El ex senador nacional Miguel Ángel Pichetto (Maximiliano Luna)
El ex senador nacional Miguel Ángel Pichetto (Maximiliano Luna)

El ex candidato a vicepresidente y compañero de fórmula de Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto, se refirió este domingo a la posibilidad de ser candidato en las elecciones legislativas del 2001 por Juntos por el Cambio, la fuerza que integra desde el año pasado. “No tengo idea. Vivo día a día. Me levanto a la mañana, digo “estoy vivo” y sigo. A mi edad también la gente se muere", afirmó.

“Tengo una mirada siempre positiva y optimista. Puede ser. No lo sé”, respondió el ex legislador, de 69 años. En esa línea advirtió: “Lo que sí me interesa es seguir participando de la discusión de las ideas en Argentina”.

Pichetto recalcó que Mauricio Macri tiene “un liderazgo elaborado en la sociedad” y que eso “no se puede negar”. “No se trata de construcciones intelectuales, es realismo político”, expresó, al tiempo que marcó que eso “no tiene nada que ver con la definición de las candidaturas presidenciales para el 2023, para las que falta una eternidad".

La reunión de la mesa chica del PRO de la que participó Miguel Pichetto
La reunión de la mesa chica del PRO de la que participó Miguel Pichetto

El ex senador reveló que formó parte de una reunión con la mesa chica del PRO en la que la idea común que se discutió fue “la necesidad de no dividirse en la oposición y de no tener fisuras”. Además, dijo que en Juntos por el Cambio tiene el desafío de mejorar las condiciones democráticas de la coalición. “Hay que salir del modo gobierno donde el Presidente tiene un poder superior y acomodarse a un lugar en el llano, donde está la necesidad de discutir las ideas con los socios”, precisó.

En esa misma reunión, según contó Pichetto, Macri mostró su preocupación por el proceso de renegociación de la deuda que está llevando adelante el gobierno de Alberto Fernández y dijo que es importante que Argentina evite el default porque “se podrían vivir situaciones mucho más dramáticas que las que vive hoy la economía del país” y porque dejar de pagar la deuda significaría “el aislamiento del país”.

En esa línea, aseguró que la deuda externa “no nació con Macri” sino que es parte de “un proceso de acumulación que empieza en la dictadura militar de Videla y crece de manera desproporcionada". Según el ex senador los gobiernos democráticos posteriores a la dictadura militar “no pudieron resolver del todo la demanda social de mayor igualdad, derecho, educación gratuita, y eso tiene un costo fiscal que se resuelve por la vía de la inflación y la emisión, o por la vía del endeudamiento".

Miguel Pichetto junto a Mauricio Macri en unbo de los últimos actos de campaña de 2019 (REUTERS/Agustin Marcarian)
Miguel Pichetto junto a Mauricio Macri en unbo de los últimos actos de campaña de 2019 (REUTERS/Agustin Marcarian)

“El gobierno de Macri tuvo que enfrentar el pago a los holdouts e incorporó una deuda de 80 mil millones en 4 años, que es más o menos parecido al monto de los 12 años de kirchnerismo”, sostuvo. Luego, consultado en una entrevista con radio 10, afirmó: “La deuda es un problema del Estado. No es un problema del último gobierno o del anterior. Es un proceso de acumulación que no pudimos resolver porque nunca enfrentamos los problemas de fondo del país”.

Pichetto advirtió que “no se puede vivir con déficit fiscal permanente” y que se debe emprender “un proceso ligado al crecimiento y el desarrollo que pueda generar recursos”. También aseguró que “no se puede sostener un sistema de solidaridad social regalando planes y vales” porque “eso no tiene destino”. “Lo único que hace es consolidar la estructura de la pobreza en Argentina”, afirmó.

Seguí leyendo