Walter Grenón, el principal aportante de la campaña del Frente de Todos
Walter Grenón, el principal aportante de la campaña del Frente de Todos

Los principales aportantes de Alberto Fernández en las PASO fueron particulares. El candidato presidencial del Frente de Todos recaudó $76 millones, de los cuales $ 36 millones fueron aportes privados y el resto tiene como origen un desembolso extraordinario ejecutado por el Estado Nacional a las agrupaciones políticas.

El mayor benefactor fue el financista Walter Roberto Grenón, quien contribuyó con $ 1.814.000 para el candidato del Frente de Todos. No fue su única donación. La misma cifra aportó a través de otras dos de sus empresas: la financiera Nexfin y la inmobiliaria Arroyo Abajay SA. 

En total, en apoyo a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, Grenón donó en forma individual y con sus empresas $ 5.442.000. Si los tres aportes hubieran sido hechos por Grenón, la cifra hubiera superado en más de $800.000 el monto máximo de aporte permitido a una persona física o jurídica para la campaña presidencial en las PASO.

Los montos surgen del informe de rendición de ingresos y gastos de campaña en las Primarias del mes pasado, presentado por el Frente de Todos ante la Justicia Electoral, que debe controlar su legalidad. Infobae se comunicó por teléfono con Grenón, y el empresario ratificó el monto de los tres aportes. Si bien primero solo "recordó" el que hizo a título individual, luego confirmó los de sus otras dos empresas.

Sin embargo, ninguno de ellos fue declarado en el registro on line de aportes privados de la Cámara Nacional Electoral, como establece la nueva ley de financiamiento de partidos políticos.

Dueño de Red Mutual que opera en siete provincias argentinas, Grenón se dedica a los préstamos a través de mutuales. Con la anuencia de sus siete gobernadores, consiguió el manejo de los códigos de descuento, créditos que se debitan directamente de los recibos de sueldo de los empleados provinciales.

De origen santafesino, expandió sus negocios en la provincia de Entre Ríos y actualmente vive en la Ciudad de Buenos Aires. A principios 2014, compró el ex MBA Lazard Banco de Inversiones SA, al que rebautizó Banco Voii SA, y que se convirtió en una de sus principales empresas.

Walter Grenón compró el rebautizado Banco Voii en 2014 para expandir sus negocios.
Walter Grenón compró el rebautizado Banco Voii en 2014 para expandir sus negocios.

En 2010, con el aval del entonces gobernador, Sergio Urribarri, Grenón compró el 60% de las acciones de El Diario de la ciudad entrerriana de Paraná, el tradicional matutino de la familia Etchevehere. Dos años después, por desavenencias con el manejo editorial que quería imponer el urribarrismo, se lo vendió a otro hombre vinculado al oficialismo entrerriano, Ramiro Nieto.

Grenón fue involucrado por el ex senador de Cambiemos Raymundo Kisser en "maniobras de vaciamiento" y "endeudamiento" de la tarjeta de crédito provincial Sidecreer durante la gestión de Urribarri, a partir de negocios con su entonces titular Juan José Canosa, quien fue denunciado en la Justicia entrerriana, y terminó condenado.

El principal aportante de la campaña de Fernández estuvo muy cerca de quedarse con Sidecreer en una licitación cuestionada por "estar hecha a su medida", aunque luego el gobernador Gustavo Bordet dio marcha atrás con su privatización.

En junio del 2015, el entonces fiscal antilavado Carlos Gonella denunció penalmente a Grenón como partícipe de una presunta maniobra de evasión tributaria, a través de la Asociación Mutual Unión Solidaria (AMUS), perpetrada por el Grupo Etchevehere integrado, entre otros socios, por Luis Miguel Etchevehere, entonces presidente de la Sociedad Rural Argentina y hoy ministro de Agroindustria de la Nación.

La causa – en la que se le pidió un informe a la AFIP-, sigue abierta en el Juzgado Federal de Paraná, a cargo del juez Pablo Seró que subroga a Leandro Ríos en este expediente, aunque no hubo aún citaciones a indagatoria. Desde el Juzgado pidieron al organismo fiscal ampliar la información brindada.

Quiénes son los otros aportantes particulares

El segundo mayor aportante particular de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner fue Tomás Ise Figueroa, quien donó $ 1.778.400. Oriundo de Santiago del Estero, Figueroa tiene un estudio como abogado y es empleado planta permanente del Senado con la categoría más alta. Actualmente se desempeña como asesor de la senadora chaqueña del Frente para la Victoria María Inés Pilatti Vergara.

Ante la consulta de Infobae, Figueroa ratificó el aporte que hizo para el candidato del Frente de Todos: "No soy candidato a nada y no tengo ninguna empresa que tenga vínculo con alguna repartición pública. Lo hice porque apuesto a que haya un cambio de Gobierno. En su momento lo voté a Macri pero no ha sabido manejarse políticamente", explicó.

En tercer lugar en el ranking de contribuyentes particulares aparece Sergio Dobrusin. Ex ministro de Turismo de Misiones, hizo una transferencia bancaria para impulsar la fórmula del Frente de Todos por $ 990.000. Al dejar la función pública a fines de 2015, este arquitecto fundó la consultora especializada en desarrollos inmobiliarios Door SRL.

Con aportes de $ 900.000, se ubican varios donantes de la provincia de Tucumán, cuyo gobernador, Juan Manzur, tras renegar del kirchnerismo, se convirtió en un fuerte aliado de Fernández. Quizás por ese flujo de fondos desde Tucumán, el candidato del Frente de Todos lo haya subido al escenario la noche de su contundente triunfo en las PASO.

Una de ellos es Jessica Sofía Soria, una joven de 30 años que figura como empleada del gobierno provincial. Es, a su vez, gerente de la firma Transporte Sorianas SRL, la empresa familiar de la cual es socia con su hermana menor, Janette Stefania Soria, quien también aportó otros $ 900.000 para la campaña de Fernández.

Alberto Fernández en una reciente visita a Tucumán, con el gobernador Manzur a su lado.
Alberto Fernández en una reciente visita a Tucumán, con el gobernador Manzur a su lado.

El mismo monto donaron otros dos tucumanos en apoyo de la fórmula del Frente de Todos, según declaró esta agrupación en la Justicia. Uno fue Moisés Sleiman, ya jubilado, vinculado a la Unión Cañeros Independientes de Tucumán, una organización muy ligada al Gobierno provincial. En diálogo telefónico con Infobae, también ratificó su aporte, recordó su origen peronista y destacó que es productor de caña de azúcar.

El otro que puso $ 900.000 es Mario Koltan, presidente de la prepaga Cobertura de Salud SA y funcionario durante la gestión del ex gobernador tucumano José Alperovich. Se presentó como legislador provincial en las elecciones de junio pasado, en su tercer intento, pero no entró.

Diego Leonardo Segovia, socio de la empresa bonaerense Alimentos Tranto SRL, dedicada a la comercialización de especies y condimentos, contribuyó a la campaña de Fernández con $ 800.000. Este aporte contrasta con su situación crediticia. Según la Central de Deudores del Banco Central, Segovia está catalogado "con alto riesgo de insolvencia", categoría 4. En los últimos doce meses acumula 66 cheques rechazados de su cuenta personal por $ 1.827.531 y otros 5 de su empresa, por $ 360.773. Infobae trató de localizarlo, pero el teléfono que figura en Internet de su empresa está fuera de servicio.

Por su parte, el empresario santiagueño Franco Salvador Lautieri, dueño de la empresa de venta de combustibles Raimon SRL, hizo lo mismo, pero con $ 380.000.

El misterio del panadero tucumano

Un caso particular es el del dueño de la cadena tucumana de panaderías que lleva su nombre, Pablo Albertus. Este conocido empresario de esa provincia ligado al oficialismo y al PJ, aparece en el informe que el Frente de Todos presentó a la Justicia con dos donaciones por $ 300.000 en total.

Sin embargo, en el registro público on line de aportes privados de la Cámara Nacional Electoral figura que Albertus aportó $ 1.708.840 para la campaña presidencial de Alberto Fernández en las PASO. En esta plataforma web son los propios particulares los que deben declarar sus aportes a las campañas electorales de las distintas fuerzas.

