Desalojo Constitución

Este martes se vivieron momentos de extrema tensión durante un desalojo en el barrio porteño de Constitución, en el marco de un operativo de la Policía de la Ciudad para sacar a los ocupantes del inmueble, tras una denuncia del dueño ante el Juzgado Civil N°62 que ordenó el procedimiento. Hubo seis detenidos y cinco policías heridos.

El operativo se realizó en Solís al 2100 por directiva del juez Juan Perozzielo Vizie, luego de que el proceso judicial motivado por el dueño del lugar obtuviera fallos favorables tanto en primera como en segunda instancia. Ayer lunes existió un primer intento de desocupar el lugar, pero finalmente se dilató para este martes.

Desde la Defensoría del Pueblo, Bárbara Bonelli, le contó a Infobae que en el día de ayer junto al titular Alejandro Amor, estuvieron en el lugar y propusieron al Oficial de Justicia y al juez, mediar entre las partes “para poder llevar adelante un desalojo pacífico y con soluciones habitacionales definitivas para quienes habitaban el inmueble”.

Hubo cinco policías heridos y seis personas fueron detenidas
Hubo cinco policías heridos y seis personas fueron detenidas

Sin embargo a pesar del planteo, este martes se les informó que se estaban sucediendo incidentes en el lugar a partir de un nuevo intento de desalojo por lo que no hubo margen para una mesa de diálogo. “Estuvimos presentes acompañando la situación y a las familias”, expresó Bonelli que confirmó además a este medio el número de detenidos.

Este martes dos de los ocupantes, según relataron fuentes policiales, al momento de llevar adelante la orden judicial, comenzaron a arrojar elementos contundentes, como botellas de vidrio y garrafas de 10 kilos, piedras y palos, contra el personal. Por los cruces resultaron detenidas seis personas que se encuentran a disposición de la justicia y hubo cinco policías heridos.

Se vivieron momentos de tensión ante la resistencia de las familias
Se vivieron momentos de tensión ante la resistencia de las familias

Luego del desalojo, hubo tres detenciones en el momento en el que se intentó cortar el tránsito en Caseros y Solis, uno de ellos por morder a un policía. Finalmente se logró desocupar el inmueble y las familias retiraron sus pertenencias.

Según informaron fuentes policiales los detenidos son dos ciudadanos argentinos, dos peruanos y un brasilero, todos acusados de “atentado y resistencia a la autoridad y lesiones”. En el caso interviene la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Nro. 11.

Seguí leyendo