Bomberos de la Ciudad controlaron las llamas
Bomberos de la Ciudad controlaron las llamas

Un depósito del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez se incendió el martes por la noche pero la rápida intervención de bomberos de la Ciudad de Buenos Aires logró controlar las llamas sin que afectaran a sectores donde se encuentran los pacientes.

Fuentes policiales le confirmaron a Infobae que el foco ígneo se inició en un depósito que se utiliza como vestuario de personal de limpieza. Los bomberos ahora inspeccionan otras zonas del nosocomio y realizan tareas de enfriamiento.

El humo no afectó a pacientes ni personal
El humo no afectó a pacientes ni personal

El hospital ubicado en la calle Gallo al 1300 vio alterado su normal funcionamiento luego de que el foco ígneo se desarrolló detrás de la Unidad 3. Personal que trabaja en el lugar explicó que la ubicación del depósito a cielo abierto ayudó a que el humo no se esparciera.

Los bomberos utilizaron dos líneas para combatir las llamas y circunscribirlo. "Se utiliza una segunda línea a fin de cortar la propagación y personal de la guardia junto con el Grupo Especial de Rescate (GER) realiza una inspección de las instalaciones pero no se encontraría afectado por el humo, el proceso está dominado", indicaron a este medio, fuentes policiales.