Julieta Rossi y Fernando Báez Sosa estaban de novios desde hacía diez meses.
Julieta Rossi y Fernando Báez Sosa estaban de novios desde hacía diez meses.

Julieta Rossi se unió a Twitter en abril de 2019. Hasta el pasado viernes 17 de enero del 2020, la joven de 18 años usaba la red social para retuitear comentarios o memes divertidos. En los últimos días sin embargo, su timeline está repleto de mensajes que piden “Justicia” por la muerte de Fernando Báez Sosa, su novio asesinado a golpes por un grupo de rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate en la ciudad balnearia Villa Gesell.

Entre la catarata de tuits uno fue escrito por ella. Tiene fecha del domingo 19 de enero a las 22.12 hs y una imagen donde se la ve junto al joven en la playa. Fer mi amor, feliz mes. Voy a contar por los dos para siempre, escribió Julieta.

El tuit que escribió Julieta para despedir a Fernando Báez Sosa.
El tuit que escribió Julieta para despedir a Fernando Báez Sosa.


Julieta y Fernando iban a cumplir diez meses juntos. Según manifestó la joven en una entrevista al programa Crónicas de la tarde (eltrece) salían desde febrero de 2018, pero recién se pusieron de novios a principios de 2019. “Veníamos organizando todo para nuestro aniversario. Yo le decía a Fer: ‘Vamos a ir a la playa a mirar el atardecer y comemos los panqueques que te gustan’. Hacía una semana que no lo veía”, contó la joven entre lágrimas en comunicación telefónica con el ciclo conducido por Mónica Gutiérrez.

Horas antes se la vio en el cementerio de la Chacarita llorando desconsoladamente. En sus manos llevaba una caja de zapatillas deportivas color naranja donde guardaba todos los recuerdos de Fernando: desde fotos impresas, cartas de amor, hasta un envase de su desodorante favorito marca Hugo Boss. Era el amor de mi vida. Mi mejor amigo, mi novio, mi compañero y no está más: lo mataron, aseguró.


Julieta Rossi en el cementerio de la Chacarita. En sus manos llevaba una caja de color naranja, donde guardaba las cartas de amor que pensaba darle a su novio Fernando Báez Sosa.
Julieta Rossi en el cementerio de la Chacarita. En sus manos llevaba una caja de color naranja, donde guardaba las cartas de amor que pensaba darle a su novio Fernando Báez Sosa.

Además de un noviazgo reciente, Julieta y Fernando compartían su pasión por el Derecho. Tan es así que, luego de hacer el ciclo básico común, se habían anotado para cursar la carrera juntos en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Acerca de la discusión que desencadenó el crimen de su novio durante la madrugada del sábado 18 de enero a la salida del boliche Le Brique (ubicado sobre la Avenida 3 y la calle 102 de Villa Gesell), Julieta aseguró que Fernando jamás se hubiera peleado con nadie. "Era una persona amorosa. Siempre me decía cuánto me quería, lo linda que era y que se sentía un afortunado por estar conmigo”, concluyó en medio del llanto.


SEGUÍ LEYENDO