Parte de los más de 100 vehículos incautados
Parte de los más de 100 vehículos incautados

Una superbanda de delincuentes de origen gitano que se dedicaba a cometer defraudaciones y estafas fue desbaratada por la Policía de la Ciudad y la Policía Bonaerense, luego de 30 allanamientos realizados en Junín, Pergamino, y las ciudades de Buenos Aires y Neuquén.

Cada integrante del grupo delictivo, que se hacía llamar como el popular grupo francés Gypsy Kings y que incluía todo un clan familiar, tenía roles predeterminados. La Justicia investiga reiteradas estafas, asociación ilícita y lavado de activos, e interviene en la misma el juzgado federal de Junín, a cargo de Pedro Plou.

Según los investigadores, los miembros de la banda se comunicaban con diferentes personas haciéndose pasar por empleados de entidades bancarias o financieras, y el dinero obtenido por medio de estos delitos lo blanqueaban en la compraventa de autos de alta gama e inmuebles. La banda actuaba bajo la modalidad conocida como "Cuento del quiebre del Estado Nacional" y, mediante el engaño, despojaban de sus ahorros bancarios a los ancianos.

Entre los 10 detenidos hay tres mujeres y los líderes son dos personas de 61 y 62 años, en tanto que el resto de los integrantes tienen entre 20 y 55 años. Producto de más de 30 allanamientos, se incautaron 80 automóviles, 17 camiones, 12 camionetas 0 km, nueve motos, casi 80 millones de pesos en distintas monedas (pesos, euros, dólares y francos suizos).

También se secuestraron quince televisores de alta gama, alhajas, principalmente de oro; equipos de audio y aparatos de electrónica, entre otros elementos. Los operativos fueron realizados en Junín, Pergamino, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Neuquén.

La causa tuvo su origen en una denuncia realizada ante Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 25 en el año 2016. A partir de ese momento, el fiscal Martín Mainardi comenzó a seguir el rastro de la estafa que había sufrido una mujer de 85 años, vecina de Recoleta, quien había caído en la trampa entregándole dinero y joyas al recaudador para evitar caer en el "corralito". La anciana sacó de su banco 40.000 dólares, y se los entregó a los delincuentes.

El ministro de Justicia porteño, Martín Ocampo, destacó que la resolución de este caso fue posible a partir del intenso trabajo de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad. "Fue fundamental y hay que destacar que en las nuevas comisarías habrá una División de investigaciones para cada comuna", señaló el funcionario en un comunicado.

En tanto, el ministro del área en Buenos Aires, Cristian Ritondo, destacó que "no es de un día para otro" el trabajo para combatir este tipo de bandas, que tiene ramificaciones en diversos puntos del país. Según informormaron desde Seguridad, también hubo allanamientos en el Banco Francés de Junín porque se detectó que los acusados poseían cajas de seguridad. De ellas es de donde se incautó la mayor cantidad del dinero y joyas

La Policía constató que el dinero recaudado lo insertaban en el mercado legal bajo la fachada de compraventa de vehículos y que, por ello, los dos jefes del clan habían incrementado su patrimonio de manera inusitada. Además, tenían pensado concurrir todos juntos al Mundial de Rusia.