Cuáles son los peligros de la utilización del láser para realizar la técnica conocida como “rejuvenecimiento vaginal”
Cuáles son los peligros de la utilización del láser para realizar la técnica conocida como “rejuvenecimiento vaginal”

Por Daniela Hacker

Hace pocos días, la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos de los EEUU) advirtió sobre los peligros de la utilización del láser para realizar una técnica conocida como "rejuvenecimiento vaginal". El organismo, que integra el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, advirtió en su web que: "La FDA ha aprobado o autorizado dispositivos láser o que usan energía para el tratamiento de afecciones graves como la destrucción de tejido cervical o vaginal anormal o precanceroso, así como de condilomas (verrugas genitales). Pero la seguridad y eficacia de estos dispositivos no ha sido evaluada ni confirmada por la FDA para el 'rejuvenecimiento vaginal'".

Además de las declaraciones de salud engañosas que se hacen con respecto a estos usos, las intervenciones de "rejuvenecimiento vaginal" conllevan graves riesgos. Además, el organismo comunicó que: "Al analizar las denuncias y los artículos publicados sobre los efectos adversos, hemos encontrado un gran número de casos de quemaduras vaginales, cicatrices, dolor durante el coito y dolor recurrente o crónico. No hemos evaluado ni aprobado estos dispositivos para su uso en tales intervenciones. Por lo tanto, la verdadera magnitud de los riesgos se desconoce. Pero estos informes indican que estas intervenciones pueden causar daños graves".

Marie Fidela Paraíso es jefa de Uroginecologia en la Cleveland Clinic de Ohio, Estados Unidos. Vía mail respondió a Infobae sobre esta advertencia: "La FDA está advirtiendo que el uso marketinero del láser está por fuera de las terapias para lo que fue aprobado. El uso de los dispositivos fueron aprobados para determinados procedimientos médicos pero no para el procedimiento que se conoce como 'rejuvenecimiento vaginal'".

El uso de los dispositivos fueron aprobados para determinados procedimientos médicos pero no para el procedimiento que se conoce como ‘rejuvenecimiento vaginal’

En la Argentina, el tratamiento de rejuvenecimiento vaginal con el uso del láser es ampliamente promocionado. El médico ginecólogo Carlos Sarsotti (MN 74644), miembro de la Sociedad de Cirujanos Ginecológicos (SGS) de EEUU, explicó a Infobae que: "El término 'rejuvenecimiento vaginal' fue creado y registrado por el doctor David Mattlock. Los cirujanos que ofrecen el procedimiento con este nombre prometen que, al aplicar láser, la vagina afectada por el envejecimiento normal, vuelve a ser la misma de la juventud. También promocionan que se van los dolores, que regresa la humedad, elasticidad y que volverá el placer sexual, se ofrece mejoría de la respuesta sexual, de la capacidad orgásmica, etc.".

"Al aplicar el láser, lo primero que ocurre es que la vagina cambia sus características, cosa que esta probada por estudios con biopsias", agregó el experto. "Pero esto no es algo que se relacione de forma lineal con la respuesta sexual. Por supuesto que, si la mujer evita la vida sexual por dolor vaginal, entonces es probable que la respuesta mejore. Pero si el dolor se debe a estrechez de la entrada de la vagina, por ejemplo, esto no será mejorado por el láser y, por ende, nada de lo que se promete sucederá".

En la Argentina, el tratamiento de rejuvenecimiento vaginal con el uso del láser es ampliamente promocionado

El láser mal utilizado tiene consecuencias graves. Sarsotti lo confirmó: "Hemos visto efectos indeseables del uso inapropiado de esta tecnología. Quemaduras extensas en las vagina que han llevado a cicatrices. Esto no es culpa del dispositivo láser sino de su uso inapropiado. Pero lo que más vemos, son síntomas urinarios o vaginales en el post operatorio de estos pacientes que han sido tratados por agentes de salud no familiarizados con el manejo de estas patologías que generan mucha molestia y angustia en las mujeres al no encontrar rápidamente la respuesta adecuada para su solución. Estas mujeres culpan al láser por lo sucedido. Esto es erróneo, porque -aunque el láser puede producir algunos efectos irritativos transitorios en vejiga y vagina- el real problema es que, con cierta frecuencia, quien lo está administrando lo hace en un área con la cual no esta familiarizado".

El término ‘rejuvenecimiento vaginal’ fue creado y registrado por el doctor David Mattlock (iStock)
El término ‘rejuvenecimiento vaginal’ fue creado y registrado por el doctor David Mattlock (iStock)

¿Quién supervisa el correcto uso del láser? Sarsotti explicó a Infobae: "Las máquinas están aprobadas en la Argentina por el ANMAT. Son seguras para el uso en humanos. Ahora bien, luego cada médico la maneja en su ámbito privado. Hay médicos y técnicos de todas las ramas manejando láseres porque es una explosión su uso. No todos los dispositivos son iguales, hay de diferentes tipos y de diferentes fuentes, que funcionan en lo que se llama diferentes longitudes de onda. Esto marca -para explicarlo de manera simple- en la capacidad de interacturar con el tejido, vale decir, de cortarlo, quemarlo y penetrarlo. Algunas longitudes de onda, utilizadas en determinadas potencias para quemar o cortar, claramente no pueden ser utilizadas con el efecto de activar el colágeno vaginal. Sin dudas, con el uso incorrecto la dañarán y generarán cicatrices residuales. Hemos visto muchos agentes de salud utilizando láser que no tienen un acabado conocimiento de los principios físicos indispensables para entender la utilización de este tipo de energía".

¿Cuáles son las prácticas para las cuáles el uso del láser está recomendado? "Son muchísimas y fueron aprobadas para la utilización en diferentes áreas de la medicina", explicó el médico. "En ginecología, por ejemplo, se utiliza en la conización de cuello de útero, también para destruir lesiones precancerosas del cuello uterino, para tratar el HPV del tracto genital inferior bien sean condilomas planos o acuminados y para el liquen escleroso vulvar, entre otros".

Las máquinas están aprobadas en la Argentina por el ANMAT. Son seguras para el uso en humanos. Ahora bien, luego cada médico la maneja en su ámbito privado.

"Además, es sabido que es de gran utilidad para el tratamiento del síndrome genitourinario de la postmenopausia en los grupos de riesgo que tienen conflictos o contraindicaciones para el uso de estrógenos como las mujeres con cáncer de mama que sufren este síntoma o aquellas con antecedentes trombóticos vasculares. Es para estas mujeres una fenomenal estrategia que antes no teníamos y, para esos casos, podemos considerarla inclusive como de primera línea según lo sugiere la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS). Los pacientes deben ser convenientemente informados, para no generar falsas expectativas al ofrecer resultados mágicos, máxime cuando es una terapia cuyo costo saldrá directamente de su bolsillo", afirmó el médico integrante de la Sociedad de Cirujanos Ginecológicos de los EEUU.

¿Qué debería pasar con la advertencia de la FDA a partir de ahora? "El marketing del 'rejuvenecimiento vaginal' y otras prácticas similares relacionadas con la estética vulvar no aprobadas deberían frenar su ofrecimiento como tal hasta que los organismos pertinentes, incluida la FDA, las apruebe", concluyó Paraíso.

SEGUÍ LEYENDO