Este martes habrá marchas simultáneas para reclamar justicia por el crimen de Fernando Báez Sosa. (Nicolas Stulberg)
Este martes habrá marchas simultáneas para reclamar justicia por el crimen de Fernando Báez Sosa. (Nicolas Stulberg)

A un mes del crimen de Fernando Báez Sosa, familiares y amigos convocaron para este martes a las 18 horas a una movilización en reclamo de justicia frente al Congreso nacional. La iniciativa se replicará en distintos puntos del país y en el exterior con acciones en Londres y Barcelona.

La convocatoria se impulsó a través de las redes sociales. La cuenta de Facebook “Justicia por Fernando” publicó un posteo con los detalles: “18 DE FEBRERO A LAS 18:00 En el Congreso de la Nación”, acompañado por el hashtag #justiciaporfernando y una imagen del joven asesinado a golpes por un grupo de rugbiers en la localidad balnearia de Villa Gesell.

Otro posteo del mismo perfil reúne imágenes de distintas convocatorias a la marcha en el país y el exterior: en Mendoza (Plaza de la Independencia), Barcelona (en la puerta del consultado argentino) Londres (en la catedral de San Pablo) y Ushuaia (en el Paseo de las Rosas). Además, refleja las convocatorias en San Juan (Plaza 25 de mayo), y Mercedes (provincia de Buenos Aires, plaza San Martín).

Los llamados a la acción van acompañados por la siguiente frase: “Atención mañana 18 (por hoy) de febrero en varios puntos del país y el exterior. Compartir”.

Julieta Rossi, novia de Báez Sosa al momento del homicidio del joven, ratificó su adhesión a las movilizaciones en su cuenta personal de Twitter: "Mañana (por hoy), a un mes del asesinato de fer, nos volvemos a encontrar en Plaza Congreso a las 18hs para seguir pidiendo justicia por su memoria. Gracias a todos por acompañar en esta lucha. Los abrazo fuerte”.

Graciela, la madre de la víctima del ataque en patota, opinó que “la violencia es un flagelo que arrasa y destruye sin distinción alguna”, según declaró en el marco de la la convocatoria original de la marcha.

Que no haya nunca más otro Fernando, porque esto que le hicieron no se lo merece nadie, no se lo deseo a nadie, basta de tanta violencia, yo no voy a recuperar más a mi hijo, pero que se haga justicia y no exista otro más”, agregó.

En la misma tónica, Silvia Irigaray, miembro fundadora de la Asociación Madres del Dolor, fue otra de las activistas que se solidarizó con el reclamo y se sumó a la convocatoria. “¿Molesta? No me callo, ¿vos qué haras? Yo voy con madres, padres, hermanos y amigos que sufrieron DOLOR”, escribió en las redes sociales la madre de Maximiliano Tasca, el joven asesinado en 2001 en la conocida Masacre de Floresta.

Una misa para su “eterno descanso”

Por su lado, el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, presidirá una misa en el lugar donde mataron al joven, frente al local bailable Le Brique, para pedir por “su eterno descanso” y por “justicia”.

La ceremonia religiosa se realizará desde las 19 en Avenida 3 entre Buenos Aires y Paseo 102, el lugar donde Báez Sosa fue asesinado en la madrugada del 18 de enero último. Ese mismo día los diez rugbiers fueron detenidos en una casa que alquilaban a pocas cuadras de allí.

Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) están imputados como “coautores” del crimen de Fernando, mientras que Lucas (18) y Luciano Pertossi, Matías Benicelli (20), Enzo Comelli (19), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20) son considerados “partícipes necesarios”.

Verónica Zamboni, la fiscal que investiga el crimen, imputará a los ocho compañeros detenidos por el hecho como coautores del asesinato y ampliará el próximo miércoles la indagatoria de todos ellos, a quienes acusará por el doble agravante del concurso premeditado de dos o más personas y de la alevosía, como así también de las lesiones que les provocaron a los amigos de la víctima, quienes también fueron atacados a golpes.

Sonrientes y con los pulgares para arriba: la selfie que se sacaron los rugbiers minutos después de matar a Fernando Báez Sosa.
Sonrientes y con los pulgares para arriba: la selfie que se sacaron los rugbiers minutos después de matar a Fernando Báez Sosa.

Seguí leyendo:

Burlando aseguró que hay más audios que complican a los rugbiers: “Matamos a uno, ¿cuándo traés las flores para fumar?”