "mejor amigo".

(Crédito de foto: Chantal Boutet)
(Crédito de foto: Chantal Boutet)

"Somos los dos muy racionales y no vamos a hacerle un planteo al otro por algo que uno piense que es medio una bolu…, no estamos en eso por suerte. Somos los dos muy pensantes, y obviamente hay problemas como en todas las parejas, pero a ninguno de los dos nos gusta pelear", agregó él en cuanto a aquellas claves para seguir juntos. "Nuestro tiempo vale mucho para pelearnos", subrayó ella entre risas.

(Crédito de foto: Chantal Boutet)
(Crédito de foto: Chantal Boutet)

La charla va llegando al final, pero, luego de que ambos destaquen especialmente el apoyo que Guido Kaczka les brindó en este último tiempo, es imposible despedirlos sin preguntarles antes si piensan pasar por el altar en algún momento de sus vidas. "No sé si nos imaginamos casados, porque ninguno de los dos cree demasiado en eso, pero con una familia formada seguro", afirmó él a la hora de proyectarse a futuro. "Por ahora tenemos a Panchito, que es el perro de Nico, que es mimado como un bebé", aportó Flor con un toque de humor.

Sin embargo, más allá de la humorada, es difícil no seguir imaginándolos juntos a través del tiempo. Construyendo, paralelamente, esa historia de amor que empezaron a forjar en Combate y una carrera que parece no tener techo para ninguno de los dos. Y que sumará, a partir del miércoles 21, otro mojón importante en su historia profesional.

SEGUÍ LEYENDO