Así sacaron del boliche de Villa Gesell a los rugbiers


Tras publicar un breve comunicado en su cuenta oficial de Facebook, el boliche de Villa Gesell donde se inició la pelea que terminó con la muerte de un joven de 19 años dio a conocer un video donde observa cómo el personal de seguridad echa del lugar a los rugbiers detenidos.

Los agresores son conducidos por una puerta lateral a la pista que da hacia la avenida 3. El primero en ser sacado a la fuerza de la pista es un joven rubio que lleva el pelo atado con un rodete. Y detrás de él se ve a otro de sus amigos que es arrastrado contra su voluntad mientras dos patovicas lo tienen neutralizado del cuello y el brazo izquierdo.


El resto del grupo, en cambio, sale de manera pacífica y siguiendo las órdenes de evacuación.

Una vez fuera del boliche, los jóvenes continuaron con las agresiones contra Fernando Báez Sosa y su grupo de amigos sobre la Avenida 3 hasta que intervino la policía y dispersó a los agresores. En el momento en que Báez Sosa quedó solo -según los primeros testimonios recabados- fue rematado a piñas y patadas por al menos 6 de ellos que antes habían escapado de los efectivos.

Estos son los rugbiers detenidos
Estos son los rugbiers detenidos

Los detenidos fueron identificados como Matías Franco Benicelli (20), quien de acuerdo a los testimonios y averiguaciones practicadas resultaría ser uno de los autores del presente hecho, Ayrto Michael Villaz (20), Macimo Pablo Thomsen (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Fidel Pretossi (20), Alejo Milanesi (20), Tomas Enzo Comelli (19), Juan Pedro Guarino (19), Ciro Pertossi (19), Blas Sinalli (18) y Pablo Ventura (20).

Si bien en un principio habían detenido a solo 10 de ellos, la policía luego logró ubicar a Ventura; que fue el último aprehendido. La policía lo localizó en la ciudad de Zárate a donde se había fugado con la ayuda de su padre.

Fernando Báez Sosa fue asesinado a golpes a la salida de Le Brique
Fernando Báez Sosa fue asesinado a golpes a la salida de Le Brique

Es por eso que este nuevo video -que ya está en manos de la UFID 8 Madariaga- será clave para certificar o desterrar la coartada del joven, que aseguró que no estaba en el boliche en el momento del hecho.

“Lamentamos profundamente el hecho trágico sucedido ayer en la madrugada en la cercanía de nuestro local”, escribieron en las redes sociales los dueños del boliche, manifestando su repudio a “todo tipo de acto de violencia”. Además de dar el pésame a los familiares de la víctima, dijeron que están “a disposición de la justicia y los organismos que lo requieran para colaborar en el esclarecimiento del hecho”.

Los 10 rugbiers fueron apresados este sábado cuando se encontraban hospedados en un chalet de dos plantes situado en la calle 202, en la entrada al Bosque Pinar. Todos están acusados del crimen de Fernando Báez Sosa, un porteño de 19 años que fue brutalmente golpeado a la salida del Le Brique.

Los rugbiers fueron detenidos en un chalet que alquilaban en Villa Gesell, a pocas cuadras de Le Brique
Los rugbiers fueron detenidos en un chalet que alquilaban en Villa Gesell, a pocas cuadras de Le Brique

La víctima fatal era hijo único, estaba de novio y había viajado a la costa para pasar un fin de semana con sus amigos en la playa. Días antes de emprender el viaje, contó su padre, se había anotado para cursar las primeras materias de la carrera de Derecho, tras aprobar con éxito el CBC el año pasado.

Sus restos están siendo velados en una cochería del barrio de Caballito, donde familiares y amigos se acercaron para darle un último adiós. Hoy a las 10.30 será el entierro en Chacarita.

Los restos del joven son velados en una cochería de Caballito. Báez Sosa será enterrado este lunes, en Chacarita
Los restos del joven son velados en una cochería de Caballito. Báez Sosa será enterrado este lunes, en Chacarita

“Fernando era mi todo, mi vida, no tengo palabras, era todo, buen hijo, no puedo creer lo que nos pasó, un par de asesinos me arrebataron a mi niño. Que se haga justicia, a mi hijo lo cagaron a golpes hasta matarlo”, dijo a Infobae Graciela, su mamá.

Silvino, el padre de Fernando, puso en palabras lo que ese hijo representaba para ellos: “Mi hijo era todo, era nuestra vida, era todo para nosotros. Sólo queremos llegar a casa y que pase todo esto”. Y agregó: “El que lo asesinó la verdad es un animal, habiendo tanto policía para poder cuidar a la gente, era mi hijo y yo ya no sé si voy a tener hijos. Con Graciela estamos realmente muy tristes, sólo queremos que se haga justicia”.


Seguí leyendo: