Sabrina Pasarín tiene 21 años y está presa por ocasionar una tragedia vial
Sabrina Pasarín tiene 21 años y está presa por ocasionar una tragedia vial

Sabrina Pasarín (21), la joven hija de un narco tucumano, presa por ocasionar el trágico accidente de tránsito en el que un hombre perdió la vida, tuvo una semana ajetreada. El lunes se enteró que la fiscal Adriana Giannoni pidió que sea enjuiciada por homicidio simple con dolo eventual por este episodio, mientras que ayer el juez Facundo Maggio le otorgó el beneficio del arresto domiciliario para que pueda cuidar a su hija de cuatro años.

El accidente ocurrió a la 6 de la mañana del 20 de junio pasado. Ese día, Pasarín conducía su camioneta Chevrolet S10 color blanco, pasó en rojo y embistió de lleno el Corsa Classic en el que viajaba Rodrigo Alejandro Carrizo (31). El hombre fue despedido del vehículo y murió en el momento. Además, el test de alcoholemia le dio positivo: tenía 0,69 de alcohol en sangre.

Pero no se trata del único episodio fatal de tránsito que protagonizó la joven. Mientras se investigaba lo ocurrido el pasado 20 de junio, se conoció que la joven, cuando tenía 14 años, se cayó de la moto de alta cilindrada que conducía, ocasionando la muerte de Lucía Nieto, de la misma edad, quien la acompañaba en el vehículo.

El episodio nunca fue esclarecido y la joven jamás rindió cuentas ante la justicia. Misteriosamente, según la familia de la víctima, se borraron pruebas. Según recordó Inés, la hermana mayor de Lucía, en diálogo con Infobae, todas las pertenencias de Lucía, incluido el celular, desaparecieron. El caso quedó impune.

La última foto subida en Instagram
La última foto subida en Instagram

La familia de Carrizo, a través de su abogado Jorge Lobo Aragón, rechazó la decisión del juez, ya que entienden que el delito era grave. Sin embargo, Pasarín ya está en su casa y no pasó mucho tiempo hasta hacerlo saber.

A través de su cuenta de Instagram, la joven de 21 años subió una foto en la que se mostró dentro de su hogar, a donde fue enviada con una pulsera electrónica. Sabrina fue siempre una persona que le gustó exponer su vida en las redes sociales, y no tenía problema en dar cuenta de su vida llena de lujos, muchos producto del dinero narco producido por su padre, Mario Pasarín, quien actualmente espera ser enjuiciado por un caso de drogas.

La actitud de la acusada en Instagram generó el inmediato repudio de los familiares del joven muerto. "Mientras la hija de Sabrina está feliz porque se reencontró con su madre, el hijo de Rodrigo anda alma en pena preguntando por su padre que no lo volvió a ver más por su imprudencia", dijo en diálogo con La Gaceta de Tucumán, Mariela Carrizo, hermana de Rodrigo, quien confirmó que en los próximos días vecinos de Leales, donde vivían, se movilizarán para exigir Justicia por el joven.

Aragón, por su parte, cuestionó la actitud de la joven. "La verdad es que seguimos sin entender nada. Ella quedó a un paso de ser enjuiciada por un delito grave, y no sabemos qué pasará con el otro, y no sólo está en su casa, sino que además se saca selfies y las sube a las redes sociales como queriendo decir ya volví, no ha pasado nada", aseguró.

"La resolución de otorgarle el arresto domiciliario es muy polémica. Pero lo más grave es que atienden sus derechos, pero,¿cuándo se atenderán los de las familias de la víctima?. Quiero insistir: está acusada de homicidio, pero sigue subiendo fotos como modelo. Evidentemente algo está fallando en Tucumán", agregó.

Seguí leyendo