Museo del Holocausto - 75 años de Auschwitz

El Holocausto, o Shoá, fue el asesinato masivo de millones de personas a manos del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial, que se desarrolló entre 1939 y 1945. La población judía fue el principal objetivo de este horror y se estima que 2 de cada 3 judíos europeos murieron durante esa campaña de exterminio.

Después de la llegada de Adolf Hilter al poder en 1933, los “nazis” emprendieron una campaña de discriminación contra los judíos que fue escalando progresivamente. Si bien en su primera etapa (entre 1933 y 1939) se caracterizó por estrictas medidas económicas y un auge de la propaganda antisemita, continuó con la segregación, el encierro de parte de la población en campos de concentración y la matanza de grupos minoritarios que incluyó principalmente a judíos, pero también a polacos, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos, homosexuales, testigos de Jehová y personas con discapacidad.

Mónica Dawidowicz, una de las sobrevientes de los campos de concentración, con la consigna #weremember. Foto: gentileza Romina Rezinovsky.
Mónica Dawidowicz, una de las sobrevientes de los campos de concentración, con la consigna #weremember. Foto: gentileza Romina Rezinovsky.

Pero el sábado 27 de enero de 1945 el ejército soviético, como parte de los Aliados (encabezados por Inglaterra, Estados Unidos y la Unión Soviética) que combatían al Eje integrado por Alemania, Italia y Japón, puso fin a ese infierno y liberó a 7.500 prisioneros del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau. Este año, al cumplirse 75 años de ese suceso histórico, el mundo entero conmemorará esa gesta.

Manfredo Dzuibek, uno de los sobrevivientes del horror nazi. Foto: gentileza Romina Rezinovsky.
Manfredo Dzuibek, uno de los sobrevivientes del horror nazi. Foto: gentileza Romina Rezinovsky.

En todo el mundo se celebrará una nueva edición del Día Internacional en Conmemoración de las Víctimas del Holocausto. El propósito es que los seis millones de hombres, mujeres y niños judíos aniquilados no vuelvan a morir en el olvido.

Es que cada año el número de sobrevivientes del Holocausto judío disminuye y con ello la posibilidad de escuchar testimonios en primera persona. En nuestro país, el Museo del Holocausto de Buenos Aires junto al Congreso Judío Latinoamericano organizaron una campaña llamada #WeRemember, que tiene como misión difundir esos recuerdos entre las próximas generaciones.

“Es nuestra responsabilidad perpetuar la memoria para asegurar el futuro”, sostienen sus creadores. En sus cuatro ediciones, cientos de millones de personas interactuaron con fotos en las que la consigna es simple: Decir que recordamos lo que pasó para proteger el futuro mediante la leyenda #WeRemember o #Recordemos”.

El brazo de Lea Zajak de Novera, tatuado con el número que les ponían a los detenidos en los campos de concentración nazis. Foto: gentileza Romina Rezinovsky.
El brazo de Lea Zajak de Novera, tatuado con el número que les ponían a los detenidos en los campos de concentración nazis. Foto: gentileza Romina Rezinovsky.

“Ellos son nueve sobrevivientes de la Shoá que rehicieron sus vidas en Argentina y se reunieron para darle al mundo un importante mensaje. Compártelo para que se escuche en todo el planeta”, tuiteó el Congreso Judío Latinoamericano junto a un video donde se invita a no olvidar. Allí se puede ver a Eugenia Unger, Lea Zajac de Novera, Rosa Rotenberg, Helene Gutkowski, Manfredo Dziubek, Román Danon, Marion Eppinger, Mónica Dawidowicz y Moisés Borowicz.

Desde el Museo del Holocausto de Buenos Aires, su presidente Marcelo Mindlin informó que el lunes 20 se llevó a cabo una emotiva actividad para “visibilizar que en la semana anterior al Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto todos estamos recordando a las víctimas y sobrevivientes de una de las mayores atrocidades de la historia de la humanidad”.

Helene Gutkowski, en el acto en el Museo del Holocausto por los 75 años de la liberación de Auschwitz. Foto: gentileza Romina Rezinovsky.
Helene Gutkowski, en el acto en el Museo del Holocausto por los 75 años de la liberación de Auschwitz. Foto: gentileza Romina Rezinovsky.

Y remarcó: “Nuestra misión es trabajar codo a codo con los sobrevivientes, quienes dan su tiempo para contar sus testimonios y así dejar un legado de memoria, por la educación y los derechos humanos".

La campaña ya recibió el apoyo del papa Francisco; el secretario general de ONU, Antonio Guterres; el presidente de Israel, Reuven Rivlin; la directora general de UNESCO, Audre Azoulay; y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, entre otros.

Seguí leyendo: