Exactamente a las 7.30, en la intersección de las avenidas Figueroa Alcorta y Monroe, en el barrio de Núñez, 20.598 corredores largaron en una nueva edición de la media maratón internacional de Buenos Aires, la carrera más convocante de Latinoamérica, que se realiza ininterrumpidamente desde 1989.

El recorrido continúa en dirección hacia la avenida Sarmiento, cerca del Planetario porteño, los maratonistas toman luego la Avenida del Libertador, atraviesan los barrios de Palermo y Recoleta, y pasan por las inmediaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Al llegar al centro, se dirigen hasta el Obelisco y circulan por Diagonal Norte hasta la Casa Rosada. Desde allí, toman la Avenida de Mayo para volver a la 9 de Julio y luego emprender el regreso a la Avenida Figueroa Alcorta, donde también estará el punto de llegada.

A las 8.29, el maratonista keniata Bedan Karoki, que en 2018 obtuvo el segundo puesto, obtuvo el primer puesto en tiempo récord, con una marca de 59 minutos y 7 segundos.

SEGUÍ LEYENDO: