Cinco personas oriundas de las localidades bonaerenses de Bella Vista, Malvinas Argentinas y Loma Hermosa fueron detenidas en las últimas horas por distribuir material pornográfico infantil en la web.

Los procedimientos se produjeron a raíz del megaoperativo "Operación Sin Fronteras" que ejecutó en abril de 2015 el Buró Federal de Inteligencia (FBI) de Estados Unidos en coordinación con Interpol Argentina, la Brigada Investigadora del Ciber Crimen (BRICIB) de Chile y la Comisión Nacional de Seguridad y Procuraduría General de la República de México.

Aquella investigación detectó una red internacional que intercambiaba materia pornográfico infantil explícito, implicando a usuarios de los países mencionados y de Brasil, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Panamá, Paraguay, España, Uruguay, Guatemala y Venezuela, entre otros.

Puntualizando en Argentina, la conexión se hizo mediante la red Ares, un programa de software libre que sirve para compartir archivos, permitiendo descargar diferentes formatos (vídeos, música, juegos o software). Según informaron fuentes de la investigación, "se detectaron 100 usuarios compartiendo material de abuso sexual a menores, conectándose de distintas localidades".

Ante esto, la división Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de PFA, a través de la división Asuntos Internacionales dependiente del Departamento de Interpol, comenzó a certificar los dominios implicados y realizó un análisis criminal de redes sociales y de plataformas de fuentes abiertas.

Las tareas de inteligencia llevaron a los domicilios del conurbano bonaerense: en los allanamientos detuvieron a cuatro hombres y una mujer, todos argentinos y mayores de edad.

Además, secuestraron notebooks, una cámara digital, tarjetas Sim, CPUs, pendrives, módems, consolas playstation, discos rígidos, adaptadores inalámbricos, celulares y otro material de interés a la causa.

La investigación está en manos de la jueza Gabriela Persichini, titular del Juzgado de Garantías N° 6 de San Martín, y de la fiscal Vanesa Leggio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 14.

En los últimos 50 días hubo al menos nueve detenidos ya sea por tenencia, distribución y/o producción de pornografía infantil. El caso más resonante fue el pediatra Ricardo Russo que trabajaba en el hospital Garrahan, pero también figuran los arrestos de una familia de Marcos Paz, un hombre de San Martín, un joven de Córdoba y otro médico, Alberto Rodríguez Vélez, especializado en rehabilitación física.

SEGUÍ LEYENDO: