(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

El centro de la Ciudad de Buenos Aires tenía este jueves una mañana agitada, con calles afectadas y demoras en el tránsito, a raíz de la presencia de actos y movilizaciones de organizaciones sociales y concentraciones frente a supermercados en reclamo de alimentos.

Desde las 11, un conjunto de organizaciones políticas y sociales se movilizaron por las calles Pavón y Entre Ríos, frente al ministerio de Desarrollo Social porteño, para exigir un “aumento urgente” de los ingresos que perciben los trabajadores cooperativistas y el pago de una deuda salarial que está pendiente desde el mes de enero.

“En este contexto social y económico, vemos con gran preocupación la demora en la prórroga de los convenios de trabajo para este año 2020, debido a la consecuente demora del pago de enero, teniendo en cuenta que ya está finalizando el mes de febrero", señaló un comunicado de los convocantes a la movilización. “Esta situación tiene un impacto profundo, ya que nuestros ingresos son destinados principalmente al consumo para satisfacer las necesidades básicas más elementales de nuestras familias y dada la situación económica no nos permite llegar a fin de mes”.

“Exigimos al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires una urgente recomposición de ingresos del 30% correspondiente al año 2019, para compensar lo perdido y el adelanto del nuevo convenio. En la Ciudad más rica del país no podemos resignarnos a trabajar en condiciones de tal precariedad”, indicaron los voceros a través del escrito.

Los manifestantes, además, reclamaron la “reapertura de los programas de trabajo que fueron cerrados por la gestión del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, así como la igualación de los convenios para todas las cooperativas”.

“Denunciamos que el gobierno porteño ha incumplido los acuerdos con los comedores y merenderos: tanto de mercadería a granel como los asistidos con raciones para dichos grupos comunitarios", plantearon. “Esta ausencia del Estado agrava notablemente nuestras condiciones de vida por lo cual el reclamo de actualización que estamos reclamando es de imponente urgencia”, concluyó el comunicado firmado por Barrios de Pie, el Movimiento Evita, Corriente Clasista y Combativa, Frente Popular Darío Santillán (FPDS), Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), CTA Autónoma Capital, Frente Popular Venceremos, Movimiento Octubres, La Poderosa, entre otras.

Antes, la organización Barrios de Pie concentró en la puerta de dos supermercados, en protesta por el “aumento sostenido de los precios” de los alimentos. Con la consigna “Por más control a los precios”, los militantes se reunieron desde las diez frente al supermercado COTO de Plaza Constitución y luego se dirigieron por la avenida 9 de Julio hasta Rivadavia, frente al Carrefour ubicado en esa esquina.

Es preocupante el aumento sostenido en los precios de los alimentos. Existe una relación directa entre esos aumentos y el crecimiento de la pobreza”, señaló a través de un comunicado comunicado Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie.

Contra la reforma jubilatoria

Por su lado, el gremio de empleados judiciales que lidera Julio Piumato realizó un cese de tareas nacional, también desde las diez de la mañana, para movilizarse al Palacio de Tribunales en reclamo de una “jubilación judicial igualitaria” y en rechazo del proyecto oficial para la actividad que se tratará hoy en el Congreso por el impulso del presidente Alberto Fernández.

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) presentó un proyecto de reforma propio a través del diputado nacional José Luis Ramón. Ayer, Julio Piumato fue uno de los expositores del plenario en el Congreso que trató los regímenes jubilatorios considerados “de privilegio” y precisó que los beneficiarios del Poder Judicial de la Nación son actualmente 3.800.

“Si aportaran todos los agentes judiciales, serían 30.500 solamente de la Justicia Federal y de los ministerios públicos”, detalló al agregar que como el ingreso al Poder Judicial se produce entre los 18 y 25 años, “ese 4% más del aporte originario lo harían durante 40 o 45 años, por lo menos. Sería una masa que no solo le daría sustentabilidad al régimen, sino que sería superavitario”, dijo al defender su proyecto que lleva la firma del legislador Ramón.

Nuestro proyecto es más equitativo y comprende a todo el personal judicial, con el 82% movil y es mucho más sustentable”, señaló el representante del personal judicial. “En apoyo a la independencia del poder judicial y a una jubilación justa, nos movilizamos hoy al Palacio de Justicia”, agregó.

Seguí leyendo: