Los 10 primeros acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa fueron detenidos este sábado en la casa donde se hospedaban en Villa Gesell
Los 10 primeros acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa fueron detenidos este sábado en la casa donde se hospedaban en Villa Gesell

Fernando Báez Sosa, un joven de 18 años de Capital Federal, había viajado este fin de semana con un grupo de amigos para pasar unos días de descanso en las playas de Villa Gesell. El viernes por la noche salieron todos juntos al boliche Le Brique de esa ciudad y, horas después, Fernando murió tras ser salvajemente agredido por un grupo de jóvenes con quienes habían tenido un supuesto altercado adentro del local bailable.

En la mañana del sábado, 10 jóvenes del partido bonaerense de Zárate, jugadores de rugby de un club de la zona de entre 18 y 20 años, fueron identificados como los presuntos autores del hecho y detenidos en un chalet de dos plantas ubicado sobre la calle 202 donde se hospedaban.

Cerca de las 18 del sábado, la policía identificó al detenido número 11: Pablo Ventura, de 21 años. Efectivos de la DDI Villa Gesell en colaboración con la DDI local lo detuvieron en su casa de Zárate y lo trasladaron a la ciudad balnearia, acusado por el asesinato de Fernando, donde está detenido e incomunicado.

Un video de un testigo de la golpiza registró los últimos minutos de la salvaje agresión al joven
Un video de un testigo de la golpiza registró los últimos minutos de la salvaje agresión al joven

Este domingo, el fiscal Walter Mercuri de la UFI N° 8 de de Madariaga, a cargo de la causa caratulada como “Es homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o mas personas”, pidió la detención de los 11 involucrados al Juzgado de Garantías N° 6 de Villa Gesell, que deberá resolver su situación en las próximas horas. Este domingo a las 19 horas, el fiscal Mercuri y la fiscal Veronica Zamboni, de la UFID N°6 de Villa Gesell comenzarán con las indagatorias de los acusados.

La familia de Pablo, sin embargo, asegura que el joven nunca salió de esa localidad, que no estuvo cerca de Villa Gesell en el momento del hecho e incluso que no forma parte del grupo de amigos detenidos. Fuentes de la investigación señalaron a Infobae que todos los aprehendidos lo mencionaron.

“Ayer a las 5 de la tarde gente de la DDI de Campana fue a mi domicilio, preguntó si estaba Pablo, les dije que sí y salimos”, contó José María, padre del onceavo detenido, que es dueño junto su mujer de una farmacia en la localidad de Zárate, desde Villa Gesell. “Nos dijeron que tenía que declarar porque alguien lo nombró en Gesell, como que estuvo metido en este lío con el chico fallecido. Le dijimos que sí, fuimos a la DDI y ahí lo trasladaron”.

La familia de Pablo Ventura asegura que el joven no estaba en Villa Gesell al momento de la agresión. El joven practica remo en un club de Zárate
La familia de Pablo Ventura asegura que el joven no estaba en Villa Gesell al momento de la agresión. El joven practica remo en un club de Zárate

“Pablo nunca salió de Zárate ni estuvo en Villa Gesell”, afirmó el hombre. “El viernes a la noche comimos en un conocido local de la costanera de Zárate mi esposa, Pablo y yo. La Querencia se llama. A las 21.15 buscamos buscamos mesa y nos fuimos cerca de las 23. Después de cenar con nosotros estuvo con unos amigos y amigas en un departamento de acá”.

“Tenemos todas las pruebas de que en ese momento, aproximadamente cuando ocurrieron los hechos, ellos estaban ahí. Tenemos las filmaciones del lugar donde estuvieron cenando y los chicos con los que estuvo esa noche quieren declarar”, confirmó Jorge Santoro, abogado de la familia Ventura. “Aparte de eso voy a pedir los entrecruzamientos de llamadas para ubicar a Pablo esa noche en Zárate y la revisación médica que le hicieron en la DDI de Campana donde no se observaron signos de violencia o que haya estado involucrado en una riña”.

Fernando Báez Sosa tenía 18 años y quería ser abogado
Fernando Báez Sosa tenía 18 años y quería ser abogado

Tras reunir el material probatorio, el letrado viajará a Gesell para reunirse con Pablo -a quien instará a que declare y cuente su verdad en la indagatoria ante el fiscal- para intentar reconstruir de qué manera terminó involucrado en la causa. Quiero saber en qué situación lo mencionaron. No tengo mayores precisiones porque no he visto el expediente”, agregó. “Pero queremos solidarizarnos con la familia afectada, apoyar al fiscal y colaborar con él en la búsqueda de la verdad”.

José María destaca que está mayormente desconcertado y que desconoce que exista un vínculo de amistad entre su hijo y los primeros 10 jóvenes detenidos, jugadores del Arsenal Rugby Club.

“Se conocen de la zona, porque hacen deporte. Pero Pablo hace remo en el Club Náutico de Zárate”, explicó. “La verdad no sé si han tenido algún problema, no me lo imagino, sólo los conozco de vista. No pude hablar aún con él sobre esto porque está incomunicado. Me parece lógico pero la verdad estamos mal, le ponen barbaridades en las redes sociales y no entendemos por qué. Y no me puedo ni imaginar como estará esa familia que perdió un hijo. A ellos les damos nuestras condolencias”.

Los 10 detenidos juegan al rugby en el Arsenal Rugby Club de Zárate
Los 10 detenidos juegan al rugby en el Arsenal Rugby Club de Zárate

En su cuenta de Facebook, Pablo tiene de amigos a cuatro de los detenidos pero no aparece en ninguna foto con ellos, practicando rugby o en el club al que pertenecen. El escaso contenido que tiene público lo muestra con otros amigos y, principalmente, en prácticas o competencias de remo.

El fiscal Mercuri indicó a este medio que la Justicia de Villa Gesell ya está al tanto de la situación de Pablo Ventura pero que en ese momento la posibilidad de que hubiera una persona fugada no permitía obrar de otra manera. “Él podrá demostrar en su indagatoria que no estaba en Gesell pero en el momento se deben tomar decisiones de acuerdo a las pruebas que se reunieron”, explicó. “No puedo pasar por alto un dato tan importante como que una persona se fugó en una causa por homicidio agravado, que tiene una pena muy grave", agregó y confirmó que el joven recuperará la libertad si esa información era errónea.

Esta mañana, familiares y amigos despidieron a Fernando Báez Sosa en una sala velatoria del barrio porteño de Caballito. “Fernando era mi todo, mi vida, no tengo palabras, era todo, buen hijo, no puedo creer lo que nos pasó, un par de asesinos me arrebataron a mi niño", dijo Graciela, madre del joven, en una entrevista con Infobae.

SEGUÍ LEYENDO: