Se secuestraron más de 2.500 armas
Se secuestraron más de 2.500 armas

Este miércoles, múltiples allanamientos en Argentina, España y los Estados Unidos dieron como resultado la detención de 21 personas y el secuestro de más de 2.500 armas cortas y largas, explosivos y granadas, entre otros elementos de importancia para una investigación. Los trabajos de la llamada operación "Palak" requirieron del accionar conjunto de las fuerzas de seguridad de los distintos países.

"Salían de Estados Unidos y otras de Europa. Por eso el nombre de Palak, porque es un barco de origen portugués que traía partes de armas. Acá estamos hablando de unas mil armas que se armaban aquí, en la Argentina", precisó al dar a conocer la noticia la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Las piezas llegaban a la Argentina, donde eran ensambladas
Las piezas llegaban a la Argentina, donde eran ensambladas

La ministra agregó además sobre los trabajos que en el país requirieron de la intervención de Gendarmería Nacional, la Agencia Federal de Inteligencia, personal de la Aduana, AFIP y otros organismos: "Tenemos un arsenal en Buenos Aires, otro en Río Negro y otro en Córdoba. Todas estas armas conformaban una triangulación: de Estados Unidos y de Europa a la Argentina, donde se armaban y se enviaban a Pedro Juan Caballero, Paraguay, para enviarlas a Brasil".

En paralelo a los trabajos en Buenos Aires, Río Negro, Santa Fe, Santiago del Estero y Córdoba se realizaron allanamientos en España y Estados Unidos, operativo bajo la firma del juez en lo penal económico Pablo Yadarola. Los investigadores sospechan que el material bélico de alto poder secuestrado era enviado a grupos armados narco de Brasil como el Comando Vermelho.

Los investigadores creen que el destino final del armamento eran grupos narco en Brasil
Los investigadores creen que el destino final del armamento eran grupos narco en Brasil

Cabe destacar que la agencia estadounidense Homeland Security también participa de la investigación junto a un fiscal norteamericano de la jurisdicción de Florida presente en el país. Las armas, que llegaban en partes, eran ensambladas en la Argentina antes de seguir camino hacia Paraguay, última escala antes de ingresar en territorio brasileño. Este fenómeno difícil de rastrear –armas ensambladas de varias partes– se conoce en la jerga como "fusiles Frankenstein".

Una vez ensambladas el arma y el cargador, eran ocultas y enviadas a Brasil a través de una empresa de transportes de pasajeros de origen paraguayo, con la connivencia de un grupo de choferes. En Paraguay, las armas eran trasladadas por vía terrestre hasta la zona de Pedro Juan Caballero, donde eran ingresadas al territorio brasileño mediante vehículos de gran porte.

Había armas largas y cortas y también explosivos
Había armas largas y cortas y también explosivos

Se secuestraron decenas de armas de fuego, municiones y equipamiento de fabricación. Entre los 21 detenidos se encontraría el líder y los restantes integrantes de la banda sobre la cual ya se habían efectuado allanamientos y detenciones en noviembre del 2018, donde se secuestraron más de 500 armas de alto calibre, muchas de ellas provenientes de España y Estados Unidos.

Luego de aquel primer golpe, las investigaciones continuaron por más de seis meses, y finalmente dieron resultados positivos, pudiendo conocer toda la estructura de la organización y su modus operandi acerca del contrabando desde distintos países europeos como también desde los Estados Unidos hacia la Argentina.

Según Bullrich, las armas “son las utilizadas por los narcotraficantes y los grandes carteles brasileros”
Según Bullrich, las armas “son las utilizadas por los narcotraficantes y los grandes carteles brasileros”

La banda poseía gran cantidad de partes para el armado de armas de guerra, como fusiles de asalto tipo colt M4, calibre 5,56 mm y fusiles Kalashnkov AK47 calibre 7,62 x39 mm, además de las municiones para las mismas. Todas las piezas provenían de Europa, luego de una compleja triangulación por distintos países, y como se detalló anteriormente eran recibidas en la Argentina para su ensamble.

Asimismo, la banda efectuaba diversas maniobras como la alteración de armamento, en contravención a las disposiciones legales regulatorias en la materia, de las cuales se beneficiaban varias armerías que se encontraban siendo allanadas.

Al momento hay 17 detenidos, entre los que estaría el líder de la organización
Al momento hay 17 detenidos, entre los que estaría el líder de la organización

El operativo "Palak" echó por tierra las maniobras que se estaban llevando adelante para concretar la venta de municiones de alto calibre (20 mm y 7,65 mm) y diversos artefactos explosivos.

"Esto no sólo es importante para la Argentina, sino que también es importante para bajar la violencia en Paraguay y en Brasil, porque hay muchas de estas armas que son las utilizadas por los narcotraficantes y los grandes carteles brasileros que manejan el negocio del narcotráfico con ametralladoras y armas pesadas de todo tipo", aseguró Bullrich.

Participaron Gendarmería Nacional, la Agencia Federal de Inteligencia, personal de la Aduana, AFIP, entre otros organismos
Participaron Gendarmería Nacional, la Agencia Federal de Inteligencia, personal de la Aduana, AFIP, entre otros organismos

La ministra de Seguridad viajó junto su par de Defensa, Oscar Aguad, y el jefe de la Gendarmería Nacional, Gerardo Otero, hacia la provincia de Córdoba donde visitó el arsenal incautado este miércoles, en el que se había encontrado cuerpos de bombas para aviones, colas de bombas, una ametralladora PAN con numeración limada, aluminio en polvo, bolillas de acero, cartuchos de 20 mm, minas antipersonales, retardadores, escopetas, fumígenos, cucarachas para morteros, boosters y trotil en escamas, toneladas de pólvora y minas.

SEGUÍ LEYENDO: