La policía llegó al lugar y una ambulancia trasladó a la joven, que murió a los pocos minutos (La Capital de Mar del Plata)
La policía llegó al lugar y una ambulancia trasladó a la joven, que murió a los pocos minutos (La Capital de Mar del Plata)

Un joven acusado de haber asesinado de nueve puñaladas a su ex novia, cuando ella regresaba a la casa de sus padres en Mar del Plata en abril de 2018, será juzgado desde este lunes en los tribunales de esa ciudad bonaerense.

Se trata de Nicolás Federico Mansilla, quien llega al juicio detenido por el “homicidio agravado por el vínculo y por ser de una mujer cometido por un hombre mediando violencia de género” de Eliana Aylen Domínguez.

El debate se desarrollará desde hoy en el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Mar del Plata, integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas, y Jorge Peralta.

La investigación fue encabezada por el fiscal Fernando Castro, de la Unidad Funcional de Instrucción 1 marplatense, quien consideró que el lunes 2 de abril de 2018, “entre las 22 y las 23”, Mansilla apuñaló a la joven “con un cuchillo de acero de 30 centímetros, en la zona del tórax, con la inequívoca intención de ocasionarle la muerte”.

Según consta en la causa, el acusado esperó que su ex pareja llegara del trabajo a la casa donde ella vivía junto a sus padres, en el barrio Bosque Grande, en el sudoeste de la ciudad, y luego de que ella bajara del colectivo, la apuñaló mortalmente.

La puerta de la vivienda, minutos posteriores al hecho (La Capital de Mar del Plata)
La puerta de la vivienda, minutos posteriores al hecho (La Capital de Mar del Plata)

Los padres de la joven relataron que horas antes del hecho, Mansilla había llegado a la vivienda, ubicada en Heguilor al 1900, y preguntó “si estaba Eliana dado que no había arribado” a la casa donde él vivía, a pocas cuadras.

La madre y el padre de la víctima declararon que el joven tenía “un aspecto de lamento”, porque “Eliana pretendía terminar con la relación”, y él mostró “claras intenciones de quedarse a esperarla en el lugar”.

Según estableció el fiscal, el acusado decidió “esperarla en la puerta de la finca”, mientras la madre de ella “lo miraba por la ventana”, hasta que “Nicolás se levanta para caminar en dirección a Eliana, y en cuestión de segundos”, su hija cae “desplomada en el piso”.

Tras observar la escena, la mujer salió corriendo desde el interior de la vivienda y encontró a la joven “tendida en el suelo, boca arriba, con sangre en la cara, sin ningún signo de vida”, y el agresor “ya se había dado a la fuga”.

La joven fue trasladada de urgencia al Hospital Interzonal General de Agudos local, pero falleció minutos después.

En el marco de los peritajes realizados en el lugar se secuestró “el cuchillo homicida de 17 centímetros de hoja”, al tiempo que la autopsia estableció que Eliana murió de un “shock hipovolémico” producto de “lesiones en región torácico-abdominal” y que sufrió nueve heridas de arma blanca en las zonas del cuello, el pecho y el tórax.

“La multiplicidad de las heridas y su gravedad implican la violencia de la agresión, habiendo lesionado órganos vitales de la víctima”, indicó el fiscal y agregó que Mansilla arrastró del pelo a la joven durante el ataque, lo que produjo “despegue parcial del cuero cabelludo” y raspones en “rodillas, piernas y dorso”.

Luego de apuñalar a Domínguez, el acusado escapó corriendo del lugar pero fue detenido a cuatro cuadras por personal policial, con heridas provocadas en un presunto intento de suicidio y en el marco de la investigación se estableció que la joven había relatado a algunos allegados que Mansilla “había sido violento” y que “la insultaba y la trataba mal”, durante el tiempo que fueron novios.

Desde el momento del crimen, los familiares de la víctima realizaron marchas y acciones para pedir la condena del acusado, quien permanece alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

Seguí Leyendo: