Cuáles son los hospitales públicos que realizan intervenciones quirúrgicas para la reafirmación de género (Getty)
Cuáles son los hospitales públicos que realizan intervenciones quirúrgicas para la reafirmación de género (Getty)

Por Graciela Gioberchio

Hasta hace algunos años, vivir en un cuerpo equivocado y adecuarlo al género en el que cada uno se reconoce era un deseo que tropezaba con padecimientos, miedos, obstáculos. En 2012, con la sanción de la Ley 26.743 de Identidad de Género, una nueva etapa se inició en la Argentina.

La norma pateó el tablero y se posicionó a la vanguardia a nivel mundial: las personas trans pueden cambiar su nombre, foto y sexo del DNI y acceder en el sistema de salud pública –también por obras sociales y prepagas– a tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas para cambiar de sexo y reafirmar la identidad autopercibida, sin necesidad de una autorización judicial.

La deuda no está saldada aún. Los especialistas consultados por Infobae coinciden en que para aumentar los puntos de atención en el país hace falta formar y capacitar equipos médicos especializados y, por supuesto, disponer de los fondos que permitan contar con la infraestructura y los insumos necesarios. De a poco, algunas provincias avanzan hacia esos objetivos.

Hospitales públicos que realizan cirugías de reafirmación de género

En algunos hospitales públicos se puede acceder a tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas para cambiar de sexo y reafirmar la identidad autopercibida
En algunos hospitales públicos se puede acceder a tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas para cambiar de sexo y reafirmar la identidad autopercibida

Hace unos días, el hospital Rawson de la ciudad de Córdoba reanudó el servicio que estaba suspendido desde hacía cinco años por la falta de quirófanos. En la nueva sala, un joven de 23 años fue sometido a una intervención quirúrgica parcial: una mastectomía o masculinización de tórax, es decir, la extracción de las mamas con la reconstrucción del pectoral masculino. En el Hospital Nacional de Clínicas también se habían suspendido en 2016. Ahora, los especialistas cordobeses confían en que podrán continuar con las prestaciones.

Los hospitales públicos Durand, en la Ciudad de Buenos Aires, y el Gutiérrez, en La Plata, concentran la mayor demanda del país, también de países limítrofes, para la realización de cirugías de reasignación genital o de reafirmación de género, como prefieren llamarlas los más sensibilizados con la temática.

En el Durand, pionero en la conformación de equipos multidisciplinarios de salud trans, se hace una cirugía gratuita por mes; y tres en el Gutiérrez, el centro líder en la materia donde, en 1997, se practicó la primera intervención de este tipo en el país. En La Plata, por ejemplo, hay 150 personas en lista de espera: este año recién llegan al quirófano quienes se anotaron hace tres o cuatro años. Las estimaciones a nivel nacional dan cuenta de casi 800 pacientes en espera.

En adhesión a la ley nacional, las provincias de Santa Fe, Mendoza y Neuquén también están fortaleciendo la atención integral en el sector público para personas trans, la expresión genérica que engloba a travestis, transexuales y transgéneros. Buscan aumentar la cantidad de cirugías e incluir las totales, las más complejas, que modifican los genitales: vaginoplastía y faloplastía.

Los hospitales deben contar con profesionales capacitados que puedan guiar y apoyar a la persona (Getty)
Los hospitales deben contar con profesionales capacitados que puedan guiar y apoyar a la persona (Getty)

En diálogo con Infobae, el urólogo y actual director del hospital Gutiérrez, César Fidalgo, el especialista que más ha operado en el país, celebró que se estén sumando otros centros públicos. "Nosotros venimos trabajando hace muchos años; es un camino lento y complejo. La clave es preparar y sensibilizar equipos de urólogos, cirujanos plásticos, endrocrinólogos, ginecólogos y psicólogos, porque en el área de la diversidad es fundamental entender por qué los pacientes deciden reafirmar su género".

"No es sólo aplicar una técnica quirúrgica", insistió Fidalgo. "El profesional tiene que estar convencido de lo que hace. Nuestra labor es devolverle bienestar a la persona para que lleve adelante una vida normal, más digna, que le permita insertarse socialmente", subrayó.

¿Cuántas cirugías se realizan?

"El equipo quirúrgico ya realizó 350 operaciones desde 1997. De cada dos o tres mujeres que consultan, un varón trans se realiza una cirugía", apuntó Claudia Capandegui, especialista en ginecología endocrinológica del Servicio de Urología del Gutiérrez, que registra más de 400 pacientes con tratamiento hormonal –los varones trans reciben testosterona, y estrógenos las mujeres–, fonoaudiológico y psicológico, fundamental para acompañar el proceso de cambio. Y agregó: "Cada caso tiene sus particularidades No se cambia de sexo de un día para el otro, ni todas las personas trans quieren ni necesitan una cirugía".

En el hospital Durand, el médico psiquiatra y sexólogo, Adrián Helien coordina desde 2005 el Grupo de Atención a Personas Transexuales (GAPET), integrado además por el cirujano Javier Belinky y el endocrinólogo Alberto Nagelberg. Reciben más de 250 consultas por mes y desde 2010 contabilizan 200 cirugías.

Argentina, pionero en identidad de género

Argentina es un país pionero en cuanto a identidad de género (Nicolas Stulberg)
Argentina es un país pionero en cuanto a identidad de género (Nicolas Stulberg)

"Argentina tiene una ley de avanzada a nivel mundial: despatologiza la cuestión porque ser transexual no es una enfermedad; y la desjudicializa porque no requiere la validación judicial. Se suma la atención de salud en los hospitales públicos y de las obras sociales y prepagas que integran el Programa Médico Obligatorio (PMO)", remarcó Helien a Infobae.

Señalan los entendidos en el tema que cerca de 70 países tienen leyes de identidad de género, pero para llegar a la reasignación genital antes deben contar con un diagnóstico médico y psicológico y requieren también el trámite judicial. Actualmente, en España y Uruguay se están debatiendo modificaciones en base a la ley argentina. En los países nórdicos el movimiento colectivo trans avanzó mucho en los últimos años y hoy Dinamarca, Finlandia, Suecia, Noruega, también Malta y Canadá tienen leyes similares a la argentina.

"Antes de la ley, los pacientes que consultaban para pasar por el quirófano iban de los 35 a los 45 años; ahora son mucho más jóvenes, en torno a los 18 años, y está creciendo la consulta de menores de 10 años", detalló Helien.

Los expertos del Durand y del Gutiérrez, referentes internacionales en la materia, brindan capacitación en los centros del interior del país. "El objetivo que anhelamos es generar una red nacional de atención e intercambio a través de la cual podamos comunicarnos, hacer derivaciones, capacitarnos, y así impulsar una amplia cobertura en el país", confió entusiasmado Helien y adelantó que del 2 al 6 de noviembre Buenos Aires será la sede del próximo simposio de la Asociación Mundial de Profesionales de la Salud Transexual (WPATH) auspiciado por la Sociedad Argentina de Urología (SAU).

Buscan aumentar la cantidad de intervenciones(iStock)
Buscan aumentar la cantidad de intervenciones(iStock)

En Rosario hay tres centros públicos que realizan cirugías a personas a trans. Son los hospitales del Centenario y Eva Perón donde se hacen dos vaginoplastías por mes, y el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (CEMAR) que practica implantes mamarios, al igual que en el Centenario, y juntos registran cuatro intervenciones por mes. La semana pasada se realizó, además, la primera remoción de mamas con sustancias industriales peligrosas para la salud, como silicona líquida o aceite para aviones.

Esteban Paulón, subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de la Provincia de Santa Fe y vicepresidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (LGBT) señaló a Infobae que desde 2012 en los tres centros rosarinos se colocaron más de 40 implantes mamarios y desde 2014 se realizaron 30 vaginoplastías. Y anunció que en los próximos meses se llevará a cabo la primera faloplastía.

Además, informó que, a partir de una resolución del año pasado, los ministerios de Salud y Desarrollo Social de la provincia brindan a los santafesinos –con dos años de residencia en la provincia– los traslados y hospedajes necesarios para acceder a la atención de los hospitales de Rosario. Y como la mayor demanda es de implantes mamarios, Desarrollo Social compró 20 pares de prótesis que se terminarán de colocar en abril, a un ritmo de 3 por semana.

Aumentar la cantidad de intervenciones, un objetivo a corto plazo

"A futuro nuestro objetivo es constituir, en uno de los hospitales de Rosario, una unidad equipada con quirófano y terapia dedicada exclusivamente a la atención de identidad de género, aumentar la cantidad de cirugías y brindar capacitación teórica y práctica a especialistas de todo el país", detalló Paulón.

En Mendoza también tienen intenciones de incrementar la cantidad de intervenciones. Germán Gregorio Morassutti, psicólogo y sexólogo a cargo del Programa de Salud Sexual y reproductiva del Hospital Central, indicó a Infobae que actualmente tienen 100 personas trans bajo tratamiento hormonal, incluidos dos que están alojadas en penales, y que desde el año pasado realizaron 12 cirugías de masculinización de pecho, tres colocaciones de implantes mamarios y dos extracciones testiculares, la primera etapa de la faloplastía.

En tanto, en el hospital Castro Rendon de Neuquén, donde brindan tratamientos hormonales y en el último año se hicieron cuatro cirugías de masculinización de tórax, están reorganizando los turnos del quirófano para empezar a hacer operaciones de reasignación genital, según contaron a Infobae las endocrinólogas del servicio Amalia Giglioni y Daniela Boccazzi.

Las cirugías gratuitas son una ventaja para las personas trans sin obra social ni recursos. "Pero aún en el país hay puntos de atención limitados que plantean obstáculos por las distancias, la situación económica y la falta de acceso a la información. Lo consideramos un déficit", reclamó Valeria Pavan, psicóloga y vicepresidenta del área de Salud de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), donde coordina el Programa de Acompañamiento Integral para Personas Trans, Familias y Escuelas.

"En cuanto a las obras sociales y las prepagas –agregó Pavan– nuestra experiencia nos demuestra que las autorizaciones, sobre todo para las cirugías, se consiguen después de discutir con la intervención de nuestros abogados. Básicamente están cumpliendo, pero no sin obstáculos".

SEGUÍ LEYENDO