En Argentina, la profesión de la enfermería presenta cifras alarmantes. Con sólo 4 profesionales por cada 10.000 habitantes, nos ubicamos entre los países de América Latina con menos profesionales de Enfermería
En Argentina, la profesión de la enfermería presenta cifras alarmantes. Con sólo 4 profesionales por cada 10.000 habitantes, nos ubicamos entre los países de América Latina con menos profesionales de Enfermería

En la Argentina, el 21 de noviembre se celebra el Día de la Enfermería. En esa fecha, en el año 1935, se fundó la Federación de Asociaciones de Profesionales Católicas de Enfermería, que nombró como patrona a la Virgen de los remedios, cuya festividad coincide con ese día.

Así, el Ministerio de Salud de la Nación instituyó por decreto la efeméride, en coincidencia con la festividad de Nuestra Señora de los Remedios, considerada patrona de la actividad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “la enfermería abarca la atención autónoma y en colaboración a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o no, y en todas las circunstancias. Comprende la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la atención a enfermos, discapacitados y personas en situación terminal”.

La enfermería en la Argentina es una profesión con varias vacantes
La enfermería en la Argentina es una profesión con varias vacantes

Y es tan importante el tema, que la institución sanitaria mundial declaró al 2020 como “Año de la Enfermería y la Partería”, en homenaje al 200° aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, pionera en la formación e investigación en Enfermería.

Acompañando esta iniciativa, la OMS junto al Consejo Internacional de Enfermería (CIE) y el Fondo Burdett han lanzado una campaña global bajo el título “Nursing Now” (en español, “Enfermería Ahora”), con el objetivo de destacar el papel primordial que ocupan los profesionales de Enfermería en todo sistema sanitario, para la promoción de la salud y la prevención y tratamiento de la enfermedad.

Si bien la escasez de enfermeros es un déficit global, en la región, y sobre todo en el país, la necesidad de contar con estos profesionales es aún mayor (Shutterstock)
Si bien la escasez de enfermeros es un déficit global, en la región, y sobre todo en el país, la necesidad de contar con estos profesionales es aún mayor (Shutterstock)

Números en el país que preocupan

En Argentina, la profesión de la enfermería presenta cifras alarmantes. Con sólo 4 profesionales por cada 10.000 habitantes, nos ubicamos entre los países de América Latina con menos profesionales de Enfermería. “Esto nos obliga a pensar qué Enfermería queremos como sociedad, ya que como lo expresa la campaña global: el momento de tomar decisiones es ahora”, explicó a Infobae Dolores Latugaye, directora de la carrera de Licenciatura en Enfermería de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

Pero, ¿es sólo un problema de escasez, el que sufre la Enfermería en Argentina? “Lamentablemente, la escasa cantidad de profesionales es una realidad penosa y muy dolorosa, pero lo es aún más el reconocimiento social que tiene la profesión, que repercute directamente en las oportunidades de desarrollo de la disciplina e, indirectamente, en la salud de las personas”, enfatizó la experta.

Y agregó: “Necesitamos fortalecer esta noble profesión a través del conocimiento y la investigación. Sólo mejorando la formación de los profesionales, aspirando al máximo grado académico posible, y mediante el desarrollo de la investigación y la generación de evidencia, podremos consolidar la Enfermería y promover el trabajo interdisciplinario junto al resto del equipo de salud”.

Para la OMS, los enfermeros son un recurso humano importante para la salud (Shutterstock)
Para la OMS, los enfermeros son un recurso humano importante para la salud (Shutterstock)

Además recalcó que el proceso de acreditación de las carreras de Licenciatura en Enfermería, sienta bases sólidas en la formación de las futuras generaciones de profesionales en nuestro país. Pero es necesario, además, promover la formación de posgrado, para así generar conocimiento disciplinar. Las carreras de posgrado ofrecen una oportunidad única para el diseño y la implementación de proyectos de investigación, por lo que contribuyen directamente al desarrollo de la profesión.

Según la especialista, el aumento de las enfermedades crónicas y la extensión en la esperanza de vida requieren contar con enfermeros capacitados para el cuidado de la persona y su familia, no sólo dentro las instituciones sanitarias sino también a nivel domiciliario y en la comunidad. De este modo, la oferta de ámbitos de trabajo se multiplica exigiendo aún más profesionales para responder a una demanda en constante crecimiento.

"Hoy tenemos la oportunidad única de elevar el perfil de nuestros profesionales de Enfermería y de alcanzar los desafíos globales de salud, mediante el abordaje de 5 ejes temáticos: 1) Promover la participación de los profesionales de Enfermería en las políticas sanitarias, 2) Fomentar una mayor inversión en la fuerza laboral de Enfermería, 3) Abogar por más profesionales de Enfermería en puestos de liderazgo, 4) Fomentar las investigaciones que demuestren el impacto que tiene el rol de Enfermería y 5) Difundir las mejores prácticas basadas en evidencia", profundizó Latugaye.

La Argentina posee una de las tasas más bajas de enfermeros por habitante, con 4,24 cada 10 mil personas (Shutterstock)
La Argentina posee una de las tasas más bajas de enfermeros por habitante, con 4,24 cada 10 mil personas (Shutterstock)

Expertos de Vittal explicaron las cualidades que una enfermera o enfermero deben tener a pesar del progreso vivido en la ciencia enfermera, pasando de ocupación a profesión.

· Habilidades de comunicación

Las habilidades de comunicación sólidas son un fundamento básico para cualquier carrera. Sin embargo, para las enfermeras o enfermeros, es uno de los aspectos más importantes del trabajo. Una gran enfermera tiene excelentes habilidades de comunicación, sobre todo cuando se trata de hablar y escuchar a los pacientes.

· Estabilidad emocional

La enfermería es un trabajo estresante en la que hay que hacer frente a situaciones difíciles. La capacidad de aceptar el sufrimiento y la muerte sin dejar que afecte a su desempeño profesional es una cualidad crucial en una enfermera.

· Empatía

Las grandes enfermeras sienten una gran empatía por el dolor y el sufrimiento de los pacientes. Estas profesionales son capaces de sentir compasión por los demás y preocuparse para que estén lo más cómodos posibles.

La enfermería es un trabajo estresante en la que hay que hacer frente a situaciones difíciles
La enfermería es un trabajo estresante en la que hay que hacer frente a situaciones difíciles

· Flexibilidad

Una enfermera o un enfermero debe ser flexible en cuanto a las horas de trabajo y responsabilidades. Las enfermeras, al igual que los médicos, a menudo tienen que hacer horas extra trabajando incluso noches y fines de semana. Es algo a lo que hay que acostumbrarse.

· Atención al detalle

Cada paso en el campo de la medicina puede tener consecuencias de largo alcance en la salud del paciente. Por eso una enfermera debe prestar atención al detalle y cuidarse de no saltarse los pasos o cometer errores.

· Habilidades interpersonales

Las enfermeras o los enfermeros son el vínculo entre los médicos y sus pacientes. Así que deben tener buenas habilidades interpersonales para lidiar con ambos, equilibrando las necesidades de cada uno de ellos.

· Resistencia física

Estar de pie durante largos periodos de tiempo, mover a pacientes, trasladar material, son algunas de las tareas propias del día a día de una enfermera. Todas ellas requieren estar en buena forma.

· Habilidades para resolver problemas

Los mejores problemas son los que pueden resolverse antes incluso de que se presenten. Una enfermera debe tener las habilidades necesarias para resolverlos y, mejor aún, anticiparlos para evitar situaciones difíciles.

· Respuesta rápida

Muy a menudo, el trabajo de cuidado de la salud es simplemente tener la habilidad de la respuesta rápida a incidencias repentinas, y las enfermeras siempre han de estar preparadas para lo inesperado. Mantener la cabeza fría en una crisis es una gran cualidad.

· Respeto

La relación enfermera-paciente se basa en unos cuántos pilares básicos, uno de ellos es el respeto. La enfermera o enfermero tiene que ser respetuoso con la gente a la que atiende, pero también con el resto de sus compañeros.

SEGUÍ LEYENDO: