Para llegar a la figura soñada hay que cumplir a rajatabla con ciertos requisitos. En principio, con la constancia y disciplina en los entrenamientos. Luego, con el seguimiento estricto de una correcta alimentación, sobre la base de una dieta balanceada y equilibrada. Y en tercer lugar, con la selección correcta de ejercicios, un punto fundamental en el que se suele fallar.

Cuando se trata de glúteos, variantes hay muchas, pero no todas son convenientes para los resultados esperados. Para hacer más efectiva la sesión, Jesica Cirio y Carolina Suki comparten con los lectores de Infobae cuatro ejercicios para trabajar de manera íntegra la zona.

En primer lugar, la clásica sentadilla con el agregado del salto, lo que constituye una alternativa óptima para desarrollar la potencia del tren inferior y aumentar el nivel de salto vertical. Además de los glúteos, implica una gran cantidad de músculos durante la ejecución: cuádriceps, bíceps femoral, gastronemicus, sóleo, aductores, pantorrillas, músculos flexores de la cadera y de la rodilla, isquiotibiales y músculos del core.

Es importante en este movimiento tener en cuenta algunos aspectos: en la posición inicial se debe estar de pie, estar erguido y con los pies colocados un poco más abiertos que el ancho de los hombros; mantener el tronco recto; la cadera, en tanto, se empuja hacia arriba de forma explosiva, es decir, dando un salto y despegando los pies del suelo a la máxima capacidad.

En los siguientes tres ejercicios se utiliza la banda elástica. En dos casos el elemento se usa a la altura de los tobillos. Primero para realizar desplazamientos laterales y luego para efectuar movimientos a una pierna. Con ambas prácticas se trabajan la zona media y lateral de los glúteos, además de los abductores y el equilibrio de rodillas y tobillos.

Por último, una variante de crawling, un curioso método isométrico en el que se debe transitar prácticamente gateando como los bebés, pero sin apoyar las rodillas en el suelo. Según los expertos, es un gran entrenamiento para mejorar la postura y la estabilidad de base a partir de las muñecas y los hombros hasta las caderas, tobillos y dedos de los pies.

Con el apoyo de un compañero que ejerce resistencia mediante la banda elástica, el trabajo se hace más exigente y a la vez productivo.

Entre los elementos de entrenamiento no puede faltar la banda elástica
Entre los elementos de entrenamiento no puede faltar la banda elástica

Seguinos en Infobae con una guía de entrenamiento que podés incorporar hoy mismo.

¡Sentirte saludable y en forma siempre te brindará salud y bienestar!

¡Acompañame! Sumate a #Ciriofit y descargá la app Jesica Cirio Fitness

SEGUÍ LEYENDO: