La cárcel de Devoto
La cárcel de Devoto

Un pabellón de la cárcel de Devoto se prendió fuego esta madrugada tras una disputa entre internos que sufrieron heridas y fueron trasladados a hospitales y uno de los cuales presenta un cuadro grave.

Fuentes oficiales informaron a Infobae que el hecho ocurrió hoy a las cuatro de la mañana en el pabellón 30 donde había alojados nueve internos. Uno de ellos le prendió fuego el colchón a otro por problemas de convivencia.

El incendio fue apagado por bomberos y todos los internos del pabellón fueron desalojados. Seis de ellos fueron internados en distintos hospitales públicos y uno está muy grave. "Tiene el 50 por ciento del cuerpo quemado, está con respirador en terapia intensiva", le dijo a este medio una fuente que trabaja en el caso. Se trata del interno a quien le quemaron el colchón. Otros dos también están internados con asistencia mecánica para respirar.

Desde el SPF señalaron que el incendio lo inició un interno que llegó a Devoto a fines de marzo, reincidente y con una condena de la Justicia de la ciudad de Buenos Aires a un mes de prisión de cumplimiento efectivo por el delito de daño. El detenido señaló que ya había estado en las cárceles de Marcos Paz y de Ezeiza en donde tuvo problemas con otros detenidos y con agentes penitenciarios, por lo que temía por su vida y pidió ir a Devoto. Así lo dispuso la Justicia.

"Se tenía previsto un cambio de alojamiento por los problemas de conducta", dijo una fuente sobre el detenido. El incendio afectó todo el pabellón. "Pudo haber sido una catástrofe", agregó. En Devoto se estaban haciendo pericias.

El incendio es el segundo hecho grave que ocurre en Devoto esta semana. El lunes se fugó un preso de la unidad. A esto se suma que en la cárcel federal de Rawson esta semana un preso murió y otros siete terminaron heridos tras una pelea con facas. 

Jorge Daniel Brítez, el preso que se escapó esta semana de la cárcel de Devoto
Jorge Daniel Brítez, el preso que se escapó esta semana de la cárcel de Devoto

Hace tres semanas el gobierno nacional declaró la emergencia en materia penitenciaria por la superpoblación que hay en las cárceles federales. Hoy la capacidad es para 12.235 personas y hay detenidas 13.942, un 12,21 por ciento de superpoblación según las propias estadísticas del SPF. La situación es tan crítica que hace un mes la Cámara del Crimen sostuvo en un fallo que "las cárceles no son aptas para la condición humana".

Devoto es un tipo de cárcel vetusta en su estilo: con pabellones grandes y comunitarios sin celdas individuales, con escaleras y construida hacia arriba. Está en plena ciudad de Buenos Aires y desde hace años el gobierno porteño y nacional prometen su traslado.

La cárcel de Devoto (Adrián Escandar)
La cárcel de Devoto (Adrián Escandar)

Devoto tiene hoy 2.800 presos y su capacidad es para 1.754, según el SPF. En febrero en la cárcel se inauguró un nuevo pabellón, el 53. Se trata de un gimnasio que se lo convirtió en improvisado pabellón para alojar a más de 100 internos tras una orden judicial que prohibió el alojamiento permanente de presos en la alcaidía del Palacio de Tribunales -lugar previsto para alojar internos por algunas horas y donde algunos llegaron a estar una semana- y ordenó que sean reubicados.

Desde el SPF dijeron que lo ocurrido en Devoto y en Rawson son hechos que "suceden en poblaciones con muchos internos" y mostraron algún escepticismo sobre la trascendencia de estos casos. "La cárcel siempre es noticia ante fugas y homicidio y desde 2016 tenemos la tasa de homicidios y de fugas de cárceles de máxima seguridad más baja de la historia", explicó la fuente. "En otros servicios penitenciarios también ocurren hechos muy graves que no son noticia", criticó.

Seguí leyendo: