(Martín Rosenzveig)
(Martín Rosenzveig)

A la hora que comenzó el debate histórico por la despenalización y legalización del aborto en la Cámara de Diputados, la plaza dividida en dos mitades ya se estaba colmando de gente. Del lado verde, muchas agrupaciones, cientos de mujeres, de chicas y de familias se juntaron para comenzar la vigilia. Y del lado celeste, las organizaciones "pro-vida" hicieron lo propio.

El sector que se opone a la aprobación de la ley es variopinto. Organizaciones religiosas, familias y manifestantes que viajaron de todas partes del país, lucen sus pañuelos y banderas con el lema "Salvemos las dos vidas" o, directamente "No al aborto, sí a la vida".

Entre ellos se pueden distinguir algunos guardapolvos blancos. Se trata de los profesionales que pertenecen a la red "Médicos por la Vida", una organización que nuclea profesionales de la salud que se oponen tanto al aborto como práctica médica como a su legalización y se convocaron a la plaza a través de redes sociales.

"Hace tres meses nos formamos y, en forma autoconvocada y desinteresada, porque no tenemos financiación como sí ocurre del otro lado, nos reunimos más de mil médicos para dirimir esto", dice Juan José Cuadro Moreno, médico psiquiatra clínico y gastroenterólogo a Infobae.

El doctor Fernando Secin, urólogo, oncólogo y cirujano, también está a su lado, con un sticker negro de la campaña "pro-vida" que dicen "no me maten" en su solapa. Ambos se muestran muy efusivos: planean quedarse todo el día y esperan que en el recinto la votación no dé la media sanción.

El aborto es un sinsentido y más con una persona indefensa que no tiene ni voz ni voto

—¿Por qué están hoy acá?

Fernando Secin: Porque los médicos jamás podemos defender la muerte de nadie. Eso lo juramos al momento de graduarnos, respetar la vida desde la concepción, incluso bajo amenazas, respetaremos las leyes de la humanidad. Ese es el juramento hipocrático. Y la ley de la humanidad es no matar. El aborto es un sinsentido y más con una persona indefensa que no tiene ni voz ni voto. Acá no es que estamos en contra de nadie, simplemente que los médicos nos dedicamos a salvar la vida y va contra la naturaleza del médico matar a alguien. Se quiere instalar que es una emergencia, una cuestión de salud pública y claramente no lo es.

Se quiere instalar que es una emergencia, una cuestión de salud pública y claramente no lo es.

Juan José Cuadro Moreno: Yo soy psiquiatra y estoy acá por el dolor de mis pacientes. Mis pacientes sufren. Mis pacientes me dicen 'Doctor, si alguien me hubiera acompañado no hubiera abortado y ahora llevo ese dolor clavado'. Atiendo pacientes con estrés postraumático, TOCs, tienen miedo de hacerle daño a sus hijos. Ayer atendí a una señora que me dijo 'Yo aborté y ahora estoy sola a mis 58 años, mirá si hubiera tenido un hijo'. Independientemente de que el aborto es matar a un niño, la mujer también sufre. Es una mentira que el aborto es una liberación de la mujer. El aborto es un daño. Por otra parte lo que también me mueve estar acá es que esta ley no es una ley de aborto, es una carnicería porque permite el aborto de bebés sanos hasta antes de nacer.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

—¿Cuál es tu postura sobre el origen de la vida?

FS: Te puedo decir lo que dice la ciencia. Yo te puedo traer 20 libros y tratados de embriología, pilas de trabajos científicos y todos coinciden que la vida comienza en el inicio de la concepción. Después vos tenés etapas y arbitrariamente la ciencia le va poniendo nombres: embrión, feto, bebé, infante, chico, joven, adulto, anciano. Son todos términos con los cuales definimos exactamente lo mismo: la vida de un ser humano. Son las leyes de la naturaleza, pasa en todos los mamíferos. Establecer un punto a partir del cual una vida empieza a ser un humano o deja de serlo va en contra de la evidencia científica. Tu vida no vale más que la mía, ni tu vida ni la mía valen más que la de un recién nacido o un chico por nacer.

Vos imaginate que según la ley propuesta, lo quieren legalizar hasta el momento del nacimiento para mujeres con problemas de salud. Ellos lo definen como un derecho humano. Pero la definición de salud como derecho humano es un completo estado de bienestar físico, psíquico y social. Es un término tremendamente ambiguo. Si una mujer queda embarazada y después de las 14 semanas se deprime porque le sale un trabajo o un viaje y decide matarlo, esta ley se lo va a permitir.

JJC: No es una creencia, es una cuestión científica. Se unen un óvulo y un espermatozoide y tenemos un ser humano. Después si es persona es una discusión metafísica, pero cuando la mujer se entera que está empezando a formarse eso ya es un humano. Yo no estoy ni siquiera a favor de la fecundación in-vitro porque es manipulación de embriones, viste, pero si no hubiera un ser humano no existiría ese procedimiento.

(Martín Rosenzveig)
(Martín Rosenzveig)

—¿Por ejemplo en casos de malformaciones congénitas, cree que tampoco se debería interrumpir el embarazo?

Ponerse a matar chicos con trastornos es absolutamente discriminador. Es volver al pasado, volver al nazismo.

FS: Matar a un ser humano en cualquiera de sus formas va en contra de la naturaleza del médico. ¿Cuál es la diferencia entre un niño que tiene 13.9 semanas y un chico que tiene 14.1 semanas? Es una arbitrariedad que no tiene ningún fundamento científico. ¿Por qué nos parece que la gente que quiere matar estos chicos lo pone entre las 12 y 14 semanas? Porque en ese tiempo hay una ventana de posibilidades de diagnósticos o enfermedades que pueden traer trastornos. Por ejemplo, síndrome de down. Lo hacen así para poderlo matar. Ponerse a matar chicos con trastornos es absolutamente discriminador. Es volver al pasado, volver al nazismo. Volver a matar para perfeccionar la raza. Una locura. Esto es lo que se quiere legalizar.Hay cierta controversia alrededor del concepto de que la mujer puede hacer con su cuerpo lo que quiera. Está muy bien eso. Si una mujer se quiere cortar un brazo o una gamba que lo haga. Fantástico. Pero va a necesitar un médico.

Si vamos a defender a la mujer, les preguntaría a las colegas del pañuelo verde si no deberíamos primero ocuparnos del agua potable, por ejemplo.

JJC: Fijate que mueren mujeres por aborto y no debería morir ninguna. Pero mueren 500 mujeres por hambre, mueren 233 por Chagas, 300 por tuberculosis, 10 mil por cáncer. Tengo pacientes con cáncer que todavía esperan que las operen y no hay quirófanos, no hay tomógrafos. El Estado tiene que ocuparse de la salud de la mujer y después del aborto. Desde el punto de vista de la salud pública el aborto no es para Argentina. Menos en este momento. Hay otras prioridades. Si vamos a defender a la mujer, les preguntaría a las colegas del pañuelo verde si no deberíamos primero ocuparnos del agua potable, por ejemplo. Vamos a invertir en algo que la mujer no necesita y dejar de lado ese dinero para salvar la vida de miles de mujeres que sí lo necesitan. Hay provincias que tienen un sólo mamógrafo.

—¿Y en los casos de violación? ¿En el último caso que ocurrió en Salta con una chica de 10 años violada y embarazada por su padrastro, por ejemplo, tampoco aplicaría en tu opinión?

FS: Discutirlo prácticamente no tiene sentido. Vos tenés en una situación de abuso un victimario, una víctima y un inocente que no tiene ni la menor idea de lo que está pasando afuera. ¿A vos te parece que el problema lo vamos a resolver matando al chico por nacer? Se logra un efecto contrario, le estás diciendo al abusador 'vayan, violen y abusen total podemos abortar'. Creo que el Estado tiene que estar presente en ese lugar vulnerable. No hay que atacar ni a la madre, ni al hijo. La solución es: educación, basta de alcoholismo, basta de drogas, entremos en los barrios carenciados. Y apresar a los violadores pero no que entren por un lado y salgan por el otro. Denle cadena perpetua o castrenlo, hagan lo que haya que hacer para que ese tipo no vuelva a violar. Pero de ninguna manera abortar.

JJC: Primero, el 80% de los abusos se producen en el seno de la familia. Esta ley no protege a la niña abusada sino que protege al violador. Queda libre porque no se toman muestras de ADN en el caso de un aborto ni se obliga a que haga una denuncia penal. O sea que un familiar abusa de una nena, la lleva a abortar y después la sigue abusando. Me parece una barbaridad. No sé cómo salen estas mujeres a defender eso. y, segundo, en el caso de la chica de Salta, ella tenía ya cinco meses de embarazo. El aborto es un riesgo para la salud de esa chica. A ella le conviene por su salud seguir con su embarazo hasta darlo en adopción. Tercero, si aborta, va a tener dos problemas: que sufrió un abuso y que abortó. Eso no se lo va a poder sacar nunca en su vida. En los casos que hemos visto de gente que lo ha dado en adopción y ha sentido la sanación en su vida.

FS: Las mujeres están ejerciendo la superioridad respecto con la persona indefensa que llevan en su panza de la misma manera que durante años se vinieron quejando que los varones ejercían su poder contra ellas. Es una inconsistencia tremenda. El tema del aborto está ideologizado. No permiten que la gente piense porque quieren imponer su vida. En Estados Unidos, por ejemplo, hay grupos feministas a favor de la vida. Es el acto de egoísmo más grande de la humanidad.

SEGUÍ LEYENDO: