El intendente de Paraná, Sergio Varisco (Gentileza Diario Victoria)
El intendente de Paraná, Sergio Varisco (Gentileza Diario Victoria)

La fiscalía pidió este martes que Sergio Varisco, sea condenado a la pena de dos años de prisión condicional e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. El ex intendente de Paraná está acusado de haber intentado concretar una malversación de caudales públicos mediante el giro de un millón y medio de pesos a una mutual.

El ex funcionario cumple actualmente prisión domiciliaria, tras haber sido condenado a fines de diciembre a seis años y medio de prisión en el marco de otra causa por comercialización de estupefacientes.

Ahora, las fiscales Cecilia Goyeneche y Patricia Yedro solicitaron la nueva pena en el marco del proceso judicial por la causa conocida como “Mutual Modelo”, que se le sigue a Varisco por intentar realizar un giro de 1,5 millones de pesos a dicha entidad, a pocos días de asumir su mandato.

Además, solicitaron un año y 8 meses de prisión condicional para el ex secretario de Legal y Técnica municipal, Walter Rolandelli, y un año y 10 meses para el presidente de la mutual, Miguel Picazzo. En ambos casos, también se solicitó la inhabilitación perpetua de ejercer cargos públicos.

Por su parte, el ex intendente no se presentó a la audiencia aduciendo “problemas de salud física, psicológica y psiquiátrica”. En tanto, su abogado defensor, Rubén Pagliotto, aseguró que no hubo delito porque se trata de “una operatoria común” y que, además, “ni siquiera se concretó”.

Ante los jueces Gervasio Labriola, Rafael Cotorruelo y Carolina Castagno, las fiscales indicaron durante más de dos horas que la investigación buscó demostrar la “ilicitud” del intento de adelanto financiero que se realizó en enero de 2016, sin seguro de caución.

El ex intendente de Paraná, Sergio Varisco (Télam)
El ex intendente de Paraná, Sergio Varisco (Télam)

Al solicitar el préstamo, Picazzo no dio a conocer “las proyecciones económicas de la Mutual ese año ni un informe que diera cuenta de la crisis financiera que supuestamente atravesaba la mutual”. Por otro lado, aseguraron que el anticipo “no estaba motivado” y que no hubo “normativa alguna que encuadre esta maniobra”, por lo que “era inviable y no supera un control de legalidad”.

En ese sentido, señalaron que los $1.5 millones iban a destinarse a “préstamos para los empleados municipales, pero con 40% de interés” cuando la Mutual había recibido el dinero sin interés. Las fiscales determinaron que hubo “celeridad y un trabajo expeditivo con connivencia” entre Varisco, Rolandelli y Picazzo para que pudiera salir el préstamo.

El tribunal determinó que Varisco pueda declarar a través de videoconferencia o que la audiencia se traslade a la quinta en la que se encuentra el ex jefe comunal de Paraná. Por otra parte, para el próximo martes está previsto el adelanto de sentencia.

En tanto, con respecto a la condena por comercialización de estupefacientes, la Unión Cívica Radical (UCR) de Paraná se solidarizó a principios de este año con el ex funcionario de la ciudad entrerriana y ratificó “plenamente su inocencia”.

A través de un comunicado, el comité local del histórico partido sostuvo que hubo “instancias políticas desencadenantes de muchas de las acciones que enrarecieron el devenir del proceso judicial" en contra del ex jefe municipal, que fue encontrado culpable de ser “partícipe necesario penalmente responsable del delito de comercialización de estupefacientes agravado”.

“En esa inocencia seguimos confiando absolutamente y estamos seguros que será develada más temprano que tarde y que la verdadera realidad aflore con fuerza sanadora”, concluyó el comunicado que emitió la Unión Cívica Radical en defensa de Varisco.

Seguí Leyendo: