Un médico del Hospital público de Amman, en Jordania, habla con una paciente en observación - REUTERS/Muhammad Hamed
Un médico del Hospital público de Amman, en Jordania, habla con una paciente en observación - REUTERS/Muhammad Hamed

Con un fuerte dolor de cabeza, mucha tos, fiebre y decaimiento general. Así llegó Daniela Vallejos, de 50 años, a la clínica Swiss Medical Center Microcentro, sede 25 de Mayo, en el centro porteño, preocupada por los síntomas que tenía y en medio de la natural preocupación que existe por la nueva enfermedad que tiene en alerta a los sistemas de salud del mundo: el coronavirus.

La médica personal de Vallejos, preocupada por su paciente, le recomendó ir a la clínica para realizarse los exámenes correspondientes a fin de confirmar o descartar su gran preocupación.

Cuando la paciente explicó su cuadro se activó el nuevo triage de emergencias, que establecía el protocolo que recién había llegado desde el Ministerio de Salud e indicaba cómo se debe actuar en caso de sospechar que un paciente tiene coronavirus.

Científicos trabajan en VIDO-InterVac's (Vaccine and Infectious Disease Organization-International Vaccine Centre) en Saskatchewan, Canada para estudiar los casos reportados allí. - REUTERS.
Científicos trabajan en VIDO-InterVac's (Vaccine and Infectious Disease Organization-International Vaccine Centre) en Saskatchewan, Canada para estudiar los casos reportados allí. - REUTERS.

Los médicos le preguntaron si había viajado al exterior, particularmente a China. Pero ella respondió que hace pocos días había vuelto de Uruguay.

El protocolo indicó que le suministraran un barbijo y la aislaran de otros pacientes. Los médicos y enfermeras que la atendieron también utilizaron barbijos quirúrgicos y le practicaron varios estudios de sus mucosas, desde hisopados hasta aspiraciones de laringe para descartar coronavirus.

Vallejos fue enviada a su casa con diagnóstico de neumonitis con obstrucción respiratoria y finalmente descartaron que se tratara del nuevo virus que está poniendo en jaque el sistema sanitario en China y otros países.

Procedimos según el protocolo médico ante casos de sospecha de infecciones respiratorias graves. Actuamos en forma similar a la de una epidemia de gripe A, por ejemplo. Hay que darle un barbijo a la paciente, aislarla de los demás y atenderla en forma profesional con personal que cuente con guantes, barbijos, camisolines, máscaras o lentes”, explicó a Infobae el doctor Juan Carlos Cha Torea, infectólogo y jefe de políticas y servicios médicos de Swiss Medical.

El primer ministro chino Li Keqiang utiliza una máscara para hablar en el hospital de Jinyintan en Wuhan - REUTERS.
El primer ministro chino Li Keqiang utiliza una máscara para hablar en el hospital de Jinyintan en Wuhan - REUTERS.

Cha Torea precisó que la forma en que se atendió a la paciente es como deben actuar las clínicas privadas y los hospitales públicos ante la sospecha de un caso de infección respiratoria grave.

“Tenemos en alerta máxima todo el sistema de Sanidad de Fronteras, que depende del Ministerio de Salud, para que, ante cualquier síndrome febril compatible con algún síntoma (del coronavirus), aunque sea inespecífico, el paciente sea inmediatamente derivado. Hay todo un protocolo de cómo actuar en estos casos”, anunció el ministro de Salud, Ginés González García, luego de la reunión que tuvo con el Presidente de la Nación para informarle de la situación epidemiológica en el país en medio de la epidemia de coronavirus en China y de dengue y sarampión en la región.

“Si bien China ha tomado medidas extremas, es la cuarentena más grande de la historia, acá [en la Argentina] no ha habido casos, ni síntomas. De todas formas, estamos en alerta”, agregó el ministro en conferencia de prensa tras el encuentro.

Ginés González García habla con periodistas tras reunirse con el presidente Alberto Fernández
Ginés González García habla con periodistas tras reunirse con el presidente Alberto Fernández

El protocolo de alerta del coronavirus en la Argentina aclara que, dado que la información que se tiene hasta la fecha es parcial y la situación epidemiológica es dinámica, las recomendaciones son de carácter provisorio.

“Los servicios de salud deben notificar de forma inmediata a través del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud todos los casos desde la sospecha y con datos completos”, explica el protocolo de alerta del coronavirus en la Argentina, y detalla qué se entiende por caso sospechoso, caso probable y caso confirmado.

Caso sospechoso es el paciente con infección respiratoria aguda grave: fiebre, tos y requerimiento de internación, “sin otra etiología que explique su cuadro” y que haya viajado a Wuhan, provincia de Hubei, China, en los 14 días anteriores al inicio de los síntomas, o que estuvo en contacto cercano con un caso confirmado o con alguien que viajó a China o algún país donde haya casos confirmados. O bien, que sea un trabajador de la salud que tuvo contacto con pacientes con ese cuadro.

El caso probable es el caso sospechoso que arroja una prueba positiva para pancoronavirus y negativa para otros tipos de coronavirus. “Solo casos confirmados son pacientes con laboratorio confirmado de 2019-nCoV independientemente de cualquier signo o síntoma”, dice el protocolo.

El coronavirus en el microscopio - Reuters
El coronavirus en el microscopio - Reuters

Según establece el texto, "todos los casos de infección respiratoria aguda grave e inusitada (IRAGI) son eventos de notificación obligatoria y deben ser notificados por el personal de salud al Sistema Nacional de Vigilancia de Salud".

Alerta regional

La Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, instó a los países de la región de las Américas a estar preparados para detectar tempranamente, aislar y cuidar a pacientes infectados con el nuevo coronavirus, ante la posibilidad de recibir viajeros provenientes de países donde hay transmisión del virus.

“Los servicios de salud tienen que estar preparados porque muy probablemente serán ellos el punto de entrada donde se detectarán casos del nuevo coronavirus, como ya ha sucedido con epidemias anteriores”, afirmó Etienne. “La OPS está lista para apoyarlos porque detectar tempranamente los casos puede prevenir la propagación de la enfermedad”, sostuvo durante una sesión informativa para los embajadores ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington.

SEGUÍ LEYENDO: