Desde que adoptó nuestra tierra como propia, allá por mediados de los años ´70, Anamá Ferreira se transformó en una de las modelos más destacadas de una generación que contó con otros grandes nombres como Teté Coustarot, Patricia Miccio, Teresa Calandra y Carmen Yazalde, entre otras.

Sin embargo, la también diseñadora, empresaria y actriz de origen brasileño y nacionalizada argentina apeló a su cuenta de Instagram para difundir un mensaje para que las mujeres se muestren sin pudores tal cual son.

"Fui modelo top, trabajé toda la vida con mi cuerpo, era tan flaca que los diseñadores siempre me preguntaban si estaba bien. Siempre fui flaca desde chica, nunca hice dieta en mis años de modelo, jamás pasé hambre para desfilar, pero el cuerpo cambia con los años y pasé mucho tiempo tratando de esconder unos kilos de más, los rollos (por suerte celulitis no tengo)", arrancó Anamá, quien acompañó el posteo con una foto donde se la puede ver luciendo su figura con una bikini blanca.

"Ahora es el momento de mostrarnos tal cual somos, mujeres poderosas, libres de culpa y cargo. Hay que liberarse, ponerse la bikini sin importar la mirada de los demás, mostrar las curvas y los rollos, ir a la playa, las piletas y caminar con la frente en alta, nada de pareos para tapar sus cuerpos", agregó.

"Estoy con este movimiento #bodynatural, las que quieran participar háganmelo saber. Es un movimiento que alienta a adoptar actitudes más libres hacia sus cuerpos, vamos a tratar de desprender los miedos de la mirada ajena, de la ansiedad, y aprender a mirar al espejo y ser más benévolas con nosotras mismas", remarcó.

"Hay cosas para cambiar y otras que seguirán iguales. Vamos, quiero más fotos reales en bikini o mallas con celulitis y estrías. Así somos, las cicatrices son cosas de la vida, vamos a tener una mejor relación con el cuerpo", concluyó, arengando al género femenino en general a seguir su ejemplo y mostrar sus físicos sin tapujos ni inhibiciones de ningún tipo.

LEA MÁS