Proveniente de una familia con tradición panadera, y actual presidente del Centro de Industriales Panaderos de Tucumán, Albertus estuvo la semana pasada reunido con Manzur para hablar por la crisis del sector. Quien lo acercó al gobernador fue el ex diputado nacional y actual legislador provincial electo Gerónimo Vargas Aignasse, a su vez aportante de la campaña del Frente de Todos con $ 50.000.

Albertus estuvo  la semana pasada con Manzur, junto a otros panaderos.

Cuando el nombre de Pablo Javier Albertus apareció en la web de la Cámara Electoral, su hermano Daniel Omar, dueño de "Panificación Albertus", sacó un comunicado público desligándose del accionar de Pablo en apoyo al Frente de Todos.

Infobae se comunicó telefónicamente con Albertus, quien dijo que no iba a opinar al respecto. "No te puedo responder. Es un tema privado. Si es un registro público, será lo que dice ahí", se limitó a contestar.

Consultado sobre esta inconsistencia entre lo informado ante la Justicia y el registro público, el apoderado del Frente de Todos, Jorge Landau, ratificó que "al momento del cierre de la campaña, el aportante hizo dos contribuciones: una de $250.000 y otra de $50.000 y es lo que está reflejado en el estado contable".

Las contribuciones empresarias

Las donaciones de empresas para la campaña de Fernández en las PASO fueron muy inferiores a las de la campaña de Macri-Miguel Pichetto. Totalizaron $ 10.873.242, un 30% del total de los ingresos privados informados por el Frente de Todos, contra el 80% que declaró Juntos por el Cambio de aportes empresarios.

En el ranking de donantes, luego de las dos empresas de Walter Grenón que aportaron $ 1.814.000 cada una, aparece El Tata SRL, una firma tucumana de transporte, que hizo dos aportes por  $ 1.444.000 en total.

Entre las contribuciones empresarias en favor de la fórmula de los Fernández se destacan, nuevamente, varias de esa provincia norteña. Avila Construcciones SRL, con $ 1.435.242; la productora televisiva Compañía de Señales IP SA, con $ 600.000; y la proveedora de acceso a Internet Providers SA, con $525.000.

Otra aportante de Fernández Es la aseguradora porteña Edificar Seguros, que aportó $ 500.000.  Está vinculada al titular del gremio de los porteros, Víctor Santa María. La ley de financiamiento de partidos político prohíbe los aportes de sindicatos.

Empresas "donantes" no consignadas

Hay varias empresas que, según corroboró Infobae, figuran como declarantes de donaciones a la campaña presidencial del Frente de Todos en el registro público web de la Cámara Electoral, y sin embargo, no aparecen en el informe presentado por la alianza opositora a la Justicia.

Una de ellas es Aluar, la única empresa productora de aluminio primario en Argentina y una de las mayores en Sudamérica, que figura en la web de la CNE con un aporte de $ 900.000, informado el 2 de septiembre. La firma de Javier Santiago Madanes Quintanilla es también aportante de Macri, aunque en el caso del actual Presidente, fue mucho más generosa: aportó 4,5 millones.

La firma tucumana Los Mellizos Panificados SRL declaró haber donado también una cifra similar, $ 856.000, pero no el aporte no está consignado en el archivo presentado ante la Justicia por la alianza opositora.

Código Publicidad S.A, una productora de espectáculos y actividades teatrales con oficinas en el barrio porteño de Palermo, informó una donación de $600.000, pero no aparece en el informe del Frente de Todos.

Ante la consulta de Infobae, el apoderado del frente de Todos señaló que "muy posiblemente esos aportes fueron posteriores al cierre de la campaña y por eso no fueron reflejados por los contadores en el informe".

Si bien el registro público consigna la fecha en que se declara el aporte -que no es necesariamente la del día en que se hizo la transferencia bancaria o el depósito. Código Publicidad informó su aporte el 1 de agosto, diez días antes de las PASO, y de hecho fue la primera empresa que informó su aporte a la campaña presidencial del Frente de Todos en el registro público de aportes en la web de la Cámara Electoral.

Los Mellizos Panificados, en tanto, lo hizo el 10 de ese mes, el día anterior. En el caso de Aluar, en cambio, su aporte fue informado recién el 2 de septiembre.

Desde la Cámara Electoral explicaron a este medio que "podría ser que el aportante haya seleccionado mal el destino del aporte a la hora de declararlo. Y por ejemplo, destinarlo a la PASO en la Provincia de Buenos Aires, cuando en realidad quería que fuera para la campaña presidencial".

Sin embargo, fuentes del máximo tribunal electoral del país informaron a Infobae "no tener ninguna rectificación pendiente solicitada por el Frente de Todos, por error del declarante".

Los gastos de la campaña

 

La campaña que llevó a la fórmula de los Fernández a arañar el 50 % de los votos en las PASO del 11 de agosto, insumió gastos por $ 73 millones, $ 2,4 millones menos que los casi $ 76 recaudados, según informó el Frente de Todos ante la Justicia Electoral.

Este monto fue muy inferior -el 42 %- de la cifra declarada por Juntos por el Cambio en la campaña de las PASO por la reelección de Macri. La alianza oficialista informó haber gastado $ 181 millones, exactamente la misma cifra que declaró como ingresos.

El principal "gasto operativo" de la campaña fue la impresión de boletas, que le insumió a equipo de campaña de Fernández $19 millones, en tanto que a la publicidad electoral le destinó, en total, $ 49 millones.

Dentro de este rubro, el monto de dinero más grande fue para los spots publicitarios, $ 13 millones, para los cuales el Frente de Todos contrató a Oruga Films, co-productora de la miniserie que buscaba contar la versión K sobre Papel Prensa, "El Pacto", investigada por la Justicia por el manejo de los fondos para su realización. En esa causa, terminaron imputadas en 2017 la esposa de Julio De Vido, Alessandra Minnicelli, y Marta Cascales, la mujer de Guillermo Moreno.

Para los afiches publicitarios en la vía pública, el Frente de Todos destinó casi $ 11 millones, y otros $5,2 millones para folletería electoral.

La publicidad electoral en redes sociales del principal candidato opositor le implicó un gasto de $ 10 millones. La cifra contrasta con los $ 66 millones que el equipo de Macri destinó a su herramienta favorita del oficialismo para llegar a sus potenciales votantes, en la campaña presidencial de las PASO.

La organización de los actos proselitistas encabezados por Fernández – la modalidad más elegida por el jefe de Gabinete de Cristina Kirchner para su campaña- se llevó otros $ 5,6 millones, que se sumaron a $ 1,3 millones de gastos en movilidad y viáticos.

En publicidad en sitios periodísticos digitales nacionales y provinciales el equipo de Fernández declaró haber gastado $ 4,2 millones, y en encuestas de opinión, una herramienta que el candidato no suele tener muy en cuenta, $1.150.000.

Llamativamente, el Frente de Todos no informó erogaciones en honorarios de sus asesores de campaña, ni en propaganda en Internet para instalar a a fórmula presidencial antes de las PASO.

En publicidad en la web, en cambio, su principal contrincante de Juntos por el Cambio desembolsó más de $11 millones.

¿Cómo se procesó la información?

Recién ayer lunes , el sitio del Poder Judicial de la Nación publicó, en la sección de la Justicia Nacional Electoral, el informe de financiamiento de campaña del Frente de Todos, correspondientes a las PASO de agosto pasado. Si desea visualizar el documento original de Frente de Todos, PASO Presidencial, Orden Nacional, Distrito CABA, haga click aquí.

Para procesar la información se procedió a la conversión del PDF en hojas de cálculo. Para ello utilizamos la herramienta Tabula.

Compartimos la información en formato abierto. Aquí los datos de ejecución del gasto.

En este otro enlace, la contribución de empresas (ordenado el aporte de mayor gasto al menor).

Y en esta última hoja de cálculo, la contribución de personas físicas.

Todas las hojas de cálculo y el PDF original se encuentran disponibles para la descarga.

Seguí leyendo: