Fue tal el susto y el momento de angustia que la mujer pidió que su nombre no trascendiera. Madre de dos niños, volvía de dejar a su hija más grande en la escuela cuando fue interceptada por un hombre, que amagó con realizarle una pregunta pero sin mediar palabra le propinó una trompada, que la hizo caer.

En el video se observa que todo el suceso dura segundos, aunque no por eso deja de ser escalofriante. Fuera de la imagen, la mujer ya está tendida en el suelo y otro hombre, de buzo rojo, corre hacia ella para ayudar al primero, de campera negra, quien se había bajado de una camioneta Peugeot Partner de color blanco, que esperaba en la esquina.

Dos albañiles que trabajaban por la zona, junto a otro vecino que pasaba por allí, advirtieron lo que pasaba y corrieron a ayudar a la mujer. Esta se liberó y los dos hombres corrieron hasta la camioneta, escapando por la misma calle por la que llegaron. "Manoteé a la chica porque estaba casi subida a la camioneta, me pegaron una piña en la frente pero la soltaron. Por suerte no pasó nada más, quedó todo en la historia. Corrí 30 metros, no lo dudé. Después pensé que era una locura, pero no lo dudé. Vi que era una mujer pero no vi quién era", contó Juan Carlos, uno de los albañiles, a Oeste Noticias. 

El video fue publicado por Ana Clara Testa, una vecina de Hurlingham que recibió el material en un grupo de seguridad que comparte junto a otros vecinos de la zona. "Lo pasaron hoy a la mañana, dijeron que había sido a las 8 de la mañana en Argerich y Albariños. Vivo a 10 cuadras de ahí y en donde estoy no hay cámaras de seguridad. Allí por suerte sí. Sólo hay en las avenidas o en las partes centrales de Hurlingham", dijo a Infobae. 

Infobae también dialogó con diferentes autoridades de la Municipalidad de Hurlingham, quienes se mostraron "sorprendidos" por un hecho que nunca antes había ocurrido en el distrito. "No hay un antecedente similar en la zona. Esto ocurrió en William Morris, localidad perteneciente al partido. Es un barrio humilde, el esposo de la mujer es recolector de residuos, son una familia trabajadora. Descartamos que se haya tratado de un robo porque la mujer no llevaba nada de valor encima", dijeron.

Por su parte, la víctima, de 37 años, se reunió con Damián Feu, secretario de Seguridad del Municipio. Luego de realizar la denuncia, y aún angustiada por la situación vivida, ingresó al programa de asistencia a la víctima y al de protección a la mujer en situación de riesgo. "Solicitó que su nombre no sea publicado y su dirección tampoco. Quiere salir de este momento y se le brindará ayuda psicológica y acompañamiento constante en las próximas semanas", manifestaron.

SEGUÍ LEYENDO: