Las calles del centro de la ciudad de Córdoba capital se transformaron en el escenario de un hecho violento y muy inusual. Al menos tres inspectores de tránsito protagonizaron una pelea con un grupo de personas tras una discusión por la infracción de un vehículo.

El episodio ocurrió el martes poco después de las 13 en Belgrano al 250. Se trata de una calle denominada "de vía selectiva", la cual tiene un tránsito y estacionamiento exclusivo para colectivos, taxis y el transporte de una escuela del lugar.

Allí, una mujer debió detenerse en zona prohibida a raíz de un desperfecto técnico en su vehículo. A los pocos instantes, se presentaron tres personas que le ofrecieron ayuda para intentar arreglar el auto y que ella pudiera continuar con su viaje.

Sin embargo, instantes después llegaron tres inspectores de tránsito y se desató la tensión. Según informaron las autoridades de Tránsito de Córdoba, los agentes le pidieron la documentación a la mujer; al no disponer de los papeles correspondientes, los oficiales llamaron a la grúa municipal para que procediera con el remolque.

Así, de acuerdo al relato municipal, los tres hombres que ayudaban a la mujer entraron en cólera y empezaron a agredir a los agentes.

"Ella no tenía la documentación para poder circular. La grúa, presente en el lugar, iba a remover el vehículo, pero ellos agredieron salvajemente a los inspectores", afirmó el subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de Córdoba, Adrián Cena, al canal TN.

El momento en el que se desató la pelea a golpes surgió a raíz de que un hombre le pegó una patada a una moto municipal y la volcó contra el pavimento. Uno de los agentes no soportó tal hecho y se trenzó en una pelea de puños, patadas y agarrones con los presuntos agresores.

La patada a la moto municipal que desató la pelea entre inspectores y ciudadanos
La patada a la moto municipal que desató la pelea entre inspectores y ciudadanos

"Los inspectores fueron agredidos verbalmente y físicamente por estos tres ciudadanos. Yo estoy seguro de que los inspectores no habrían desarrollado una conducta tan salvaje sin tener un justificativo previo", agregó Cena.

La situación se calmó luego de que se hicieran presentes dos efectivos policiales y algunos vecinos de la cuadra, que ayudaron a separar a los agresores de los agentes.

Luego, la policía detuvo a los tres ciudadanos, quienes fueron derivados a una comisaría para presentar su declaración. Todos fueron liberados durante la tarde del martes.

Asimismo, el propio subdirector de Tránsito cordobés afirmó que se iba a realizar una "investigación administrativa" y se iban a solicitar los informes correspondientes para poder analizar el comportamiento y el accionar de los agentes.

"Es lo de siempre. La conducta y el deseo de los ciudadanos es que apliquemos la Ley de Tránsito y seamos duros… Hasta que le toca a uno. Cuando le toca a uno, habitualmente lo que hace es desconocer la autoridad de un inspector municipal para realizar su tarea", concluyó Cena.

SEGUÍ LEYENDO: