Jorge Faurie durante la misa celebrada en Luján el pasado domingo (Gustavo Gavotti)
Jorge Faurie durante la misa celebrada en Luján el pasado domingo (Gustavo Gavotti)

El último viernes, el entonces presidente electo Alberto Fernández le envió una carta al canciller Jorge Faurie en la cual le exigió que “con efecto inmediato” suspenda las recientes designaciones y desplazamientos de funcionarios en Embajadas, Representaciones y Consulados.

“He tomado conocimiento de que se han adoptado recientemente medidas que conllevan el desplazamiento de funcionarios del Servicio Exterior, incluyendo algunos que tienen por objeto hacerse cargo de Jefaturas de Misión en Embajadas, Representaciones y Consulados de la República”, le planteó el líder del Frente de Todos. Además, argumentó que medidas que ya fueron tomadas “generan condicionamientos a la gestión futura y serán revisadas”.

Durante el fin de semana Faurie le respondió a Fernández en una carta que ahora cobró estado público. “Los traslados fueron hechos dentro de las atribuciones que me caben como Ministro de esta Cartera pero atendiéndome en ello a los procedimientos y prácticas de esta cancillería”, indicó. Luego, le dijo al nuevo mandatario que “el Servicio Exterior conlleva que periódicamente se realice la sustitución de diplomáticos destinados en el exterior, reemplazados por otros que luego de cumplir tiempo de permanencia en el país son transferidos”.

Alberto Fernández, sonriente con la banda presidencial tras la jura
Alberto Fernández, sonriente con la banda presidencial tras la jura

El ahora ex canciller sostuvo que “los traslados decididos en los últimos meses fueron reducidos respecto de años precedentes, en parte por las reducciones presupuestarias existentes, pero también en función de la oportunidad, al tratarse de la última parte de la gestión”. Además, aseguró que se hicieron cerca de 50 traslados y que 22 de ellos corresponde a los de diplomáticos de rangos inferiores de la carrera.

Faurie puntualizó que a nivel de Jefaturas de Misión “lo decidido en estos traslados involucran 2 correspondientes a Embajadas bilaterales (Países Bajos y Austria-OIEA), 2 titularidades de Representaciones ante Organismos Internacionales (FAO y OEA) y las de 5 Consulados Generales”, que son los de Nueva York, Milán, Madrid, Toronto y Hong Kong.

El canciller durante el gobierno de Cambiemos explicó en detalle los cambios con el fin de argumentar su posición con respecto a las críticas del nuevo jefe de Estado.

Por último, indicó que “casi la totalidad de los traslados dispuestos” se efectuarán entre febrero y marzo del próximo año, y que dos de los que tenían que cumplirse esta semana, fueron suspendidos a la espera de las decisiones de la nueva cancillería.

Seguí leyendo