Florence Pugh (Foto: Shutterstock)
Florence Pugh (Foto: Shutterstock)

Hasta el año pasado muy pocos conocían quién era Florence Pugh, una actriz incipiente que estaba esperando al papel que la llevara a las alfombras rojas y al reconocimiento mundial. Y como si se hubiera subido a una montaña rusa, la artista logró en algunos meses lo que a miles de actores les lleva décadas: la fama, el éxito y el prestigio de estar nominada a uno de los grandes premios de la industria.

Florence nació en la ciudad de Oxford, en el seno de una familia de clase media. Su papá tenía varios restaurantes y su mamá era profesora de baile. Es la tercera de cuatro hermanos, uno de ellos también actor, Toby Sebastian, a quien vimos interpretar a Trystane Martell en Game of thrones.

Cuando era muy pequeña, la familia decidió mudarse a España en busca de un clima más cálido que pudiera aliviar los problemas respiratorios de la futura actriz.

De a poco, Florence fue encontrando su camino, participando de las obras teatrales infantiles. En un momento incluso abrió su propio canal de youtube, en el cual subía videos caseros cantando y tocando la guitarra temas de Oasis o de Adele. Su nombre artístico era Flossie Rose y hay aún una versión del tema Wonderwall, que subió en 2013. Cuatro años después su madre la animó para que se presentara en el casting del film The Falling y fue elegida, marcando así su debut junto a Maisie Williams (Arya Stark en Game of thrones).

Florence Pugh en el Festival de Cine de Londres en 2014 (Foto: Shutterstock)
Florence Pugh en el Festival de Cine de Londres en 2014 (Foto: Shutterstock)

Pero el reconocimiento le llegaría con su participación del clásico de Shakespeare, Lady Macbeth, y allí los productores comenzaron a poner sus ojos sobre el nombre de Pugh. La prensa comenzó a compararla con Kate Winslet, no solo por cierto parecido físico sino también por la versatilidad de interpretación.

Este año que pasó la vimos sufrir en la película de terror Midsommar en la que pudo transmitir la angustia insoportable que tenía su personaje. Pero sin dudas el papel que marcará un antes y un después de su carrera sea el de la más pequeña de las hermanas March, Amy, en Mujercitas. Por este rol ya fue candidata a los Critics’ Choice, al Bafta, y ahora aspira a llevarse el Oscar el próximo mes.

Mujercitas, que se estrenará el jueves 30 de enero en la Argentina, es dirigida por Greta Gerwig, que también aspira a llevarse una estatuilla dorada el próximo 9 de febrero por el guión adaptado de la obra de Louise May Alcott.

Florence ya fue tapa de la revista Vogue y mientras sigue sumando seguidores en Instagram, intentando llegar al millón, pronto se la volverá a ver en la pantalla grande cuando se estrene Viuda Negra, filme en el que le da vida a la espía Yelena Belova, y que se enfrentará al personaje de Scarlett Johansson.

Florence en la portada de Vogue
Florence en la portada de Vogue

Pero no todo fueron éxitos en la vida de esta veinteañera de Oxford. A los 19 años sufrió en carne propia la discriminación. Los productores de la serie Studio City -que luego no se emitió- le sugirieron que si quería un rol debería adelgazar unos kilos. “Me dí cuenta de lo que quería representar, y si eso no hubiera ocurrido, puede que no hubiera superado mis problemas con mi cuerpo a una edad tan temprana”, aseguró Pugh a la revista inglesa Glamour. Luego de este suceso fue que participó de Lady Macbeth en la que había muchos desnudos y le permitió amigarse con su imagen: “Me habían hecho sentir una mierda por mi aspecto”, recordó Florence.

Estos aspectos fueron los que tuvo en cuenta Greta Gerwig para elegir a Pugh para interpretar a Amy. De hecho retrasó la filmación para que Florence pudiera finalizar otros compromisos laborales. Y no se equivocó. Por este rol, la actriz de 24 años no dejó de cosechar nominaciones en esta temporada de premios, entre ellos el más preciado: el Oscar. Allí competirá contra Scarlett Johansson, Margot Robbie, Kathy Bates y la favorita a llevarse el galardón, Laura Dern.

Florence Pugh está de novia con Zach Braff, un actor que le lleva 21 años, y de quien asegura no le importa la diferencia de edad. Y así como tiene muy en claro sus sentimientos, también sabe bien qué pretende para su carrera. Porque a esta centennial le sobra talento para ser más que la “artista del momento”, pero para perdurar deberá demostrar que logró mantener el ímpetu y el carácter que la llevó a ser tan buscada en Hollywood.

Florence en el poster de
Florence en el poster de "Mujercitas"

SEGUÍ LEYENDO