(Agustín Marcarian)
(Agustín Marcarian)

Los pasajeros de dos vuelos de Aerolíneas Argentinas sufrieron momentos de tensión ya que dos aeronaves de la empresa estatal que se dirigían a los Estados Unidos y a España tuvieron que volver al aeropuerto de Ezeiza por problemas técnicos.

En primera instancia, el vuelo AR-1300 que despegó de Ezeiza a las 23.56 de ayer con destino al aeropuerto John F. Kennedy en Nueva York se vio obligado a retornar cuando sobrevolaba la provincia de Entre Ríos.

En esa aeronave, un Airbus 330-203 matrícula LV-GKO, de unos 15 años de antigüedad, la cabina se despresurizó, por lo que automáticamente descendieron las mascarillas de emergencia. Sin embargo, ningún pasajero ni tripulante resultó herido.

Este avión fue quitado del servicio y enviado a un hangar donde será reparado, al tiempo que los pasajeros se tomaron otro vuelo con destino a Nueva York que salió a las cinco de la mañana de hoy.

Por otro lado, en el vuelo AR1132, un Airbus 340-300, que tenía como destino final la ciudad española de Madrid y despegó en los primeros minutos de este sábado, poco después de partir, descubrieron un problema en la bisagra del tren de aterrizaje, por lo que el piloto se vio obligado a retornar a Ezeiza.

Es que por cuestiones de protocolos de seguridad, una aeronave no puede cruzar el océano Atlántico con este tipo de problemas técnicos.

De esa forma, el avión estaba forzado a aterrizar, pero como tenía demasiado combustible, el piloto se dirigió a una zona del río de la Plata donde está permitido que las aeronaves descarguen combustible en situaciones de emergencia para facilitar las maniobras de aterrizaje.

Este vuelo fue reprogramado para la mañana de hoy, y partió sin problemas.

Seguí leyendo: